Salud

Vithas San José logra reparar la válvula tricúspide sin operar a corazón abierto

Su dispositivo TricValve se implanta de forma no invasiva, a través de catéter

12.11.2021 | 00:47
Amat, Torres y las enfermeras Beltrán de Heredia y Romero. Foto: Vithas

Un procedimiento que normalmente requiere de cirugía a corazón abierto se ha podido realizar a través de un catéter y con alta del paciente a los dos días.

Es el avance en el campo de la medicina que ha logrado el hospital Vithas de Vitoria, cuando el pasado 29 de octubre, por primera vez en Euskadi, se realizó una intervención mínimamente invasiva, a través de la introducción de una sonda en una pierna, para el tratamiento de una paciente que presentaba disfunción de una válvula del corazón, la válvula tricúspide, cuya misión es la de ayudar a mantener la sangre fluyendo en la dirección correcta a través de este importante órgano.

Según explican desde Vithas San José lo que se realizó, en concreto, fue el implante del dispositivo TricValve en las venas cava superior e inferior para evitar los síntomas de congestión que produce la insuficiencia tricúspide, que incluyen falta de aire, cansancio, hinchazón de abdomen y piernas y deterioro progresivo con aparición de insuficiencia cardiaca, lo que eventualmente conduce a un deterioro de la calidad de vida y una mortalidad precoz.

Paciente de 81 años

La paciente, una mujer de 81 años, presentaba varias patologías y dificultades importantes para realizar pequeños esfuerzos, por lo que se sometió a esta operación que se realizó únicamente con anestesia local con el objetivo de implantar el sistema TricValve a través de una vena de la pierna. La intervención fue un éxito y como no hubo ninguna complicación, la paciente pudo volver a su domicilio en menos de 48 horas.

Los artífices de esta hazaña fueron los doctores Ignacio Amat Santos y Alfonso Torres Bosco y el responsable clínico fue el doctor Alberto San Román. El doctor Ignacio Amat es cardiólogo intervencionista y uno de los mayores expertos a nivel mundial en la intervención, ya que realizó el estudio que permitió introducir esta técnica en Europa y posteriormente ha realizado y dado soporte a esta operación tanto en varios hospitales del Estado como en muchos otros países como Austria, Alemania, Portugal, Singapur o Turquía.

Por su parte, Torres Bosco es también cardiólogo intervencionista con un gran número de procedimientos realizados en el hospital Vithas de Vitoria.

"Esta nueva terapia ofrece una oportunidad poco invasiva a los pacientes con insuficiencia tricúspide puesto que la cirugía convencional, que implica abrir el tórax y reparar directamente la válvula tricúspide, hoy en día presenta una elevada mortalidad, en comparación con la intervención sobre otras válvulas cardiacas", destacan desde Vithas.

noticias de noticiasdealava