En Laguardia

El estanque celtibérico, a vista de pájaro en Laguardia

15.08.2020 | 00:53
Maqueta del estanque. Foto: Pablo José Pérez

La Casa Garcetas de Laguardia muestra en su interior una maqueta de la laguna que anima a visitar la original

la Casa Garcetas, de Laguardia, que entre otros usos tiene ser sede de la Oficina de turismo de esta villa medieval, muestra en su interior, desde hace unas semanas, una llamativa maqueta del estanque celtíbérico que anima a visitar el original que se conserva en el interior del parking de La Barbacana.

Se trata del mayor estanque construido en la Edad del Hierro en Europa, un gran depósito, hoy seco, que podía suministrar abundante agua a los primitivos habitantes de aquel cerro, gracias a su capacidad de almacenaje de 300.000 litros.

Según las investigaciones realizadas por los historiadores, cuando los habitantes de La Hoya se vieron obligados a abandonar el poblado, que había sido incendiado en una de las habituales incursiones de otras tribus, decidieron subir al cerro sobre el que se asienta Laguardia. Allí, en un extremo, el que mira hacia Lapuebla de Labarca, construyeron hace 2.100 años un estanque con unas medidas de 18x16 metros y un muro perimetral que tenía una altura entre 0,85 y 3,10 metros de mampostería en seco, ya que dispone de dos vasos interiores: el inferior de 126 metros cuadrados y el superior de 92 metros cuadrados. El Estanque se alimentaba de un manantial que surge en la zona más alta de la colina y era capaz de mantener el abastecimiento de 300.000 litros que tiene el depósito.

Cuando se dejó de utilizar se mantuvo como estaba y esa es la razón por la que ha llegado hasta nuestros días tal y como era. Tan solo es reseñable la existencia de un molde de campana que se instaló en una de sus orillas con destino en alguna iglesia; hay también un viejo aljibe, y se localizó un ara romana dedicada a las Matres, una evocación celta que se asocia a manantiales o acuíferos minero-medicinales o termales.

rampas y paseos En la actualidad, ese espacio cuenta con unas rampas y paseos que rodean el estanque para que pueda ser visitado con total comodidad. A la entrada de la sala se ha situado además un punto de información, con varios despachos y servicios, uno de ellos adaptado y, sobre las paredes que cierran el recinto, pintadas de azul, se han situado paneles y vitrinas con restos aparecidos en el lugar e información sobre lo que el visitante puede ver en ese lugar. Los visitantes pueden solicitar un recorrido guiado en la Oficina de turismo de Laguardia o visitarlo por su cuenta.

Las cifras

300

Mil

El estanque podía suministrar abundante agua a sus habitantes, gracias a su capacidad de almacenaje de 300.000 litros.

18x16

metros

En un extremo, el que mira hacia Lapuebla de Labarca, construyeron hace 2.100 años un estanque con unas medidas de 18x16 metros.