Mascotas

Llodio crea una nueva zona de esparcimiento canino

Este segundo espacio se ubica en el parque de Caminos Viejos de la localidad

10.05.2022 | 00:14
Ander Larrinaga. Foto: A.O.

El Ayuntamiento de Laudio puso en marcha hace un año un proceso para definir, de manera compartida con la ciudadanía, las ubicaciones para la instalación de diferentes zonas de esparcimiento canino, además de los servicios y características de las mismas. Ahora, el municipio cuenta ya con dos espacios donde poder soltar a los canes, porque a la zona de esparcimiento canino de Latiorro, que cuenta con 1.600 metros cuadrados junto al cementerio, se ha sumado un segundo espacio en el Parque de Caminos Viejos, de cerca de 1.000 metros cuadrados, en el que se ha instalado un vallado de madera.

"Con esta instalación hemos logrado crear y garantizar un espacio cómodo y seguro para las mascotas", destacó el alcalde, Ander Añibarro; al tiempo que matizó que, aunque el área de esparcimiento canino ya está a disposición de los y las laudioarras, "la transformación del espacio continuará en los próximos meses, porque queremos mejorar el espacio dotando a la zona de bancos, papeleras y demás elementos".

Este nuevo espacio de la red de txakurgune estará abierta las 24 horas los 365 días al año y las personas usuarias del mismo deberán cumplir todos los términos de la actualizada Ordenanza de Protección y Tenencia de Animales y, en este sentido, recoger los excrementos de los animales y depositarlos correctamente en las basuras habilitadas para ello. Además, se deberá realizar un control permanente de los animales.

La intención del equipo de gobierno es seguir dotando de este tipo de equipamientos a distintas zonas de la localidad. Así, durante este 2022 el Ayuntamiento instalará nuevas áreas de esparcimiento canino, previendo que la próxima se ubique en el entorno de la urbanización de Carlos Larrea. "Además de estos espacios, se seguirán poniendo en marcha nuevas zonas de recreo para los perros del municipio", aseguró el primer edil.

De hecho, aunque la ubicación definitiva y las características de cada una de estas nuevas áreas de esparcimiento canino es algo a decidir, a través del citado proceso participativo, el equipo de gobierno ya lanzó una propuesta hace un año, cifrada en más de 20.000 euros, que pasa por habilitar una red de txakurgunes de 30.014 metros cuadrados, que tendrá como centro neurálgico al parque Lamuza, ya que en él se plantea instalar una zona de entrenamiento y entretenimiento canino de 3.175 metros cuadrados y abierta las 24 horas.

De todo ello dio cuenta el concejal de Desarrollo Urbano, Ander Larrinaga, que presentó un plano en el que se reflejaban ocho áreas de esparcimiento canino; en el Monte Arraño, con 17.800 metros cuadrados; en el Manzanal o Sagasti, con 1.420 metros cuadrados; en Areta, con otros 1.645 metros cuadrados; o en Latiorro (1.381 metros cuadrados) y Gardea (1.103 metros cuadrados); además de en Tres Cruces y Landaluze (con 950 y 1.310 metros cuadrados, respectivamente) y la ahora ya abierta de Caminos Viejos. l

noticias de noticiasdealava