Álava aspira a recibir 736 millones desde la UE para financiar distintos proyectos

Las iniciativas que optan a los fondos Next Generation se orientan a la transición energético-ecológica y digital

30.12.2020 | 00:28
Parque Tecnológico de Miñano, donde se ubicaría el Araba Health Intelligence Center. Foto: Iñigo Foronda

Vitoria – Álava aspira a recibir de los fondos del Mecanismo europeo de Recuperación y Resiliencia (MRR) 736,4 millones de euros para financiar distintos proyectos con un "impacto diferencial" sobre el territorio histórico, orientados fundamentalmente a su transición tanto energético-ecológica como digital durante los próximos cinco años.

De entre todos ellos, destaca el impulso a la infraestructura verde de Vitoria-Gasteiz, que contempla nuevas medidas para reducir el riesgo de inundaciones en la ciudad o el nuevo parque de Larragorri. También, el centro de fabricación avanzada en automoción e industria 4.0, en el que participa Mercedes, y otros como el plan para la valorización de residuos urbanos con producción de hidrógeno renovable y compost o el proyecto Álava Digital 2026, que pretende acelerar la transformación digital de la administración foral y de todos los ayuntamientos, cuadrillas y juntas administrativas del territorio.

La cifra que opta a las ayudas europeas se eleva hasta los 5.702,6 millones para el conjunto de Euskadi, de los que 2.561 irían a financiar iniciativas comunes para las tres provincias, según los cálculos del Gobierno Vasco. Entre ellas se encuentra también el proyecto de mayor envergadura de los 14 que ha presentado la Diputación Foral de Álava a estos fondos Next Generation, la creación de un nuevo centro de investigación en envejecimiento que aspira a recibir 123,8 millones de euros de la UE.

Otras iniciativas que el Ayuntamiento de Vitoria aspiraba incluir en el listado vasco como la reforma del Teatro Principal o el impulso al proyecto de construcción de la línea del tranvía a Zabalgana se han quedado fuera. En cambio, sí ha pasado el corte el plan municipal para electrificar una nueva línea de autobús urbano en la capital alavesa, que según los planes iniciales del gabinete de Gorka Urtaran sería la 11, con la compra de seis nuevos autobuses eléctricos.

El Consejo de Gobierno Vasco aprobó ayer el programa Euskadi Next 21-26, un extenso catálogo compuesto por un total de 188 inversiones en 16 proyectos estratégicos que se enfocan en la recuperación y la transformación económica del territorio tras la era covid y en el que se incluyen estas iniciativas con sello alavés. Se trata de un documento todavía abierto a aportaciones y nuevas incorporaciones hasta el 30 de abril del 2021 y que va a ser trasladado esta misma semana al Gobierno español, que será en última instancia el encargado de incluir –o no– en un plan propio los proyectos de las distintas comunidades para ser remitido después a Europa. Lakua estima que los 5.702,6 millones que opta a recibir, unidos a la inversión de las administraciones vascas y a la de la iniciativa privada, movilizarían en los próximos cinco años una cantidad total de 13.135 millones.

Por ámbitos estratégicos, la CAV aspira a lograr 1.189 millones para la digitalización e innovación de las administraciones, empresas y cadenas de valor, 1.081 para la mejora del hábitat urbano, 941 para la movilidad sostenible, 786 para la salud y el cuidado de las personas, más de 657 para el hábitat natural y la prevención de desastres naturales, 492 para la economía circular, 415 para la generación de energías renovables y casi 140 más para lo definido por Lakua como aprendizaje a lo largo de la vida.

"En la vanguardia" El programa fue presentado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien subrayó que Euskadi aspira a situarse "en la vanguardia del proceso de recuperación económica y social tras la pandemia" fruto de esta iniciativa global. Urkullu, en declaraciones recogidas por la agencia Efe, remarcó que todos los proyectos incluidos en el documento de Lakua pueden realizarse en su totalidad antes del 31 de diciembre de 2026 y que en su elaboración se ha primado "tanto el equilibrio territorial como el aval de la colaboración público-privada".

El lehendakari avanzó que hoy mismo se dirigirá al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, para hacerle llegar la propuesta vasca y mostrarle asimismo su "disposición absoluta" a debatir sobre la participación de las comunidades autónomas en la gestión de los fondos.

Por su parte, el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Aspiazu, enfatizó que el Ejecutivo apuesta por una "gobernanza multinivel" como sucede en el caso de los fondos Feder, una fórmula a su juicio "factible" para el conjunto de territorios del Estado.

La Diputación Foral de Álava participa directamente en 14 de los 188 proyectos integrados en Euskadi Next 21-26, que contemplan una inversión total de 1.016,8 millones de euros y aspiran a conseguir 322,6 millones de los fondos europeos, un 31,8% del total. El ente foral aportaría el 11,7%, un total de 119 millones, mientras que los 575 restantes provendrían de otras administraciones públicas o de la inversión privada.

Sobresale por su envergadura la puesta en marcha del Araba Health Intelligence Center, un proyecto que plantea un espacio multidisciplinar de investigación y emprendimiento en torno al envejecimiento y que de salir adelante se ubicará en el Parque Tecnológico de Miñano. La inversión total prevista en esta infraestructura alcanza los 155 millones de euros, de los que 31,1 saldrían de las arcas de la Diputación y los 123,8 restantes de los fondos europeos. El proyecto se enmarca en una iniciativa conjunta con Bizkaia y Gipuzkoa en torno a la economía de los cuidados.

Otro proyecto que aspira a un inyección muy relevante de los fondos europeos responde al nombre de Irrigal Circularaba y se enfoca en la reutilización de las aguas residuales para el riego con el objetivo de mitigar las consecuencias del cambio climático. Este proyecto, que contempla la construcción de una nueva depuradora a la salida de la actual EDAR de Vitoria, aspira a recibir hasta 92,7 millones de las arcas de la UE, para una inversión total de 103.

Destaca también un proyecto para crear en Álava una nueva planta de tratamiento de los residuos sólidos urbanos para la creación de hidrógeno, mediante la aplicación de tecnologías como la pirólisis y el craqueo térmico. Una iniciativa que tiene un presupuesto estimado de 35 millones de euros, de los que los fondos europeos aportarían 20,3, un 58%.

La construcción de un parque fotovoltaico en Berantevilla, que aspira a captar un millón de euros de fondos europeos, o el proyecto Araba Smart Lurraldea, uno de cuyos objetivos es finalizar el despliegue de la banda ancha en el 100% de Álava o el desarrollo de la red 5G, sobresalen también en el paquete foral de proyectos.

La Diputación, además, aspira a lograr 35,4 millones de euros más de los fondos de la UE para otro ambicioso proyecto centrado en el hábitat natural del territorio cuya finalidad principal es mantener y mejorar la importancia estratégica de Álava como reservorio de agua y biodiversidad. Con una inversión total que supera los 51 millones de euros, este plan contempla numerosas actuaciones como la restauración medioambiental de las cuencas de los embalses del sistema del Zadorra o la mejora de los itinerarios verdes, sólo por citar dos.

Al detalle

Fondos europeos. Álava aspira a recibir de los fondos del Mecanismo europeo de Recuperación y Resiliencia (MRR) 736,4 millones de euros para financiar distintos proyectos con un "impacto diferencial" sobre el territorio histórico, orientados fundamentalmente a su transición tanto energético-ecológica como digital durante los próximos cinco años.

Algunos proyectos. De entre la decena larga de proyectos que optarán al plan Next Generation, destacan el impulso a la infraestructura verde de Vitoria-Gasteiz, que contempla nuevas medidas para reducir el riesgo de inundaciones en la ciudad o el nuevo parque de Larragorri. También, el centro de fabricación avanzada en automoción e industria 4.0, en el que participa Mercedes, el plan para la valorización de residuos urbanos con producción de hidrógeno renovable y compost o el proyecto Álava Digital 2026. Apuesta foral. Optará asimismo a la financiación de la UE el proyecto de mayor envergadura de los 14 que ha presentado la Diputación Foral de Álava a los fondos, la creación de un nuevo centro de investigación en envejecimiento que aspira a recibir 123,8 millones de euros de la Unión Europea y que se ubicaría en el parque de Miñano.

La Cifra

2026

Es el año en el que concluirá la vigencia de este plan europeo para la recuperación de los estados miembros una vez superada la era covid-19.

Diputación. El diputado general de Álava, Ramiro González, valoró ayer el programa Euskadi Next 21-26 como "una oportunidad sin precedentes" para el territorio y el conjunto de la CAV, porque a su juicio "recoge las necesidades de Euskadi y también de Álava para esta era post covid". Se trata, según González, de un proyecto "equilibrado", en el que Álava opta a recibir el 23,4% de la inversión total a la que aspira Euskadi en los proyectos territorializados. Se trata, según González, de "proyectos transformadores" e inversiones que Álava "necesita" para afrontar el futuro inmediato.

"Oportunidad sin precedentes"

Reacción positiva