Desahucios

Amaia, Pepe y sus cuatro hijos menores ya tienen vivienda

La familia de Dulantzi pendiente de desahucio acepta el piso de alquiler social que le ha ofrecido Etxebide en Vitoria

25.03.2021 | 11:01
Amaia y Pepe denuncian su caso

El desahucio de Amaia, Pepe, y sus cuatro hijos menores se suspendió el día 16 de marzo hasta que el juzgado comunique nueva fecha. Sin embargo, los servicios sociales de Dulantzi han comunicado a la familia que Etxebide les ofrece una alternativa habitacional de alquiler social en Gasteiz. La familia ha aceptado la oferta y está pendiente de que esta propuesta se formalice.

"Ésta es la alternativa que en Kaleratzeak Stop pedimos para todas las personas vulnerables en riesgo de desahucio, ya que es una exigencia del pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales, que considera una violación grave del pacto cualquier desahucio sin alternativa habitacional previa, digna y adecuada", manifiesta la plataforma.

Vivir decentemente

Recuerda que recientemente, una resolución de Consejo Económico y Social de Naciones Unidas –dictamen adoptado por el comité en virtud del protocolo facultativo del pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales (PIDESC)–, insiste en que el PIDESC es obligatorio para todos los poderes públicos, y que la alternativa habitacional tiene que ser adecuada, es decir, excluyendo albergues u hostales que no permiten vivir decentemente.

Además, Kaleratzeak considera que ha servido la denuncia pública de este caso y la movilización de la sociedad civil. Gracias a ello, "podemos conseguir que esta familia con cuatro menores encuentre un hogar asequible que le permita vivir sin la angustia de quedarse en la calle porque el mercado privado de alquiler excluye, precisamente, a las personas que más lo necesitan", valora.

En Euskadi, según datos de Kaleratzeak Stop, hay mas de 35.000 pisos que llevan más de dos años vacíos y que debían estar en alquiler social.

Alquiler forzoso

Sin embargo, el Gobierno Vasco se niega a desarrollar la Ley de vivienda vasca, aprobada hace cinco años, y no aprueba el reglamento para aplicar la expropiación de uso, o el alquiler forzoso, para que estos pisos vacíos cumplan su función social y se pongan a disposición de las familias vulnerables.

Un retraso "injustificable", que agrava la situación de la vivienda que se ha demostrado clave en la actual pandemia sanitaria.

Por eso, considera la plataforma social que cobra mas importancia, si cabe, la iniciativa por una ley de vivienda estatal, que controle los alquileres especulativos, movilice la vivienda vacía, aumente el parque de pisos públicos y reforme la fiscalidad a favor del alquiler social.

noticias de noticiasdealava