Rueda de prensa

Spahija: "Que no sorprenda si un base tiene que jugar de 'cuatro' el siguiente partido"

El técnico baskonista lamenta la baja de última hora de Sedekerskis e insiste en la necesidad de fichar un pívot

27.01.2022 | 13:42
Spahija, pensativo durante el último duelo de Euroliga contra el Bayern
El entrenador baskonista, Neven Spahija, ha lamentado esta mañana los casos de covid-19 que están asolando al equipo a lo largo del último mes, aunque evita emplearlos como excusa. "Cuando hemos tenido muchos partidos no hemos podido entrenar, y ahora que ha habido tiempo para entrenar no hemos tenido jugadores. Me sienta mal hablar del covid porque no quiero que parezca una excusa. Es algo que están viviendo todos los equipos, pero a nosotros nos está afectando muchísimo", argumentó el croata, que espera que esta situación termine lo antes posible.
 
El último en caerse de la convocatoria ha sido Tadas Sedekerskis, cuyo positivo por covid-19 se ha conocido esta mañana, lo cual deja el juego interior muy mermado, ya que Alec Peters tampoco estará disponible. "Vamos a mantenernos positivos y jugar con lo que tenemos, pero que no os sorprenda si en el próximo partido un base tiene que jugar en el puesto de cuatro o de cinco. ¿Qué más podemos hacer", lamentó el técnico, que solo contará con diez jugadores de la primera plantilla para la visita al Panathinaikos.
 
Según dijo Spahija, el club está trabajando para fichar un pívot que cubra el hueco dejado por Nnoko en el juego interior del equipo, pero la búsqueda no está siendo fácil. "Fichar por fichar no sirve para nada. Prefiero hacerle ficha a un jugador de la cantera que traer a alguien que no vale. Es complicado fichar porque la NBA está haciendo muchos contratos de 10 días por el covid y eso reduce mucho el mercado europeo", argumentó el croata, que tiene claro que " lo que el equipo necesita es un pívot".
 

Marinkovic, listo para la acción

La única buena noticia para el técnico es que recupera para la causa a Vanja Marinkovic, que no participó en los dos últimos partidos a causa de las secuelas del covid y su pérdida de peso al superar la enfermedad: "Ahora ya está físicamente mejor. Solo ha participado en unos pocos entrenamientos, pero el personal médico ya me deja ponerlo en la cancha". Spahija necesitará que tanto el escolta como el resto de jugadores disponibles den lo mejor de sí para plantar cara a una Panathinaikos que "no es el mismo que el de Obradovic", pero "es un equipo bien entrenado y que siempre juega duro en su cancha".

noticias de noticiasdealava