La música es protagonista

El peculiar sonido del txistu

El instrumento de la música popular vasca más extendido es el txistu.

21.04.2020 | 18:42
Txistularis en la romería de San Prudencio.

VITORIA. La música es protagonista de las fiestas. La tradición musical vasca está repleta de peculiaridades como los instrumentos, las danzas, y las composiciones características de esta tierra.

El instrumento de la música popular más extendido es el txistu. Se trata de una flauta de pico vertical de tres agujeros (los tres están situados en la parte inferior; dos en la parte delantera y uno en la trasera). Según se desprende de la documentación escrita, antiguamente los txistus solían ser de hueso o totalmente de madera (a semejanza de la actual txirula).

HISTORIA Existe abundante y antigua documentación sobre la historia de este instrumento de música. Para algunos, su primer vestigio es el txilibitu (silbato) de hueso hallado en la cueva Laminazilo de Isturitz en la Baja Navarra (según los expertos, data de hace 25.000 años). Cuenta con tres agujeros, todos en el mismo lado. El extremo está roto a la altura del tercer agujero, siendo ese el único trozo que se ha guardado.
Su música ha sido oída por vascos de numerosas generaciones.

El txistulari estaba plenamente unido con la sociedad en la que vivía, en los entornos en los que se mantenían los campesinos y la ancestral cultura y sus viejas costumbres (en algunos casos elementos culturales y creencias precristianas), participando con su música de la vida del pueblo, en actos relativos a trabajos, fiestas, bailes, celebraciones sociales, etc.

VARIANTES Existen numerosas variantes y estilos para tocarlo, contrariamente a lo que pueda parecer, y paralelamente notorias diferencias en lo que a tendencias, repertorios y función de los txistularis se refiere. Con todo, se suelen establecer dos estilos principales: el "rural-popular" y el "urbano-escolar".

En las Diputaciones y Ayuntamientos de las capitales y principales ciudades del País Vasco se conforman los grupos oficiales, ayudando a la corporación en sus presentaciones, procesiones religiosas y demás actos, para dar la bienvenida a personajes representativos y poner su música en acontecimientos que así lo requieran

EL AURRESKU Si hay una danza que llama la atención a las gentes que visitan el País Vasco es el aurresku. Se trata del baile solemne y elegante por excelencia. Lo bailaba el pueblo en las grandes fiestas, pero lo bailaban también los diputados. En estos casos, era costumbre sacar por pareja del aurreskulari a la señora o hija del alcalde, la que no hacía más que presenciar la fiesta, ya que en este baile la mujer no baila sino que es bailada.

EL ZORTZIKO Son muchas las composiciones musicales características del País Vasco, entre las que destaca el zortziko, como es el himno dedicado al patrón de Álava, San Prudencio. El tema fue compuesto por José Fresco Lizundia, un músico vitoriano, director de la Banda Santa Cecilia y destacado pianista, compositor y maestro. Es uno de los rasgos más emblemáticos de la música vasca. No ha habido músico del país que no haya utilizado alguna vez su ritmo de cinco por ocho. Es posible que no se remonte más allá del siglo XVII, el zortziko es una composición poética de ocho versos, composición que en ocasiones se baila

Este artículo fue publicado el 27 de abril de 2005.