Dani de Lagos

Esperando el momento adecuado

El músico vitoriano Dani de Lagos da forma al proyecto 'Las canciones que nunca publiqué' antes de afrontar su próximo disco

19.05.2020 | 23:02
El músico vitoriano y la carátula del proyecto. Foto: Cedida

Vitoria – Todo tiene su momento en la vida. Las canciones, también. Las hay, de hecho, que nunca llegan a hacerse realidad ante el público y no solo porque no se sepa o quiera acabarlas, o no se sienta que tienen la calidad deseada. Es, solo, que no encuentran ese instante adecuado para salir al mundo. Así que, de manera paciente, esperan a que llegue el día en el que quien las compuso se sienta cómodo con la idea de compartirlas. A veces, el puzle encuentra esa última ficha deseada, como ahora le ha sucedido al músico vitoriano Dani de Lagos.

Tiene en mente su próximo álbum, pero el cantante, intérprete y compositor ha querido, antes de meterse de lleno en el disco, compartir el proyecto Las canciones que nunca publiqué, una propuesta que desde finales del año pasado hasta este mes de mayo se ha materializado en Internet con la publicación de Tocaba la guitarra, Tirando migas y El país de los serios, el último tema en conocerse y que cierra así la senda trazada. "Son canciones que compuse a lo largo de mi carrera, entre 2012 y 2016. Las tenía medio grabadas y ahora me he decidido a rescatarlas porque quería sacarme la espinita de producirlas y publicarlas en condiciones", apunta el creador.

Las dos primeras, de hecho, las ha vuelto a grabar. "No hay nostalgia. En su día, yo no me sentía preparado para publicar estas canciones, pero me apetecía mucho soltarlas al mundo", describe, al tiempo que recuerda que, en su día, fueron temas que dejó aparcados por distintos motivos: "por complejos, porque tuve que grabar un EP y se quedaron temas fuera por falta de medios y tiempo... Quería publicar algo que en su día me dio reparo y que hoy me veo más capacitado para llevar a cabo".

"A los tres temas les veo en común que tienen letras más explícitas que todas las que venía haciendo. Quizá me escondía más en metáforas y en éstas es como que me desnudo más, es como desnudar un poco el alma y tal vez por eso, en su momento, no me sentía capacitado para interpretarlas". Eso sí, el pasado mes de octubre dio el primer paso con Tocaba la guitarra, a la que le siguió en febrero Tirando migas, que llegó acompañada de un vídeoclip. A principios de mayo se completó el círculo con El país de los serios, que también tiene su particular versión audiovisual con un lyric vídeo en el que la oscuridad y el color juegan un significativo papel.

Las dos últimas entregas del proyecto le han pillado a Dani de Lagos en su Vitoria natal, dejando atrás por un tiempo su residencia en Madrid. "El confinamiento me ha tocado aquí por suerte porque allí vivía en plaza Castilla", dice con una sonrisa. Semanas en casa que están siendo muy productivas porque "estoy en plena hipercreatividad. Me siento como si no tuviera estrés. Como no puedes ir a casi ningún lado y te tienes que quedar en casa obligatoriamente, no paro. Es una etapa muy creativa, más allá de que tenga ganas de salir, dar conciertos y estar con la gente. Es lo que más echo de menos, actuar y compartir con el público, tengo muchísimas ganas de tocar". De momento, hay que esperar, aunque el intérprete apunta que está ya centrado en las canciones que darán forma y fondo a su próximo álbum.