Moraza, Intxausti y el arte vasco entre 1977 y 2002 marcan el inicio de año en Artium

Las tres nuevas exposiciones se unirán a la muestra sobre Elena Mendizabal abierta el pasado noviembre

21.12.2019 | 06:22
Exposición 'Juan Luis Moraza' en la Galería Oliva Mara en 1988.

Vitoria - Ya el pasado noviembre, con la inauguración de Eskultura, de Elena Mendizabal -que se va a poder ver hasta mayo-, Artium anunció las tres propuestas expositivas que iban a protagonizar el arranque del 2020 que está a punto de comenzar y que quieren ser el mejor de los indicativos de la nueva línea de trabajo del museo doce meses después del cambio en su dirección. Las prácticas artísticas en el País Vasco entre 1977 y 2002 y las firmas de Gema Intxausti y Juan Luis Moraza van a ser los tres ejes principales de una programación sobre la que el centro ofreció ayer más detalles en una nota de prensa.

Siguiendo el orden que marca el calendario, la primera de las producciones a encontrarse con el público será la que tenga que ver con el reconocido artista y profesor vitoriano. Del 11 de enero al 31 de agosto, Gordaliua 1987-1988 Depósito tomará como referencia el momento en el que el autor acordó junto con los responsables de la Diputación Foral de Álava que un conjunto de sus esculturas entraran a formar parte de los fondos de la institución en forma de depósito, junto a una donación de otras cinco piezas. La inminente muestra, según explica Artium, incorpora en su recorrido dos familias de trabajos de aquellas obras, realizadas entre 1987 y 1988: Moldes para la oscuridad y Negaciones. "Este conjunto de obras, en su mayoría nunca expuestas desde entonces, se acompaña de una cantidad ingente de material asociado -dibujos, diagramas, textos y distintos objetos, seleccionados por el autor- que subraya su perfil como pensador y teórico del arte, alguien acostumbrado a asumir el compromiso de explicar el proceso cognitivo por el que atraviesa".

Ya el 7 de febrero se inaugurarán las otras dos producciones previstas. Por un lado estará Zeru bat, hamaika bide, una exposición que tiene como núcleo los fondos de la colección del museo alavés y que plantea una reflexión sobre las prácticas artísticas y culturales desarrolladas en el contexto vasco. El punto de partida es el año 1977, "inicio de un periodo de grandes hitos políticos, sociales y culturales que incluyen la celebración de las primeras elecciones, tras cuatro décadas de dictadura, o la promulgación de leyes que derivarán en la creación de un nuevo marco institucional. También se celebran en ese periodo las I Jornadas de la Mujer, en lo que tres años más tarde pasará a ser la Universidad del País Vasco. La exposición, que se extiende a lo largo de más de dos décadas, concluye en 2002, año de apertura de Artium".

La muestra "se plantea como una narrativa abierta, inclusiva y en continua construcción que irá incorporando diferentes investigaciones en forma de casos de estudio que se presentarán en las salas del museo". En concreto, se presentan dos investigaciones producidas en el programa Komisario Berriak: la primera, comisariada por Garazi Ansa, aborda los vínculos entre las prácticas artísticas y el movimiento feminista en el contexto vasco en las décadas de los años 80 y 90; la segunda, bajo la firma de Laura Vallés, reflexiona acerca de las posiciones críticas y los modos de hacer de ZEHAR y Arena, dos publicaciones vinculadas al arte y el pensamiento crítico.

La otra muestra que se abrirá el 7 de febrero será Gema Intxausti. Entre la multitud, observando el arresto, que se podrá ver hasta el 20 de septiembre. La exposición centrará su atención en ese momento dentro de la trayectoria de la artista vizcaína en el que el uso del texto, el dibujo y la fotografía empezó a estar presente en su práctica. Se toma así como referencia la serie de trabajos que realizó usando los fotomatones localizados en espacios públicos de ciudades como Bilbao y Londres.