Reacción de Lakua ante la huelga en los jantokis

"La primera y la última palabra recaen en las empresas de catering contratadas"

El Gobierno Vasco defiende que los trabajadores tienen que negociar sus condiciones de trabajo con esas entidades

27.10.2020 | 16:13
Protesta con motivo de la huelga de comedores escolares en Gasteiz.

VITORIA. Arranca la segunda de las tres jornadas de huelga de los comedores escolares en Euskadi convocadas por ELA, LAB, CCOO y UGT. Con ella, vuelven hoy a las calles las reclamaciones que vienen resonando desde que comenzara el curso, a mediados de septiembre. Ya el pasado miércoles se celebraron los primeros paros y movilizaciones en las tres capitales vascas, que exigieron "respeto" para el colectivo mediante la negociación y no "imposición" de medidas para hacer que esos espacios sean seguros y de calidad.

El Departamento de Educación del Gobierno Vasco recuerda, en conversaciones con DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, que la víspera de la primera concentración ya mantuvieron una reunión respondiendo a su solicitud de sentarse a hablar, y especifica que "los trabajadores que realizan la huelga no son del Gobierno Vasco, sino que están contratados por empresas de catering. Nosotros no podemos hacer nada en ese sentido".

Educación incide además en que los trabajadores tienen que negociar sus condiciones de trabajo con las propias empresas. "La primera y la última palabra recaen en las empresas. Nosotros contratamos a la entidad, y es ella la que contrata a los trabajadores", afirman fuentes del departamento.Por lo tanto, para negociar sus condiciones de trabajo tienen que hacerlo -especifican- con la propia empresa. "Eso siempre ha sido así".

A pesar de todo, a las 12.00 horas, los profesionales de los jantokis vascos volverán a tomar las calles para continuar con sus reclamaciones. En Vitoria, lo harán en la calle San Prudencio, frente a la delegación de Educación; y mañana se celebrará una nueva huelga.

Con motivo de este paro, el Gobierno Vasco ya fijó en la primera jornada unos servicios mínimos, que establecen que el servicio de comedor escolar deberá contar con el 100% del personal de limpieza y el 10% de cocineros y monitores, aunque en el caso de los alumnos de 2 años deberá haber un monitor por cada nueve comensales y en el de los estudiantes de 3 años, uno por cada quince.

Según la orden de Trabajo dictada en esa fecha, en las tres jornadas de huelga se deberá garantizar el servicio de comedor, para lo que se prepararán "alimentos de fácil y sencilla elaboración, tanto en los propios centros como en las cocinas centrales de las empresas afectadas".