Sostenibilidad

Navaridas gana dos premios de buenas prácticas de biodiversidad

Las iniciativas medioambientales, en las que están implicados los vecinos, reciben el primer premio en la categoría de Biodiversidad e Impulso económico y el segundo, en Hábitats

17.09.2021 | 01:25
Una de las charcas de Navaridas.

Vitoria – El Ayuntamiento de Navaridas ha ganado el primer premio en la categoría de Biodiversidad e Impulso económico y el segundo premio en la categoría Hábitats en la III edición de los Premios a las Buenas Prácticas locales por la Biodiversidad que impulsa la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), siendo el único ayuntamiento del certamen que recibe dos galardones y el único del País Vasco en recibirlos.

Estos reconocimientos tienen como objetivo la promoción de políticas de desarrollo sostenible favoreciendo, entre otros aspectos, la comunicación entre administraciones locales con el objetivo de facilitar el desarrollo de estrategias a nivel municipal para promover la conservación e incremento de la biodiversidad.

El viernes 10 de septiembre se hacían públicos los resultados de los premios por parte de la FEMP, a los cuales Navaridas presentó estas dos propuestas. Ambas formarán parte del catálogo de ejemplos de buenas prácticas locales que desarrollará la propia Federación y que incluirá las iniciativas seleccionadas y galardonadas de la presente edición. Los trofeos acreditativos se entregarán el próximo 20 de octubre en la sede de la FEMP, en Madrid.

El proyecto premiado con el primer puesto en la categoría de Biodiversidad e Impulso económico es el Plan de gestión para la conservación de la biodiversidad y los espacios naturales del municipio de Navaridas 2018-2025. Se trata de un trabajo con carácter pionero en la comarca de Rioja Alavesa, en el que un municipio de apenas 200 habitantes apostó por la realización de un análisis previo del estado de sus espacios naturales (El Monte y la Laguna) y su entorno en materia de biodiversidad.

Esto permitió, basándose en criterios técnicos y científicos, desarrollar un marco de actuaciones de aplicación a corto, medio y largo plazo, que posteriormente se han integrado en la planificación estratégica del municipio. Este plan recoge más de 40 medidas, de las cuales ya se han ejecutado un 60 % en apenas tres años. Entre éstas destacan algunas como las actuaciones de restauración de la Laguna y la adquisición de terrenos privados para aumentar la superficie protegida de El Monte, catalogado como Área de interés naturalístico por las directrices de ordenación del territorio (DOT) del País Vasco. A su vez, se han llevado a cabo medidas que aumenten la conectividad entre estos espacios naturales, como la red de encharcamientos, la creación de setos vivos en entornos agrícolas, la plantación de áreas para polinizadores o la instalación de varias cajas nido para aves y murciélagos en estos espacios naturales. También se han llevado a cabo medidas relacionadas con el mantenimiento tradicional del viñedo, como el inventariado de variedades de frutales tradicionales y actividades de educación ambiental, como los voluntariados para la creación de los encharcamientos, o las distintas ediciones de las Jornadas Ambientales.

Segundo premio El segundo premio de la categoría de Hábitats, ha sido para el proyecto Red de encharcamientos de Navaridas, incluido dentro del plan galardonado, cuyo objeto es la creación de una red de microhumedales y la restauración de la Laguna de Navaridas.

Este humedal protegido presenta una de las mayores diversidades de especies anfibias del área mediterránea del País Vasco, con un total de ocho. En ella también se pueden encontrar la mayor población del País Vasco de cerraja de agua (Sonchus maritimus maritimus), planta en peligro de extinción en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. La finalidad de este proyecto consiste en recuperar y mejorar el estado de las poblaciones de anfibios y odonatos, que a su vez permita conocer de primera mano la capacidad colonizadora de estas especies en entornos agrícolas mediante el estudio y seguimiento de sus poblaciones. Se han creado nueve encharcamientos, y tras tres años de seguimiento ya se han podido constatar la presencia de siete especies de anfibios en estos puntos de agua, algunas muy escasas en la región, como la ranita de San Antonio, la cual se ha convertido en el símbolo del patrimonio natural y turístico del municipio. Todos estos trabajos han ido acompañados de actividades de voluntariado y educación ambiental.

Ambos proyectos han sido desarrollados por el propio Ayuntamiento de Navaridas, junto al técnico municipal Aitor Senar y el científico ambiental local Gabriel García. Además, han contado con la participación de varios agentes y administraciones en materia de promotores y/o colaboradores, como la Sociedad de Ciencias Aranzadi, Gobierno Vasco, Diputación Foral de Álava, Agencia Vasca del Agua y la Cuadrilla de Rioja Alavesa, así como la propia ciudadanía del municipio.

Cabe resaltar, que estos proyectos se han desarrollado dentro de la planificación estratégica municipal de la Agenda Local 21 aprobada en 2011 y paralelamente junto a la estrategia Navaridas 2025: Bodegas, Cultura y Sociedad. Actualmente, el Ayuntamiento de Navaridas está diseñando su planificación local a través de la Agenda 2030 Local y quedarán integradas las actuaciones sobre la biodiversidad local dentro del objetivo de desarrollo sostenible número 14 denominado Vida de ecosistemas terrestres. Se prevé la aprobación en pleno del plan de Agenda 2030 Local de Navaridas a finales de 2021.

noticias de noticiasdealava