Nace OndarE Oficina, editorial para recuperar el patrimonio musical vasco

El objetivo es situar el patrimonio cultural vasco a la altura de la música universal

25.02.2021 | 00:59
El consejero de Cultura, Bingen Zupiria, y el pianista Josu Okiñena presentan OndarE Oficina. Foto: G. Estrada

donostia – Rescatar la música vasca olvidada en archivos e impulsar la creación de los compositores contemporáneos es el objetivo de OndarE Oficina, una editorial musical pionera que se dedicará a investigar, editar manuscritos y partituras, grabar discos y organizar conciertos.

Este nuevo agente impulsor de la música de vasca, promovido por el pianista e investigador Josu Okiñena y apoyado por el Gobierno Vasco, comenzó a gestarse hace tres años y fue presentado ayer, cuando ya dispone de un catálogo publicado con una veintena de obras inéditas de tres grandes figuras del patrimonio vasco, como son Aita Donostia, Pascual Aldave y Tomás Garbizu, y del creador actual Gabriel Erkoreka.

Okiñena, junto al consejero de Cultura y portavoz del ejecutivo autonómico, Bigen Zupiria, y el presidente de la confederación de Coros del País Vasco, Enrique Azurza, presentaron en el centro Koldo Mitxelena de San Sebastián el singular proyecto empresarial, que surge para llenar el vacío que había hasta ahora en este ámbito.

La pretensión es "situar el rico patrimonio cultural vasco a la altura de la música universal de todos los tiempos", destacó su promotor, quien explicó que, para ello, OndarE Oficina trabajará "en profundidad" este legado y también nuevas creaciones de autores vivos y actuales.

estudio e investigación Su tarea abarcará por tanto desde el estudio e investigación de manuscritos originales hasta la programación de recitales con público, pasando por la elaboración de ediciones críticas, la publicación de partituras y la grabación y difusión de audios o vídeos, en disco o a través del sello Ondaremusic en plataformas digitales.

Okiñena resaltó que existe "cantidad de repertorio orquestal, sinfónico y coral", de antes y de ahora, que "todavía no ha sido interpretado, o lo ha sido una sola vez", principalmente porque "no hay materiales disponibles para que las orquestas puedan hacerlo".

OndarE Oficina cubrirá esa carencia con un trabajo de recuperación integral, "de 360 grados", puntualizó el pianista donostiarra, quien ha aclarado que también se encargará de gestionar la programación de las obras editadas en salas e instituciones y de los derechos de autor, entre otras cuestiones.

El consejero aseguró por su parte que la iniciativa "encaja perfectamente en las políticas de conservación del patrimonio cultural" que su departamento tiene en marcha, por lo que obtuvo ayudas en las convocatorias a las que ha concurrido que le han permitido editar las obras y materiales publicados hasta ahora.

Zupiria valoró "el arduo, persistente y meticuloso trabajo" de recuperación que desarrolla ya el nuevo agente para "poner a disposición" de intérpretes y formaciones musicales "piezas debidamente editadas que puedan ejecutar", para el disfrute del público tanto en Euskadi como en "otros lugares del mundo".

El presidente de la Confederación de Coros del País Vasco elogió por su lado esta "iniciativa empresarial arriesgada y valiente" que permitirá, en tiempos de crisis, sacar del olvido gran cantidad de obras del repertorio coral vasco, tanto actual como pasado.

Al acto de presentación de OndarE Oficina asistieron el compositor Gabriel Erkoreka, el violinista e investigador musical Jon Makuso, el representante capuchino de Aita Donostia Koldo Saragueta y familiares y herederos de Pascual Aldave y Tomás Garbizu como Matisha Aldave y Serafina Iribar, entre otros.