Patrimonio

Inversiones para mantener vivo el patrimonio rural

La subvención foral para conservar ermitas, edificios y elementos menores aumenta un 45% en dos años 19 intervenciones

05.08.2021 | 00:02
El castillo de Ocio. Foto: DNA

Laguardia – El Departamento foral de Cultura y Deporte de la Diputación alavesa que dirige Ana del Val, concretamente el Servicio de Patrimonio Histórico-Arquitectónico, ha vuelto a aprobar nuevas convocatorias de conservación y restauración de Elementos Menores, Ermitas y Edificios. En esta ocasión ha seleccionado para subvencionar 19 intervenciones que han supuesto una inversión por parte de la Diputación de 369.000 euros, 89.000 más que el año pasado. Teniendo en cuenta que el año anterior subió otros 77.000 euros, esta partida solo en dos años ha crecido un 45% para poder abordar más proyectos.

En 2021 las convocatorias resueltas han sido un total de tres. Por un lado, la línea de edificios, que fue recuperada el año pasado, ya que había desaparecido en el año 2013. En este caso los tres proyectos que se subvencionarán ascienden a un importe total de 100.000 euros por parte de la Diputación, que el año pasado ya había subido en 20.000 euros con respecto a las de 2013.

Se trata del castillo medieval de Llanos en Ocio, o castillo de Ocio, donde se ha realizado una intervención de seguridad para los visitantes, ya que se encuentra sobre la cima de un risco y tiene a sus pies el río Inglares. Para esa obra se han destinado 34.608,74 euros de subvención.

El segundo proyecto ha sido para la estación del ferrocarril Vasco Navarro en Atauri, localidad de la Montaña Alavesa. Se trata de actuaciones que se irán acometiendo según se vaya desarrollando también la iniciativa de Paisajes de la Minería de Montaña Alavesa. Por ello, ahora se apoya la primera fase para conservación de la estación y se destinan 12.196,80 euros de subvención.

El tercero es el caserío Etxebarri, en Llodio, que aparece en la Lista Roja del Patrimonio, pero que ha sido catalogado como Bien Cultural por el Gobierno Vasco. Esto permite su recuperación, y de hecho, la primera actuación es la consolidación de la ruina y puesta en valor (proyecto y obra), para lo que se han concedido 53.194,46 euros de subvención al Ayuntamiento de Llodio, propietario del caserío.

ERMITAS En cuanto a la línea de ermitas, la Diputación Foral de Álava ha elegido ocho proyectos por un importe total de 119.000 euros (19.000 más que el año anterior). Son la consolidación estructural de la ermita de la Magdalena, de Legutio, que recibe 60.000 euros de subvención; la restauración de la puerta de acceso de la ermita Nuestra Señora de Torrontejo o Santa Lucía de Labastida, donde se han realizado excavaciones y actuaciones y a la que se da 5.975,27 euros de subvención; y una tercera ayuda que es para la restauración de espadaña y solado de la ermita de Santa Ana, de la localidad de Ibarra, con 4.588,97 euros de apoyo.

Para el proyecto de rehabilitación de la ermita de San Sebastián, en Añes, se ha habilitado una ayuda de 2.904 euros; para la reparación de la estructura de cubierta y tratamiento antixilófagos de la ermita Andra Mari de Ibabe en Ibarra, 9.244,23 euros; y con el objetivo de llevar a cabo la sustitución del peldañeado del coro de la Ermita Nuestra Señora de Jugatxi, en Jugo, 4.145,46 euros de subvención.

Finalmente se ha apoyado la obra de saneamiento y drenaje de la ermita San Esteban de Etxabarri Ibiña, con 30.231,60 euros de subvención; y la consolidación estructural (estudio del maderamen) de la ermita de Santa Cruz de Gardea, en Llodio, a la que se destinan 1.919,47 euros.

ELEMENTOS MENORES En cuanto a la línea de elementos menores, Cultura respaldará este año 2021 un total de ocho proyectos por un importe total de 150.000 euros, 50.000 más que el año pasado. Se trata de la obra de consolidación de las Fábricas del Molino de Untza, con 16.863,72 euros; la intervención arqueológica y obra de consolidación del aljibe del Castillo de Portilla, dotado con 11.785 euros; la rehabilitación y puesta en valor de la bolera de Beotegi, a la que se destinan 60.000 euros; y el estudio arqueológico y entibación y excavación de la nevera de Obikola o San Antonio de Llodio, 6.447,58 euros.

También se han aprobado ayudas para el proyecto de rehabilitación del molino de Langarika, con 2.122,82 euros; la consolidación del cubo y del molino viejo y puente de Abezia, que cuenta con 19.824,63 euros; la restauración de fachadas y sustitución de carpinterías del edificio del potro de herrar de Peñacerrada, a la que se destinan 20.741,06 euros; y el proyecto de rehabilitación y acondicionamiento de entorno del molino de Samiano, con 12.215,19 euros.

Hay que tener en cuenta, además, que la Diputación sólo pone una parte, por lo que la inversión en conservación es mucho mayor. Concretamente, el año pasado la parte asumida por la Diputación Foral fue del 60,6%.

2020. El coste invertido total en restauración de elementos históricos y ermitas por parte de ayuntamientos, juntas administrativas y la Diputación foral fue el año pasado de 420.947,02 euros, de los cuales el 60,6% los asumió la institución foral. Ahora, en 2021, "certificamos –señala la diputada Ana del Val– el compromiso del departamento por la conservación y la restauración de nuestro patrimonio arquitectónico, especialmente en la salida de esta crisis y principio de nuestra recuperación".

noticias de noticiasdealava