Llegada del TAV a Gasteiz

Un año en vía muerta

El proyecto del soterramiento de la alta velocidad a su paso por Gasteiz cumple doce meses sin registrar avances

07.02.2021 | 00:20
La recreación de la futura estación soterrada de Gasteiz se dio a conocer en enero de 2019. Situada a 17 metros por debajo del suelo, sitúa en el segundo sótano la vía de playas para los trenes de pasajeros y los encargados del transporte de mercancías.Foto: DNA

Vitoria – La vorágine de la actualidad ha sacado de los lugares destacados de la agenda informativa local una cuestión como la integración de la alta velocidad y su soterramiento al paso por la capital alavesa. Se va a cumplir un año, el próximo día 13, desde que la cuestión asomara por última vez a los titulares de prensa y copara minutos de radio. Fue con motivo del encuentro en Madrid de la entonces consejera de Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos. Nadie era capaz de vislumbrar la catarsis que se aproximaba un mes después con la eclosión del coronavirus y el revolcón al que se iba a someter la actualidad. En estos doce meses el cauce informativo vinculado al soterramiento ha permanecido totalmente seco y sin ningún pronunciamiento sobre la cuestión.

Esta semana se ha roto esa sequía con las palabras del ministro Ábalos, el miércoles, en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, a preguntas del jeltzale Iñigo Barandiaran. El responsable de Transportes exteriorizó su "deseo" de ver concluidos los estudios informativos para la valoración ambiental de algunos tramos de la red ferroviaria de alta velocidad en Euskadi. Se trata de los accesos a Gasteiz y Bilbao, así como las estaciones, aún en estudio informativo y pendientes de la declaración ambiental. Lo mismo sucede con el tramo entre Burgos y Vitoria. Se acumulan los meses de retraso en todos ellos cuando deberían haber estado en septiembre de 2019 y febrero del pasado año, respectivamente. "Todos somos conocedores de las dificultades que tenemos. En el caso de las evaluaciones ambientales, no dependen de este Ministerio y sí, estamos muy encima porque nos afectan clarísimamente para la evolución de los proyectos, pero no tendría que preguntarme a mí por esto", concluyó Ábalos su respuesta al integrante del PNV en el congreso. Puso los focos directamente el valenciano sobre el ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que dirige Teresa Ribera, como entidad que debe manifestarse con respecto a toda la documentación pendiente de recibir aprobación.

Ante estas palabras, Iñigo Barandiaran expresó sus "serias e infundadas dudas" sobre la fecha de finalización de la obra. "Los informes siguen sin emitirse y, lo que es peor aún, su ministerio no ha recabado explicaciones por su retraso", lamentó el jeltzale en la sesión de control.

cambio de actores y roles En este año en blanco transcurrido para el proyecto más emblemático de Gasteiz, el único movimiento que ha habido se ha centrado en una nueva distribución de papeles y actores. Aquella foto de la sailburu Tapia visitando la sede ministerial no volverá a producirse, después de que en el ejecutivo vasco de coalición salido de las urnas tras las elecciones de julio, todo lo referido al área de Transportes pasara a ser responsabilidad del PSE y se encuadrara dentro de la cartera del consejero Iñaki Arriola. El presidente de los socialistas vascos vuelve a asumir una cartera en el Gobierno de Euskadi en la que ya estuvo al frente entre 2009 y 2012. En aquellos años Arriola fue uno de los actores que firmaron, en marzo del año 2010 en el Museo Artium de Gasteiz, un acuerdo que suponía el "paso decisivo para integrar Gasteiz en la red de la alta velocidad", en palabras de Iñaki Arriola pronunciadas en aquella solemne jornada y ante la atenta mirada del entonces ministro de Fomento, el socialista José Blanco.

Una década después de aquel momento, fue el de nuevo consejero de Transportes del Gobierno Vasco el que amplió en un par de años el marco temporal de este proyecto en la recta final del año pasado. La fecha de 2024 tantas ocasiones barajada como estación final del faraónico proyecto, se estira en 24 meses y el calendario de la ejecución se sitúa ya en el horizonte de 2026. El propio Iñaki Arriola tildó de irreal ese año tantas veces aludido como el de la anhelada llegada de la alta velocidad. "Nadie piensa hoy en día que 2023 o 2024 sean una fecha", manifestó en una entrevista en la emisora pública Radio Euskadi en octubre. Aludió a la afección que la pandemia ha tenido sobre esta infraestructura. y consideró como "lo importante ir avanzando", puntualizó. Apuntó al nuevo diseño con el ejecutivo de Madrid de un calendario de fechas para ir completando las etapas.

EL HORIZONTE DE 2022 A falta de posicionamientos oficiales desde el ministerio de Transportes, el de Transición Ecológica y sin respuesta a cuestiones que debían haber visto la luz el pasado ejercicio, fue el regidor de Gasteiz, Gorka Urtaran, el que aportó algo de luz a este tema. Certificada ya esa falta de respuestas sobre la aprobación del estudio informativo y la declaración de impacto ambiental de la integración de la alta velocidad a su paso por Gasteiz, el alcalde expresó, en una entrevista en estas páginas de DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA el pasado domingo, estar "muy sorprendido" porque ahora el horizonte para lograr ese visto bueno se sitúa en el año 2022.

Dentro de esas respuestas pendientes de recibir están también la ingente cantidad de 11.400 alegaciones presentadas por los vecinos de Salburua, Zabalgana, Borinbizkarra y otras zonas de Gasteiz exigiendo un soterramiento completo de la trama ferroviaria a su paso por la ciudad y suturar la cicatriz que provocan las vías a su paso por Borinbizkarra. Los vecinos afectados por la presencia de la trama ferroviaria se movilizaron para presentar alegaciones de forma masiva, a pesar de coincidir en época totalmente estival.

Desfile ministerial. En las décadas en las que lleva sobre la mesa este viejo anhelo de Gasteiz, han sido hasta media docena los ministros de Fomento que han cumplido con la rutina de personarse en la ciudad y anunciar el inicio del proyecto. Por parte del PSE visitaron la capital alavesa José Luis Ábalos, como último ministro en hacerlo, y antes sus compañeros Magdalena Álvarez y José Blanco. Desde las filas del PP pasaron por Gasteiz Francisco Álvarez Cascos, Ana Pastor e Iñigo de la Serna.