La fragilidad de la verdad

17.03.2021 | 00:09
La miniserie explora las consecuencias de un presunto caso de violencia doméstica en una familia.

movistar+ estrena ‘Que viene el lobo’, miniserie de ocho episodios que arrasó en la televisión danesa

saber quién miente y quién dice la verdad en un caso de violencia infantil es el eje central de la historia Que viene el lobo (Cry Wolf), serie danesa que ha estrenado Movistar+ después de que triunfara en varios festivales europeos.

Todo arranca cuando Holly, una adolescente de 14 años, llama la atención de un profesor tras escribir una redacción que narra una presunta agresión de su padrastro. A partir de ahí se activa un mecanismo de actuación de los servicios sociales que alejarán a Holly y a su hermano pequeño de sus padres, quienes mantienen que la niña está inventando todo, para comenzar un viaje hacia el interior de la familia e intentar descubrir la verdad. "Es muy complicado porque cada uno tiene diferentes visiones de la realidad y distinto concepto de verdad, algo que sucede también en el día a día", cuenta a Efe la creadora de la historia, Maja Jul Larsen. Lejos de ser una serie de denuncia social, gira en torno a la fragilidad de la verdad, la difusa línea entre los hechos denunciados y la realidad, ya que nunca se sabe a quién creer porque la historia cambia según quién la cuenta.

Hace unas semanas, Que viene el lobo arrasó en los premios de televisión danesa con cinco galardones Robert: mejor drama, actriz (Flora Ofelia Hofmann Lindahl), actor (Bjarne Henriksen), actriz de reparto (Christine Albeck Børge) y actor de reparto (Peter Plauborg). Todo ello tras ganar el premio al mejor drama en el Festival de Cine de Zúrich y el mejor guion dramático en el de Gotemburgo. "Nunca creímos que podría tener tantísimo éxito porque trata sobre servicios sociales y el ritmo es bastante lento. Nosotros pensábamos que era genial, pero había muchos nervios por saber si al público le iba a gustar", explica la creadora danesa.

La miniserie de ocho capítulos es la primera creada por Maja Jul Larsen, guionista de series como Borgen, quien comenzó a escribirla por su fascinación por la labor de los trabajadores sociales. "Yo soy madre y a veces pienso si soy buena madre o no y me digo ¿qué pasaría si alguien me estuviera vigilando? ¿estaré haciendo algo mal?¿estaré dando un grito demasiado alto o agarrando de la mano demasiado fuerte?", añade.

La duda reina en esta historia en la que un veterano trabajador social recibe el caso y decide profundizar en él y tomar la primera decisión complicada, separar a los niños de sus padres para iniciar la investigación. A partir de ahí, podrá verse todo de cerca, cada paso que siguen los trabajadores sociales, explica Maja Jul Larsen, un tema no muy conocido pero que interesa a todos porque "la violencia intrafamiliar es algo que le importa al mundo, un tema relevante". Así como "hemos visto series de policías, abogados o médicos" no se han visto "muchas que traten este tema", el de los trabajadores sociales, quienes "tienen un trabajo muy complejo porque irrumpen en una familia y tienen que decidir si los niños son maltratados de algún modo".

En su opinión, una de las cosas más especiales de la serie es "la manera en que la contamos", "este ritmo tan tranquilo con el que te acercas a los personajes, más tranquilo que el que acostumbra la televisión". Sin embargo, ella cree que esto es parte de su éxito, que la gente está buscando "otro tipo de historias". "Se puede ver en las series que han tenido mucho éxito los últimos tiempos, que precisamente son bastante únicas y tienen un ritmo lento. Estoy pensando en la irlandesa Normal people, por ejemplo, o incluso en Gambito de dama, que te acerca muchísimo al personaje".

"Hay series de policías, abogados o médicos pero no de trabajadores sociales, que tienen un trabajo muy complejo"

La miniserie de ocho capítulos es la primera creada por Maja Jul Larsen, guionista de ficciones como 'Borgen'

noticias de noticiasdealava