Ernesto Sainz Lanchares alcalde de Agurain

"El cierre perimetral de Agurain es una medida acertada y demandada por la sociedad"

24.01.2021 | 00:51
"El cierre perimetral de Agurain es una medida acertada y demandada por la sociedad"

Quien más y quien menos lo veía venir, confiesa el alcalde de Agurain, ya que la pandemia no ha terminado y "nos quedan todavía días malos", augura.

agurain – Casi un año después del inicio de la pandemia el alcalde de la localidad repasa la situación en un panorama lleno de incógnitas y detalla retos para este año como la urbanización del ámbito de Curtidos, la promoción de vivienda pública en alquiler, el cambio del pavimento de la Plaza de San Juan e intensificar las frecuencias del transporte público entre la villa y Gasteiz..

Alcalde, ¿qué tal se encuentra?, ¿Cómo ha pasado el confinamiento?

–Bien. Gracias a la familia que nos ha hecho las labores de intendencia con las compras esenciales. Tras dos PCR negativas salgo de un confinamiento de 10 días por contacto estrecho con un familiar directo, totalmente asintomático, que dio positivo. Eso demuestra lo difícil de gestionar esta pandemia, un virus que a unas personas mata, mientras que otras ni se enteran de que lo llevan dentro. Por lo demás, al no poder hacer otra cosa, lo he dedicado a trabajar sacando adelante asuntos un tanto aparcados. Hoy en día las nuevas tecnologías lo permiten.

Agurain vuelve a estar perimetralmente cerrado. ¿Lo veía venir?

–Si. Por lo que veíamos y oíamos a nuestro alrededor, quien más y quien menos lo veíamos venir. Pueblos, comunidades autónomas y países de nuestro entorno, incluso lejanos, nos hacían presagiar que esto no ha terminado, que nos quedan todavía días malos, lo que hace que más que nunca debamos cumplir con las recomendaciones de las autoridades sanitarias: limpieza de manos, distanciamiento social y mascarilla, siempre mascarilla. En cualquier caso, el cierre perimetral es una medida acertada. Pienso que el LABI no ha hecho sino incorporar una medida ampliamente demandada desde la sociedad: nadie entendíamos cómo con la hostelería cerrada de un municipio, sus vecinas y vecinos podían coger el coche e ir al municipio de al lado para consumir hostelería.

¿Qué mensajes le llegan de los vecinos y vecinas?

–Cansancio, hastío, sensación de que parte de nuestra vida se nos va€€ La pandemia no es sólo una crisis sanitaria, sino también social y económica. En mi opinión hay un antes y un después de esta pandemia. No dejar nadie atrás es nuestro reto como sociedad.

¿Y de la hostelería?

–Lo anterior multiplicado por dos, y además, con consecuencias económicas graves para el sector. Son, junto con sus proveedores, agencias de viaje, sector aeronáutico, transporte, etc, también relacionados con la movilidad, el turismo y la hostelería, fundamentalmente, los que más están pagando la crisis, los más afectados por el modo de vida que nos ha venido impuesto por la pandemia, sin ser responsables de la situación. En general, la hostelería lo está haciendo bien.

¿Qué efectos puede tener en la economía local?

–Los datos no engañan, son duros: en 2020 en Agurain hay 411 personas paradas, lo que significa una tasa de desempleo del 15,4 %. 68 personas en paro más que en 2019, y eso sin contar las personas en ERTE derivados de la covid-19.

¿Está notándose alguna incidencia de la pandemia en las empresas instaladas en el polígono industrial?

–El aumento de la tasa de desempleo nos indica que sí, sin duda, aunque pienso que el tipo de empresa instalada en nuestros polígonos ha amortiguado el golpe mejor que otros sectores.

¿Se van a reflejar ayudas en los presupuestos municipales?

–Si algo nos ha enseñado esta crisis es que es muy cambiante. Al igual que ha ocurrido en 2020, analizaremos las acciones que vayamos a poner en marcha para dinamizar sectores especialmente castigados por la crisis. En 2020 hemos sabido adaptarnos para terminar acordando subvenciones directas al sector de la hostería y sector servicios, así como distintas medidas relacionadas con bonificaciones y aplazamientos en el pago de impuestos y tasas municipales. Todas esas medidas se volverán a poner encima de la mesa, a falta de concreción por lo que hablamos de incertidumbre y volatilidad de esta crisis sanitaria, social y económica. Como decía antes, no dejar a nadie atrás va a convertirse en un reto, como sociedad, y también como institución.

¿Contará con apoyo de EH Bildu?

–Tenemos diferencias con EH Bildu, es lógico, pero tengo que decir que no hemos encontrado resistencia en cuantas acciones hemos propuesto para apoyar sectores castigados por la Covid-19, al contrario, hemos obtenido su apoyo.

Detálleme cuatro retos para este nuevo año.

–La pandemia nos deja, cuatro grandes retos del equipo de gobierno para este año 2021, al margen de otras acciones reflejadas en nuestros presupuestos: consolidar la urbanización del ámbito de Curtidos; promover construcción de vivienda pública en alquiler; cambiar el pavimento de la Plaza de San Juan e intensificar las frecuencias del transporte público entre Agurain y la capital, Gasteiz.

¿Cuál es la situación actual de la urbanización de Curtidos?

–El pasado día 26 de diciembre venció el plazo de presentación de ofertas para la contratación de las obras de urbanización del ámbito de curtidos. Unas obras valoradas en1.862.130.-€ y que tienen un plazo de ejecución de 17,5 meses, aunque serán unas obras muy supeditadas, en plazo y presupuesto, a la intensidad que requieran los trabajos de descontaminación de suelos. Se han presentado un total de 7 empresas, y en unas semanas se producirá la adjudicación y posterior firma de contrato e inicio de las obras. Con ello daremos solución a la que es actualmente la zona urbana más degradada del municipio, con la generación de un nuevo parque ribereño.

¿La construcción de vivienda pública de alquiler es un nuevo reto para este año?

–Estamos trabajando intensamente en un convenio para la promoción de vivienda de protección pública destinada al alquiler en Agurain. Este año 2021 tiene que ser clave para avanzar en la firma de ese convenio, un convenio que hará realidad la construcción del orden de entre 50 y 60 viviendas en régimen de alquiler.

Tras la última nevada y el posterior deshielo se ha vuelto a poner de manifiesto el mal estado del pavimento de la plaza de San Juan. ¿Existe algún proyecto para su arreglo?

–Ya estamos trabajando en la redacción del proyecto constructivo. Después vendrá la redacción de los pliegos, la adjudicación, y la ejecución de las obras, algo que queremos ejecutar este año 2021. La obra, que será financiada en parte por el Plan Foral, abordará un necesario cambio y remodelación del pavimento de la Plaza de San Juan, Portal del Rey, Olbeas y accesos, muy deteriorados. Más que el aspecto estético de la plaza mejorará su seguridad.

Existe entre la población de Agurain una inquietud creciente acerca de la escasa oferta en el transporte público, ¿Qué opina el alcalde de Agurain de la oferta de transporte público que une Gasteiz y Agurain?

–Que es escasa, muy escasa, y que se produce un grave agravio comparativo entre Agurain y otras localidades alavesas. El déficit del transporte público en Agurain es patente, por eso ha sido siempre una de nuestras prioridades en el programa de gobierno para esta legislatura. No es lógico que entre Alegría-Dulantzi y Vitoria-Gasteiz haya en ambos sentidos 25 frecuencias; que entre Llodio y Gasteiz haya 33 frecuencias, al margen de las que hay con Bilbao; y que, sin embargo, entre Agurain y Gasteiz haya tan sólo 15 frecuencias (en el mejor de los casos, porque tampoco los hay ahora con la covid-19), y reduciéndose mucho los fines de semana. El agravio comparativo es evidente.

¿Le llega esa inquietud de las vecinas y vecinos de Agurain? ¿Le llegan sus quejas?

–Por supuesto. Son muchos los y las aguraindarras que han acudido a verme en mi despacho en el ayuntamiento para trasladarme este problema, y además de muy variadas edades y circunstancias: estudiantes, personas en edad laboral, personas mayores que tienen dificultades para acudir a consultas médicas en Vitoria, etc. etc. La escasez de frecuencias en el transporte entre Agurain y la capital también resultó ser el principal problema para las y los aguraindarras que respondieron a la encuesta vecinal realizada en el marco del programa "Euskadi Lagunkoia.

¿Cuál es el principal escollo para lograr una solución a esa falta de frecuencias?

–En ambos casos, transporte por ferrocarril y transporte por carretera, el principal escollo está en dónde corresponde tomar las decisiones, y en una legislación que ha quedado caduca y obsoleta. En el caso del transporte por ferrocarril no se nos escapa que la decisión está en Madrid, y eso hace mucho más difícil alcanzar una solución. En el caso del transporte de viajeros por carretera, la solución al problema no está ni en Agurain, ni en Gasteiz, por cuanto la decisión acerca de las frecuencias está en Iruña (Pamplona), sede del Gobierno de Navarra. En efecto, es el Gobierno de Navarra quien decide las frecuentas de autobuses entre Iruña (Pamplona) y Vitoria-Gasteiz, y viceversa, y por ende, entre Agurain y Gasteiz, y viceversa. Si hablamos del transporte por ferrocarril, a ello se unen sus elevados costes, que rondan los 15 euros por kilómetro, lejos de los 2 euros por kilómetro que de coste tiene el transporte de viajeros por carretera.

¿Parece un poco ilógico que sea el Gobierno de Navarra quien decide la frecuencia de autobuses entre Agurain y Gasteiz y al revés?

–En pleno siglo XXI es ilógico, y muy difícil de entender. La explicación está en la Ley Orgánica de Transportes Terrestres del Estado, una ley del año 1987, y del Reglamento y demás legislación que la desarrolla, legislación que, a mi modo de ver y entender, ha quedado caduca a todas luces. Según esa norma legal, la licitación de las líneas de transporte de viajeros por carretera corresponderá al territorio por el que discurra un mayor número de kilómetros. En este caso, como entre Vitoria-Gasteiz y Iruña-Pamplona discurren más kilómetros por territorio navarro que alavés, será al Gobierno de Navarra a quien corresponda licitar esa línea, y, por lo tanto, definir cómo queda esa línea en cuanto a horarios, paradas, frecuencias.

¿Qué pasos se están dando desde el Ayuntamiento de Agurain para dar solución a este problema?

–Desde el Ayuntamiento de Agurain buscamos una solución a esa escasez de frecuencias trabajando en distintos frentes: Renfe, Diputación, Gobierno de Navarra, y empresa concesionaria (La Burundesa). Respecto al transporte ferroviario, he mantenido varios contactos con el responsable de Renfe en el País Vasco, y con dos senadoras del PNV, a los efectos de hacer presión en Madrid de cara a recuperar e intensificar, en la medida de lo posible, las frecuencias. También hemos encargado a una ingeniería experta en la materia un informe estudio, que pone de manifiesto las carencias que venimos denunciando, así como el coste que supondría darle una solución.

¿Llegados a ese punto sólo quedaba contactar con el Gobierno de Navarra?

–Así es. Y lo hicimos. Llamamos a la puerta del Gobierno de Navarra y acudimos a él, poniéndonos en contacto con su Directora General de Transportes, Berta Miranda, con la que llevamos en contacto más seis meses, y con la que todavía seguimos en contacto en la búsqueda de soluciones a la escasez de frecuencias. Tengo que decir que, en todos los casos, Diputación Foral de Álava, Gobierno de Navarra, y empresa concesionaria (La Burundesa), me han recibido con los brazos abiertos, y he percibido que se ha entendido la lícita y lógica reivindicación de Agurain, destacando la buena predisposición de la Diputación Foral de Álava, empezando por su Diputado General. Tras todo este periplo, he sabido que se trata de un problema muy complejo, que requiere soluciones complejas, y que necesitan tiempo para madurar, pero también creo que vamos por el buen camino, y que todo este trabajo dará sus frutos.

¿Y cuál es la solución que se plantea?

–El pasado jueves la diputada Blanca de la Peña hacía público un acuerdo con el Gobierno de Navarra. Como decía antes, detrás del acuerdo anunciado por la diputada de Transportes e Infraestructuras, Blanca de la Peña, existe mucho trabajo, también del gobierno municipal. Digamos que se está trabajando en dos soluciones: Una, la que podríamos considerar definitiva, a medio-largo plazo, que consiste en un convenio entre el Gobierno de Navarra y la Diputación Foral de Álava, por el que el primero facilite a la Diputación Foral de Álava, bien incrementar las frecuencias en las franjas horarias no cubiertas por la línea Iruña-Pamplona//Vitoria-Gasteiz, bien ceder la competencia entre ambas localidades.

¿Y la segunda?

–El Ayuntamiento de Agurain trabaja también en otra solución, a más corto plazo, solución que sería provisional hasta que se llegue a esa solución definitiva, y que pasaría por lograr otro convenio, esta vez entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Agurain, a través del cual el Gobierno de Navarra permitiría al Ayuntamiento de Agurain intensificar las frecuencias de la línea Salvatierra-Agurain//Vitoria-Gasteiz, eso sí, asumiendo el Ayuntamiento de Agurain el déficit que se pudiera generar. Estamos trabajando en ese convenio.

¿Para cuándo entonces una solución a este problema?

–Como os decía, la solución definitiva tardará en llegar. Su complejidad hace que necesite tiempo para madurar. La diputada de Transportes e Infraestructuras ya ha puesto fecha: 2022. Reitero que estamos en el buen camino. La solución provisional llegará mucho antes. Esperemos que pueda ver la luz a lo largo del primer trimestre de este mismo año 2021, aunque el escenario de la COVID-19 tampoco nos ayuda al respecto, y añade nuevos interrogantes que deberemos sortear. Somos conscientes de que debemos seguir trabajando por un transporte público, y que éste sea de calidad, y por ello en aumentar sus frecuencias, pero también somos conscientes que el siguiente paso será trabajar por un transporte público no sólo de calidad, sino también más asequible, con la instauración del billete único y la tarjeta "bat".

¿Un mensaje final?

–Optimismo. Optimismo porque vemos la luz al final del túnel, con las primeras vacunas, aunque todavía queda mucho camino por delante y no debemos descuidar las recomendaciones de las autoridades sanitarias: distanciamiento social, mascarilla e higiene de manos.