Ribera Baja pone en marcha un pacto por la activación económica

El Pleno da luz verde a un paquete de medidas dirigidas a las empresas, autónomos e instituciones

04.08.2020 | 00:51
Fachada de la Casa Consistorial. Foto: Pablo José Pérez

Vitoria – El Ayuntamiento de Ribera Baja ha hecho públicas las bases de las medidas económicas del pacto por la activación de los sectores económicos del ámbito territorial de ese municipio. Impulsado por la alcaldesa, Miren Santamaría, el Pleno municipal aprobó este pacto, que es un programa de interés general, mediante el cual se destinan recursos presupuestarios de 172.000 euros para paliar los efectos sociales y económicos de la pandemia del coronavirus. El documento explica que esos recursos irán dirigidos de la manera más proporcional y directa a la atención de las necesidades de las personas más vulnerables.

Entre esas personas se encuentran las más perjudicadas, pertenecientes a empresas vitales del tejido económico del municipio, como las de hostelería, hospedaje, sector servicios, industria y pequeñas empresas restantes, que han tenido que paralizar su actividad o bien, ver reducida notablemente la misma.

Para ellos, este pacto se ha firmado bajo el principio de solidaridad y con el objetivo común de superar las consecuencias de la mayor crisis sanitaria de los últimos cien años. Y surge para dar respuesta a las necesidades de emergencia, así como para potenciar la actividad económica y comercial suspendida por el confinamiento y la hibernación de la producción de los sectores no esenciales.

El primer bloque de medidas aborda el asesoramiento personalizado a la hostelería, hospedaje y sector servicios. Para lograrlo, los interesados pueden acceder de forma telefónica y o telemática a este servicio, donde se les informará sobre las medidas puestas en marcha por diferentes instituciones para paliar las consecuencias de la crisis sanitaria. Esta información se facilita con el liderazgo de Álava Agencia de Desarrollo, en colaboración con los principales agentes económicos del territorio, como Cámara de Comercio, SEA, UAGA, Aenkomer y Elkargi, así como por los servicios de promoción económica, comercio y turismo de la Cuadrilla de Añana y de la Asociación de Desarrollo Rural (ADR) de Añana.

Un segundo programa de ayuda es la modificación del calendario fiscal del año 2020 posibilitando el aplazamiento en el pago por tres meses de aquellos tributos en los que la finalización del período voluntario de pago haya tenido lugar a partir del día 14 de marzo así como del resto de los tributos puestos al cobro tras el estado de alarma. También se facilita el aplazamiento del IBI en tres plazos a personas afectadas por un ERTE o ERE, para autónomos con domicilio fiscal en el municipio y titulares de pequeños comercios.

Así mismo se ponen en marcha medidas económicas por un importe total de 30.000 euros, como ayudas directas a personas afectadas por cualquier aplicación de un ERTE o cese de actividad de profesionales de fuerza mayor. Se otorgará a las personas cuyos ingresos mensuales recibidos por todos los conceptos durante el estado de alarma no superen los 1.000 euros mensuales y los ingresos del núcleo familiar al que corresponden no podrán ser superiores al salario mínimo interprofesional.

Para el tejido industrial se propone una ayuda de 15.000 euros para el colectivo industrial, personas autónomas y pymes de Ribera Baja que se hayan visto obligadas a cerrar su actividad como consecuencia del estado de alarma o que hayan visto reducida su facturación en los meses que ha durado el estado de alarma en más del 75% con respecto al promedio facturado en el segundo semestre de 2019.

En cuanto a las personas, a través de las ayudas de emergencia, la Corporación abre una línea de crédito de 10.000 euros para las personas más desfavorecidas, personas en situación de exclusión social y ayudas al alquiler de vivienda, así como para hacer frente a los gastos vitales como de suministro de luz, agua, gas, compra del mes.