Danza

Un momento sutil y volátil

Cuatro bailarinas del Uruñuela actúan el martes en Bilbao junto a las pianistas Mentxu Pierrugues y Susana García de Salazar

26.12.2020 | 00:26
Las cuatro bailarinas durante un ensayo previo en el Conservatorio José Uruñuela. Foto: Jorge Muñoz

Vitoria – Durante el confinamiento, el Conservatorio Municipal de Danza José Uruñuela abrió una pequeña y virtual sede en cada una de las casas de quienes todos los días dan vida al proyecto educativo y cultural. Desde principios de este curso, sus pasos han vuelto a recorrer las instalaciones de la plaza de las Provincias Vascongadas, aunque siguiendo un estricto y minucioso protocolo de seguridad e higiene para garantizar que todo transcurre dentro de la normalidad que marca la pandemia. Pero es hora de despedirse de este 2020 y qué mejor que hacerlo pudiendo actuar ante el público. Ojalá sea una señal de cara a lo que está por venir.

El encuentro con los espectadores se producirá este martes en las instalaciones de la Sociedad Filarmónica de Bilbao. Allí, a beneficio del Banco de Alimentos, tienen previsto ofrecer, a partir de las 19.15 horas, un dúo de pianos las intérpretes alavesas Susana García de Salazar y Mentxu Pierrugues. Dentro del programa diseñado, en una de las piezas actuarán las bailarinas Oihane Aramendia, Lucia Eizaguirre, Naia Nieto y Marina Olcoz, encargadas de dar vida a la coreografía que para la ocasión ha creado Elvira Illana.

En concreto, las estudiantes de sexto curso de Enseñanzas Profesionales del centro dependiente del Ayuntamiento de Gasteiz participarán durante la interpretación de Souvenir... Avenir (Le Ruban Dénoué) del compositor, intérprete y director de orquesta Reynaldo Hahn, momento para el que la profesora del Uruñuela ha creado una pieza, según dice Illana, "en la que las cuatro bailarinas transmiten a través de movimientos fluidos, una danza homogénea y etérea. La estética del vestuario con tutús románticos, acompaña a la coreografía que pretende ofrecer un momento sutil y volátil al espectador".

Aunque el conservatorio municipal está cerrado por las vacaciones navideñas desde el pasado miércoles, el trabajo para preparar esta actuación viene siendo intenso y activo desde hace algo más de un mes. Y lo seguirá siendo antes del día señalado, aunque con el paréntesis puntual de la vuelta momentánea a casa (Aramendia e Eizaguirre son de Donostia, y Nieto y Olcoz de Estella).

De esta forma, en un año tan complicado como este 2020, las bailarinas podrán por fin actuar ante el público, además en un formato que, como explica la directora del conservatorio Ainhoa Arenaza, le interesa mucho al centro. Lo hace en dos sentidos. De cara a los espectadores en general porque "queremos hacer ver que la danza se puede disfrutar en todos los formatos" más allá de un teatro al uso. Y de cara al alumnado, en la misma línea, porque "a lo largo de tu carrera profesional vas a bailar en multitud de espacios y actuaciones como ésta son un aprendizaje en este sentido".

Además, "todo lo que es bailar con música en vivo, como va a pasar aquí, es también otro gran aprendizaje", sin olvidar que "siempre que te sacan de tu zona de confort, te llevan a otra ciudad, a otro contexto, obtienes experiencias importantes e interesantes". Algo que en esta ocasión se va a poder hacer gracias a la invitación hecha por Pierrugues y García de Salazar.

A la coreografía creada para la ocasión por Elvira Illana le darán vida Oihane Aramendia, Lucia Eizaguirre, Naia Nieto y Marina Olcoz

Aunque el conservatorio municipal está de vacaciones estos días, el trabajo para preparar la cita está siendo intenso