Previsión urbanística

Da comienzo la revisión del Plan Territorial Parcial de Álava Central

Arranca un proceso para recabar información que en 2023 debería conducir a la elaboración del documento definitivo

06.04.2021 | 00:23
Nanclares de la Oca es uno de los municipios que se verá afectados por la revisión del Plan Territorial Parcial de Álava Central. Foto: Alex Larretxi

VITORIA – El Consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes ha iniciado el procedimiento de revisión del Plan Territorial Parcial de Álava Central, y ha dado a la Dirección de Planificación Territorial y Agenda Urbana hasta junio de 2021 para la elaboración del Avance de la Revisión del PTP, plazo que podrá ser ampliado si es preciso, un año más, hasta junio de 2022 para la elaboración del documento para la aprobación inicial y hasta junio de 2023 para la elaboración del documento de aprobación provisional, previo a la aprobación definitiva. En la misma orden pide a la Diputación de Álava, la Diputación de Bizkaia, las cuadrillas con municipios en el área funcional, de todos los municipios integrantes de la zona, así como los concejos y a la Administración del Estado toda la información que consideren necesaria para la redacción del plan, así como a todos los departamentos del Gobierno Vasco, información que deberá suministrarse en el plazo de dos meses.

El área funcional de Álava central comprende los municipios alaveses de: Alegría-Dulantzi, Añana, Armiñón, Arraia-Maeztu, Arratzua-Ubarrundia, Asparrena, Barrundia, Berantevilla, Bernedo, Campezo, Elburgo, Iruña Oka, Iruraiz-Gauna, Kuartango, Lagran, Lantarón, Legutiano, Peñacerrada-Urizaharra, Ribera Alta, Ribera Baja, Salvatierra, San Millán, Urkabustaiz, Valdegovía, Valle de Arana, Vitoria-Gasteiz, Zalduondo, Zambrana, Zigoitia y Zuia, así como los municipios vizcaínos de Otxandio y Ubide. Además, incluye los ámbitos de Sierra Brava de Badaia y Parzonería de Entzia.

El documento que se quiere actualizar es el PTP aprobado el 28 de diciembre de 2004 al que han debido de atenerse tanto los planes urbanísticos como los planes territoriales sectoriales y actuaciones con incidencia territorial en esa área. La única modificación realizada en estos años fue mediante el Decreto 145/2018, de 9 de octubre, que sirvió para posibilitar la construcción de la terminal logística intermodal de Jundiz-Víllodas, en los municipios de Iruña Oka y Gasteiz.

En 2013 la Dirección de Planificación Territorial y Agenda Urbana elaboró una memoria de seguimiento del PTP de Álava central. Entre 2019 y 2020 se realizaron los trabajos de estudios previos y diagnóstico para la revisión del PTP, el cual incluye los estudios iniciales básicos de Montaña Alavesa y de Valles Alaveses, así como el catálogo del paisaje del área funcional.

A estos estudios hay que incorporar ahora los resultados de un proceso participativo ya que, como está establecido, cualquier revisión o modificación de cualquier figura de ordenación territorial o de ordenación urbanística estructural deberá estar acompañado de un programa de participación en el que se establecerán los objetivos, estrategias y mecanismos para posibilitar el derecho a participar de la ciudadanía y entidades asociativas. Este programa de participación ciudadana se publicará resumidamente en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) o en el del territorio histórico correspondiente, según la administración pública promotora; se divulgará a través de las nuevas tecnologías de la información, y contendrá como mínimo una guía de participación, la previsión de sesiones abiertas al público explicativas, así como material divulgativo que deberá prepararse.

El proceso participativo se llevará a cabo a través de varios medios. Por una parte, mediante talleres digitales o presenciales (sesiones abiertas). Estos talleres digitales o presenciales se abiertos a todos los públicos, donde cada grupo social planteará aportaciones. También se podrán realizar mediante eventos online, a través de la retransmisión de distintas acciones realizadas en el marco del Programa de Participación Ciudadana para informar, difundir y divulgar distintos momentos del proceso.

Por último, también se ha posibilitado la participación con seguimiento digital: se diseñará material divulgativo para la difusión de contenidos y conclusiones y se elaborará una Guía de Participación, todo adaptado a un vocabulario no técnico. La difusión de estos materiales se realizará a través de la web y redes sociales.