La Azoka abre el lunes la cita previa para una edición con un millar de novedades

Cada visitante podrá reservar cuatro plazas debido a las medidas derivadas de la alta incidencia de covid en Durango

26.11.2021 | 01:05
Izaskun Ellakuriaga, Diana Franco, Arantza Arrazola, Johana Olabarria, Marina Agirre, Beñat Gaztelurrutia y Oihane Agirre, ayer, en la Escuela de Música. Foto: Borja Guerrero

Durango – La inscripción previa para acceder a Durangoko Azoka, ya sea para entrar al pabellón de Landako o a la sala de conciertos Plateruena, podrá formalizarse a partir del lunes. Gerediaga Elkartea, promotora de la feria que tendrá lugar del 4 al 8 de diciembre, concretó ayer que cada persona podrá reservar un máximo de cuatro entradas. La organización se ha visto obligada a cambiar el planteamiento inicial de la entrada libre debido a la elevada incidencia del municipio, en el que según los últimos datos de ayer se han registrado 829 positivos por cada 100.000 habitantes. Al margen de ello, aunque condicionada por estrictas medidas seguridad, la Azoka presentará al público 990 novedades en 219 estands en una edición en la que retoman la tienda on line tras el éxito de 2020.

"El año pasado la situación fue muy traumática, había cierres perimetrales, aforos muy reducidos... Teniendo en cuenta que ahora estamos haciendo una vida prácticamente normal no concebíamos que no hubiera Azoka presencial", reflejó Beñat Gaztelurrutia, gerente de Gerediaga Elkartea, quien admitió que este año el reto es enorme ya que van a organizar dos ferias en una al dar seguimiento a la tienda digital, que comenzará un día antes y finalizará también un día antes que la Azoka presencial. De hecho, la organización deberá trabajar también de noche, que es cuando se prepararán los pedidos on line. Asimismo, todo la programación podrá seguirse a través de dos canales de streaming en los que se dará cuenta de lo que ocurre en Areto Nagusia y en Plateruena para aquellos que no tengan opción de acercarse a hasta el municipio vizcaíno esos días.

"La salud es algo que nos preocupaba desde que se decidió hacer la Azoka. Hoy la situación es peor que hace mes y medio, pero bastante mejor que cuando se decidió que habría Azoka", consideró Gaztelurrutia. La complicada coyuntura sanitaria que ha llevado al Gobierno vasco a tomar medidas para atajar la propagación del virus es la que ha condicionado la organización de la feria. En apenas tres días, la incidencia ha subido en Durango de los 685 casos a los 828 por cada 100.000 habitantes, mientras el índice de reproducción del virus está en 1,63, lo apunta a que la tasa de contagio podría seguir aumentando en los próximos días. Ante esta posibilidad, el gerente de Gerediaga afirmó que están preparados a adaptarse a lo que fuera necesario y, en cualquier caso, instó a los visitantes a que tengan un comportamiento responsable más allá del recinto ferial.

Por de pronto, el pabellón de Landako tendrá una capacidad de 1.200 visitantes (en ediciones previas a la pandemia su aforo estaba en torno a las 3.400 personas). Desde las 10.00 a las 20.00 horas, se organizarán cinco turnos al día de dos horas: hora y media se destinará a la visita y medio hora será para desalojar el espacio. "Pedimos a quien no tenga entrada que no venga", señaló Gaztelurrutia, quien subrayó que avisarán a través de sus redes sobre la hora exacta a la que se abrirá la inscripción este lunes. Cada persona podrá reservar un máximo de cuatro plazas en cada turno. No obstante, desde la organización solicitaron a aquellos que se inscriban que actúen con responsabilidad y avisen de antemano si finalmente no pudieran acudir, para que su plaza quede disponible para otros visitantes. Asimismo, deberá solicitarse cita previa también para disfrutar de los conciertos que tendrán lugar en Plateruena, donde habrá un aforo de 410 personas.

La feria ofrecerá una amplia programación con coloquios, presentaciones de libros, proyecciones... a través de los espacios habituales. Para acceder a estos actos no habrá que inscribirse previamente ya que los recintos contarán con su propia entrada y aforo. En todos ellos, desde Areto Nagusia a la Escuela de Musika Bartolome Ertzilla pasando por San Agustin Kulturgunea, las medidas de seguridad serán estrictas. No será posible comer ni beber en ninguno de los espacios. Asimismo, Gaztelurrutia realizó un llamamiento a utilizar la mascarilla también en los espacios abiertos aledaños a la Azoka, donde podrían generarse colas, principalmente en la entrada y la salida de Landako y Plateruena.

Respecto a la programación, las medidas para evitar las aglomeraciones de personas impedirán que este año se realicen firmas de libros o de discos en los 219 estands (una cifra ligeramente inferior a la de 2019, cuando hubo 240) que dispondrán los 165 participantes. En total se mostrarán 990 novedades publicadas a lo largo de este año: 733 libros, 143 discos, 37 revistas y 77 productos de otras categorías. En los días previos, del 1 al 4 de diciembre, tendrá lugar DA! PRO, dirigido a profesionales de la feria en una edición en la que, sin embargo, no podrá celebrarse Ikasleen Eguna. A pesar de ello, la organización ha respondido con optimismo a las limitaciones de una feria con dos características: la de ser "la cita masiva que hace palpable y visible la cultura vasca" además de ser "un acto colectivo que es la confirmación de una gran comunidad y, a la vez, una invitación sincera a toda la sociedad".

"La situación es peor que hace mes y medio pero mejor que cuando se decidió hacer la Azoka"

Beñat Gaztelurrutia

Gerente de Gerediaga Elkartea

noticias de noticiasdealava