Llodio derivará las partidas de acogida de menores a ayudas de emergencia en los países en que residen

Los 3.000 euros de 2020 no se usaron por la pandemia y se estima que ocurrirá lo mismo con los de 2021, por lo que todos los partidos han apoyado esta alternativa

07.04.2021 | 00:15
Una familia pasea por el centro de Llodio.

El Ayuntamiento de Llodio ha dado luz verde, por unanimidad de todos los partidos que integran la Corporación, a una propuesta de EH Bildu que instaba a buscar alternativas para dar utilidad a las partidas destinadas al programa anual para la acogida estival de menores de países empobrecidos y que, a consecuencia de la pandemia, no han podido emplearse, ya que las medidas sanitarias han impedido el viaje de los niños y niñas que cada año visitan el municipio desde lugares tan dispares como los campamentos de refugiados saharauis o Bielorrusia, por citar alguno.

En concreto, la solución pasa por promover convenios de colaboración entre el Consistorio y las asociaciones que optan habitualmente a estas ayudas, con el objeto de poder destinar la subvención a actuaciones de emergencia social en las zonas en que residen estos menores vulnerables, a través de programas dirigidos a orfanatos o escuelas en los que residen o estudian, y así paliar los efectos del covid-19.

Asimismo, será necesario modificar las bases de la convocatoria vigente para que la concesión de ayudas económicas se destine al acogimiento durante todo el año y no exclusivamente a periodos estivales, como se ha regulado a lo largo del cuatrienio 2018-2021.

Además, se emitirá un informe técnico por parte de la persona responsable del área, de cara a cuantificar económicamente la posibilidad de aumentar la partida presupuestaria en función de las necesidades reales de las familias que optan a estas ayudas.

Y es que las bases reguladoras de esta convocatoria anual de ayudas económicas fueron aprobadas en junio de 2018, por acuerdo de la Junta de Gobierno Local, y su marco estaba limitado "al acogimiento estival de menores procedentes de países empobrecidos, por familias del municipio de Llodio, a través de organizaciones no lucrativas".

Por su parte, el crédito total se fija en la convocatoria de cada año y es de 3.000 euros en el presente ejercicio, con cargo a una partida del presupuesto del área de Desarrollo Social. "En el año 2020 la pandemia del covid-19 impidió que la concesión de estas ayudas económicas destinadas a la acogida familiar en estancias de verano pudiera llevarse a cabo y esta cantidad ha terminado en el remanente de tesorería", explican desde el Consistorio que, de cara a este 2021, prevén ocurra lo mismo.

Zonas 'guau'

Otro asunto en el que ha habido unanimidad en Llodio es en la propuesta de Omnia en torno a la creación de zonas de esparcimiento canino, de la que DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA dio cuenta el pasado 29 de marzo. En este caso, ha salido adelante una moción transada entre el grupo proponente más PNV, EH Bildu y PSE-EE –es decir, todos los partidos con representación en este Ayuntamiento– por la que, en primer lugar, se llevará a cabo un proceso participativo entre las personas propietarias de perros, en el que se abordará una planificación de zonas por barrios, así como la evaluación de las herramientas necesarias para habilitar una zona específica y céntrica para entrenamiento.

El paso siguiente será realizar un estudio junto con los técnicos, personal político y representantes de los propietarios de perros, de cara a fijar las ubicaciones más idóneas donde realizar estas zonas de esparcimiento canino, garantizando al menos una por barrio y estableciendo en la zona centro otra de entrenamiento, acondicionada según el resultado del proceso participativo y a la que se dará prioridad presupuestaria.

En último término se creará una normativa de uso de estas zonas y se hará público el listado de las mismas, junto al mapeado donde estén ubicadas "a través de todos los medios municipales de que se dispone, haciendo actualizaciones anuales de carácter informativo, estas últimas, al menos en la web municipal".

En la actualidad el municipio solo cuenta con un área de esparcimiento canino, de entorno a 1.600 metros cuadrados y vallada, en el barrio de Latiorro, junto al cementerio. En este sentido, los propietarios de canes llevan años demandando más y mayores servicios en esta materia que, una vez actualizada la Ordenanza Reguladora de la protección y tenencia de animales, que databa de 1995, se ha decidido atender.

"Tenemos que entender, que al igual que como municipio pedimos el cumplimiento de ciertas normas (que vayan atados, uso el bozal), a cambio, hemos de dar opciones a estos vecinos y vecinas, por ello debemos ir trabajando en habilitar zonas más pequeñas en los diferentes barrios, y una gran zona de esparcimiento y entrenamiento en la zona centro", defendieron desde Omnia.