Tradiciones alavesas

Romerías alternativas para el santo

La áreas recreativas de Álava ofrecen espacios de ocio en la naturaleza en buena parte de sus municipios para disfrutar de una fiesta diferente

28.04.2021 | 00:20
Romerías alternativas para el santo

Por segundo año consecutivo la ciudadanía alavesa se ha quedado sin poder celebrar la festividad de sus patronos, San Prudencio y Nuestra señora de Estíbaliz, y por tanto también sin las romerías a Armentia y al cerro donde se ubica el santuario de la virgen más alavesa. Sin embargo, en la medida en que la imprevisible meteorología primaveral lo permita, prácticamente todo el territorio dispone de espacios abiertos y perfectamente habilitados para pasar una jornada de asueto al aire libre sin salir del propio municipio y cumpliendo con todas las medidas de seguridad que exige la situación sanitaria.

Las áreas recreativas son por tanto, una alternativa de fortuna para capear las restricciones a la espera de que el año que viene, esta vez sí, alavesas y alaveses puedan reunirse donde siempre lo han hecho por estas fechas.

En el Puerto de Herrera, en el municipio de Peñacerrada, las familias pueden disfrutar del área de Ezpeldi, que dispone de mesas, parrillas, juegos, fuentes y aseos.

Muy cerca, en Samaniego, al otro lado de la Sierra de Cantabria, se encuentra el área recreativa de El Cristo, junto a la ermita del mismo nombre, un lugar donde disfrutar de encinas, quejigos, alerces y acacias.

Sin salir de la Rioja Alavesa, en Yécora, se encuentra el área de Bercijana, un lugar rodeado de viñedos, plátanos, pinos, encinas y castaños; y algo más al sur, entre Yécora y Oion, pero ya en este último municipio, una refrescante chopera da la bienvenida a los excursionistas al parque de San Justo.

Labastida también cuenta, en la misma cuadrilla, con el área de San Ginés, que a los pies del Toloño ofrece todos los servicios (columpios, parrillas y mesas) para una jornada al aire libre que también pueden disfrutar los vecinos de Laguardia en el área de Berberana, en los alrededores de la ermita románica del mismo nombre.

En la Montaña, los vecinos del municipio de Campezo cuentan con el área de Orbiso, a 1,6 kilómetros de Santa Cruz, donde se puede disfrutar de una agradable jornada junto a la ermita de Santa Lucía. Tienen la suerte además de contar con otra área recreativa, la de Lizartxa, protegida del sol por robles, alisos, álamo temblón, fresno, arce y plátano.

Muy cerca, a 1,3 kilómetros de Orbiso, está al área de Ibernalo, que dispone de amplias vistas del valle de Campezo y cuenta con una hospedería. Al lado, en Bernedo, se encuentra el área ubicada junto a la ermita de Nuestra Señora de Okon, sobre la ladera de la Sierra de Cantabria y con amplias vistas del Valle del Ega. Más al norte, en el valle de Arana, cerca de San Vicente, Santa Teodosia ofrece un impresionante hayedo con amplias vistas.

En la Llanada En la cuadrilla de la Llanada, en Iruraiz-Gauna, a los pies de la cima del Itxogana, se encuentra el parque de San Vítor, al que se llega fácilmente desde el Puerto de Azáceta.

En Gorbeialdea la oferta arranca con el área de Jugatxi, al lado de Murgia, y sigue con la de Ostuño, un amplio parque con un magnífico robledal, ubicado junto a la piscina de Izarra. Al este, a disposición de los vecinos de Legutio, están las áreas recreativas de Zabalain, en la península del embalse; y Sorgimendi, entre Urrunaga y Gojain. Pasando Kruzeta, ya en Aramaio, está Mariseka, en este caso muy cerca del pantano de Albina.

Ayala, por su parte, ofrece en Artziniega el área ubicada junto al Santuario de Nuestra Señora de la Encina; o Garrastatxu, a 2,6 kilómetros del núcleo de Baranbio. San Roke, también en Ayala, se encuentra cerca de Amurrio y dispone de juegos infantiles junto a plátanos y acacias.

En Añana, concretamente en Sobrón, se encuentran las áreas de la presa y de la playa del embalse, y no muy lejos, en Valdegovía, está el área recreativa de Angosto. En la misma zona hay una gran zona de esparcimiento junto a la piscina fluvial de Espejo, y ya en Kuartango encontramos el área de Eskolunbe, en la sierra de Badaia.

En el otro extremo de la cuadrilla se encuentra el área de San Pelayo, cerca de Víllodas; y en Berantevilla el río Ayuda refresca a quienes se acercan al parque de Linares.

Por último, aunque Vitoria cuenta con zonas de esparcimiento en su Anillo Verde, en su término municipal se encuentra el área recreativa de Estíbaliz, aunque precisamente, y por desgracia, no sea la más recomendable para visitar en estos días.

noticias de noticiasdealava