Las fotos de Taro atribuidas a Capa, eje de la sala de las mujeres del Reina

El museo ensalza en su nuevo espacio expositivo "el papel activo" de las mujeres durante la Guerra Civil

07.03.2020 | 01:22
Portada de una revista en la que se ve a un bebé mamando, en la exposición del Museo Reina Sofía.

madrid – El Museo Reina Sofía presenta por primera vez al público tres fotografías de la Guerra Civil española atribuidas a Robert Capa con el nombre de su auténtica autora: la fotógrafa Gerda Taro. Las imágenes ven la luz en la nueva sala del museo dedicada a la mujer en la Guerra Civil.

La sala, bautizada como Frente y retaguardia: Mujeres de la Guerra Civil, y que se inauguró ayer oficialmente por su cercanía al 8-M, es un nuevo espacio que el museo de arte contemporáneo ha creado dentro de su colección permanente para ensalzar "el papel activo" de las mujeres en la Guerra Civil, explicó Manuel Borja-Villel. El nombre de Gerda Taro fue durante años sepultado por la historia. Si se la mencionaba solía ser como "novia de Robert Capa", pese a que ambos fueron pareja sentimental y profesional. Su corta carrera –murió en 1937 tras la batalla de Brunete– y el trabajo conjunto que realizó con el fotógrafo húngaro motivó que su obra fuera en ocasiones atribuido erróneamente a él. Pero lo cierto es que ambos decidieron crear el pseudónimo de Robert Capa, para vender mejor el trabajo de ambos. Muchos de los contactos originales de los trabajos que hicieron durante la contienda española en 1937 están firmados por ambos (Capa-Taro), y desde que se encontró la famosa Maleta Mexicana con fotos de Capa, Taro y Chim (David Seymour), se ha realizado una revisión de la autoría de la obra de ambos que ha afectado a la colección del Reina. Las cuatro fotos que aparecen en esta sala forman parte de la donación que Cornell Capa legó al museo madrileño en 1998 de 205 fotos, entre las que se encontraba Muerte de un miliciano. Tres han sido atribuidas a Taro, y se muestran ahora por fin con su firma.

Ademas, la nueva sala del Reina Sofía incluye obra de otras autoras que trabajaron durante la Guerra Civil española, en ambos bandos. Entre ellas, la fotógrafa húngara Kati Horna, que trabajó para la CNT durante la contienda. La nueva sala incluye una representación de obra gráfica con una exquisita serie de grabados de Pitti Bartolozzi, Pesadillas infantiles, que muestra con dureza los temores infantiles ante la guerra.