Kontrasta blinda su casco histórico con un plan especial de rehabilitación integral

El Ayuntamiento de Valle de Harana establece medidas restauradoras para los edificios históricos

16.08.2020 | 23:27
Una de las puertas de la muralla de Kontrasta.

kontrasta – La localidad de Kontrasta dispondrá de un plan especial de rehabilitación integral (PERI), que blindará los numerosos valores arquitectónicos que tiene ese pueblo, entre ellos la muralla, que ya goza de todas las protecciones como bien cultural. Para poderlo llevar a cabo, el Ayuntamiento de Valle de Harana ya está gestionando la documentación necesaria.

Los objetivos que se marca el PERI son, en cuanto a la trama urbana, mantener los elementos estructurantes y completar la trama urbana original. Se plantea específicamente reducir las edificaciones exclusivas de uso agropecuario, potenciando la actividad residencial. Respecto a los espacios libres y red viaria, el plan propone el mantenimiento y puesta en valor de los espacios urbanos catalogados de valor histórico-urbanístico; la mejora de las condiciones de tratamiento de la urbanización y mobiliario urbano; la delimitación de zonas de aparcamiento público adecuada a las necesidades de la localidad, y la puesta en valor de las edificaciones y los espacios urbanos, se plantea la puesta en valor de los elementos de interés.

Para esa puesta en valor se propone un tratamiento de restauración a las calles centrales del casco histórico de Kontrasta y la calle Elizmendi, una labor de integración para los espacios verdes exteriores a la muralla y en el entorno de la ermita de Elizmendi y una estricta vigilancia para el resto de espacios urbanos para corregir los impactos negativos. Asimismo, se incluye, de cara al futuro, una actuación para eliminar las fosas sépticas y la necesidad de un estudio previo para la recogida de las aguas fecales en una única fosa o depuradora.

El área de actuación de este PERI es el casco histórico de Kontrasta: la zona arqueológica inscrita en el inventario general de patrimonio cultural vasco, la ermita de Nuestra Señora de Elizmendi y el conjunto de los edificios extramuros que conforman el eje lineal perpendicular a la iglesia-muralla del casco medieval que rodean la plaza de la Fuente hasta la ermita Elizmendi, con una superficie de 27.104 metros cuadrados. Tras la valoración y estudio de estos documentos, la Diputación ha formulado el informe ambiental, aunque con varios condicionantes.

En primer lugar, cualquier plantación que se proyecte en este ámbito se realizará preferentemente con especies correspondientes con la vegetación potencial de la zona. En los casos de remodelaciones de los edificios del casco histórico se realizará comprobación detallada de la existencia de quirópteros.

Por otra parte, con el objeto de evitar afecciones a rapaces nocturnas, en las remodelaciones de los edificios del casco histórico se realizará comprobación detallada de la existencia de zonas de estancia y nidificación de aves rapaces nocturnas, búhos y otros similares. En caso de detectarse se informará a la Diputación.