El difícil sueño olímpico

Salvo Vildoza y Jekiri, cuya presencia con Nigeria es dudosa, ningún azulgrana tiene asegurada su presencia en los juegos de Tokio

04.05.2021 | 00:48
Polonara, en el entrenamiento vespertino de ayer. Foto: Baskonia

Tras la finalización de la Liga ACB, la mayoría de integrantes del Baskonia no tendrá el ansiado descanso. A los pocos días de que acabe una temporada con, posiblemente, más de 80 partidos entre todas las competiciones, muchos soldados de Dusko Ivanovic deberán atender la llamada de sus respectivas selecciones nacionales para tratar de hacer realidad el sueño de disputar los Juegos Olímpicos de Tokio.

De momento, hay un único integrante del vestuario azulgrana –cuyo futuro se mantiene en el aire, por cierto– que sí estará en la magna cita de Japón. Luca Vildoza, que negocia estos días su desvinculación del Baskonia para fichar por los Knicks de Nueva York, es uno de los fijos en la talentosa cuerda exterior de Argentina, uno de los ocho clasificados junto a Estados Unidos, España, Irán, Francia, Australia, Nigeria y Japón para la cita que tendrá lugar entre los días 25 de julio y 7 de agosto.

La, de momento, única selección africana que participará en Tokio, en concreto su flamante seleccionador Mike Brown, tiene en su mano que el Baskonia disponga de un segundo representante. Tonye Jekiri, que ya quedó fuera del pasado Mundial de China celebrado en 2019, deberá ganarse la confianza del que fuera técnico de los Warriors de la NBA durante las últimas cuatro temporadas. La competencia con Ekpe Udoh y otro exazulgrana como Micheal Eric, actualmente en el CSKA, promete ser feroz para ganarse los dos puestos en la zona.

Los otros aspirantes del Baskonia a disputar por primera vez unos Juegos son Rokas Giedraitis, Zoran Dragic, Achille Polonara, Pierria Henry y Youssoupha Fall, estos dos últimos ya dentro de la preselección de Senegal. Sin embargo, ninguno lo tendrá fácil ya que deberán tomar parte entre el 29 de junio y el 4 de julio en los exigentes Preolímpicos que otorgarán los últimos cuatro pasaportes.

La Lituania de Giedraitis y la Eslovenia de Dragic se verán las caras en Kaunas, por lo que al menos uno de ellos quedará fuera del glamuroso evento. Sus otros rivales son, a priori, muy asequibles (Polonia, Venezuela, Corea del Sur y Venezuela).

También se enfrentarán entre sí en Belgrado la Italia de Polonara, en principio uno de los fijos de Ettore Messina tras su espectacular temporada en Vitoria, y la Senegal de Henry y Fall, aunque el gigante azulgrana quizás no supere el corte. La potente selección plavi será el rival más duro de los jugadores baskonistas, que también circulan por la misma parte del cuadro que la República Dominicana, Puerto Rico, Nueva Zelanda y Senegal.

Por último, los jóvenes canteranos de Ivanovic difícilmente podrán disfrutar este verano de una experiencia única. Salvo una cascada de lesiones o renuncias de las estrellas de sus países, ni Tadas Sedekerskis ni Ilimane Diop albergan excesivas opciones de integrar el roster definitivo de Lituania y España. En el caso del pívot, citado en varias ocasiones por Sergio Scariolo para la preparación de diferentes eventos internacionales, los hermanos Gasol, Willy Hernangómez, Oriola, Garuba o Mirotic/Ibaka le cierran las puertas.

noticias de noticiasdealava