Euroliga 27ª Jornada

El Barça sufre pero alarga su racha a ocho triunfos

27ª jornada el conjunto culé tuvo que sudar hasta el final y vivir de la mejor versión de Abrines para superar a los de Aíto García Reneses

05.03.2020 | 01:58
Higgins avanza hacia canasta ante el marcaje de Cavanaugh, ayer en Berlín. Foto: Omer Messinger

Alba Berlin80

Barcelona84

ALBA BERLIN Hermannsson (17), Giffey (8), Eriksson (11), Thiemann (5) y Sikma (10) --cinco inicial--; Delow (-), Mattisseck (6), Ogbe (4), Cavanaugh (7), Nnoko (12).

BARCELONA Hanga (5), Higgins (13), Claver (-), Mirotic (14) y Tomic (5) --cinco inicial--; Davies (4), Ribas (-), Oriola (1), Abrines (17), Delaney (16), Kuric (9).

Parciales 18-27, 28-11, 16-28 y 18-18.

Árbitros Paternico, Trawicki y Peerandi.

Pabellón Mercedes-Benz Arena, ante 8.797 espectadores.

BERLÍN – En un partido con muchas alternativas y poco vistoso, el Barça sumó su octava victoria consecutiva en el triunfo ante el Alba de Berlín (80-84) con un gran Alex Abrines, que iluminó el juego de su equipo.

El mallorquín, con 17 puntos en 20 minutos, fue el que le dio aire a su equipo en un encuentro que fue una montaña rusa, ya que el Barça ganaba por nueve al término del primer cuarto, perdía por ocho en el descanso y equilibró en el tercer cuarto.

Junto con Abrines destacaron Delaney (16, 4 triples), Mirotic (14), que hoy estuvo muy errático, y Higgins (13). A los azulgrana se les atragantó la intensidad del equipo de Aito García Reneses, que nunca se rindió y vendió cara su derrota.

Todo lo bueno que el equipo de Pesic mostró en el primer cuarto lo empeoró, y con creces, en el segundo. Iba como la seda el partido para los barcelonistas, que dominaban todas las facetas del juego, la pintura y el perímetro, y también las estadísticas.

El Alba se adelantó en la primera canasta por medio de Hermannsson, pero fue a remolque a partir de entonces. Fue aumentando poco a poco su ventaja el Barça frente al voluntarioso equipo de Aito García Reneses y el partido al término del primer cuarto parecía no tener buena pinta para los berlineses.

Los azulgrana, con un gran Delaney, llegaron a dominar por nueve puntos (18-27). El único pero fueron las dos faltas que acumularon Abrines y Claver, que prácticamente ya no jugó mucho más.

La salida del Alba en el segundo cuarto fue explosiva. El joven Mattissek en la dirección, Nnoko en la pintura y el trabajo coral defensivo permitió a los alemanes equilibrar el partido en tres minutos (30-30), tras un parcial 12-3, después de una serie de pérdidas de los catalanes.

La igualdad se mantuvo hasta el minuto 15 (34-33), pero en la recta final, el Alba le puso una marcha más y el Barça, que recuperó a Higgins y Mirotic, no encontraba soluciones.

Estaba el Barça desconocido, Sikma y Hermannsson anotaban con facilidad, pero los de Pesic se sustentaban en Mirotic que anotó todos sus puntos hasta entonces (8) desde el tiro libre.

En los dos últimos minutos (2.04), los berlineses hicieron saltar la banca con un parcial 7-0 para un 46-38 en el descanso. En diez minutos, el Alba se había impuesto por 28-11.

En el principio del tercer cuarto, un triple de Eriksson le dio la máxima ventaja a su equipo (53-42), pero a partir de entonces entre Higgins y Abrines se encargaron de ir recortando poco a poco la diferencia.

Un parcial de 0-11, de 55-47 a 55-58 metió al Barça en el partido, pero el Alba siguió creyendo en la victoria. Eriksson metió otro triple, contestado por Delaney sobre la bocina (62-66).

El cuarto final fue un cara y cruz, con continuas igualadas en el marcador y diferencias mínimas a favor de unos y otros. Se rompió el partido con cinco puntos consecutivos de los azulgrana (una canasta de Abrines y un triple de Delaney) que puso el 77-81 a falta de 1:30 para el final.

Anotó Hermansson (79-81), fallaron Higgins y Nnoko, Tomic erró un tiro libre (79-82) y Sikma, otro (80-82) hasta que Kuric decidió a nueve segundos del final (80-84) y el Alba ya no tuvo capacidad de respuesta.

El triunfo afianza al Barça en la parte alta de la clasificación tras sumar su decimotercera victoria en catorce partidos. Los berlineses han perdido los últimos cinco encuentros disputados en casa.

Destacado. En otros partidos de la jornada, el Fenerbahce logró una angustiosa victoria ante el Estrella Roja en un partido malo de solemnidad por parte de los turcos, que no pudieron contar con Sloukas ni Nunnally por lesión. El mejor en el cuadro dirigido por Obradovic fue Williams con 19 de valoración (9 puntos y 7 rebotes). En Tel Aviv, el Maccabi también resolvió favorablemente otro final a cara o cruz ante un Anadolu Efes que ve cómo Real Madrid y Barcelona reducen su desventaja en la pelea por el liderato. Larkin falló el triple decisivo después de que Wilbekin anotara dos tiros libres decisivos.

ganan fenerbahce y maccabi

otros partidos