37 participantes

El txakoli alavés recibe dos medallas de plata en el certamen internacional Eno-T wine&tourism

Los ganadores han sido los caldos ‘Eukeni’ y ‘Xarmant’ de la bodega Artomaña Txakolin Eguna

23.07.2020 | 00:02
Txakoli Eguna en Amurrio

Amurrio – La Denominación de Origen Arabako Txakolina vuelve a estar de enhorabuena. No en vano, dos caldos de un Artomaña Txakolina, una de sus bodegas, que atienden a la marca de Eukeni y Xarmant de la vendimia 2019, han logrado sendas medallas de plata en el certamen Eno-T wine&tourism que, en su primera edición se celebró el pasado 16 de julio en las instalaciones de la Escuela Española de Cata de Madrid.

"Este certamen compagina la calidad de los vinos y el enoturismo, lo que da a entender la importancia de unir la calidad de nuestros vinos y el turismo de nuestra zona de producción y pone en relieve el trabajo que se ha seguido realizando durante el confinamiento de cara al mantenimiento de las bodegas de Arabako Txakolina y su calidad", explica el gerente del Consejo Regulador de la denominación de origen Arabako Txakolina, Josean Merino.

Éste no esconde que para el sector del txakoli alavés "supone un gran impulso de cara a su conocimiento como producto y promoción de nuestro territorio y nuestra Ruta del Txakoli, la de Aiaraldea, en un año duro", matiza. No en vano, este certamen –organizado por Alamesa Wine & Beer Action Marketing y que cuenta con el auspicio de la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino Aapev y de la Asociación Española de Enoturismo (AEE)– apuesta por premiar los mejores vinos producidos por bodegas que desarrollan propuestas enoturísticas. De esta manera, se busca potenciar y dar visibilidad al enoturismo como uno de los motores fundamentales del sector vinícola, contribuyendo a promocionar las actividades que numerosas bodegas desarrollan en su entorno, enfocadas a mostrar su labor al visitante.

37 participantes Esta primera edición del certamen contó con un total de 37 vinos participantes, procedentes de diversas regiones de España y Portugal, entre los que se concedieron un total de 14 distinciones, repartidas en ocho medallas de oro y seis de plata. En categoría de blancos, los dos txakolis alaveses se las tuvieron que ver con los vinos procedentes de las Rías Baixas gallegas, que les arrebataron el oro; aunque quedaron en el medallero a la misma altura que un verdejo de la bodega Protos de Peñafiel (Valladolid), galardonados todos ellos con la citada medalla de plata.

Los vinos premiados no sólo podrán lucir en sus botellas un distintivo que los acredite como productos de una muy alta calidad, sino que podrán presumir de combinar a la perfección una destacada labor en bodega con una interesante propuesta enoturística, que sin duda animará a turistas y visitantes a conocer sus instalaciones y a participar en sus actividades relacionadas con el mundo del vino. Asimismo, la organización del certamen trabajará durante los próximos meses para dar a conocer estos vinos y proyectos enoturísticos al mundo, a través de medios de comunicación especializados, presentaciones y participaciones en ferias, muestras internacionales, catas y reuniones sectoriales, pudiendo de esta manera alcanzar a un público aún mayor y más interesado por la combinación de vino y turismo.

Así no es de extrañar que el reconocimiento haya sido tan bien recibido por Arabako Txakolina, dado el impulso que traerá consigo para dar a conocer no solo la bodega premiada sino a toda la denominación de origen, en un año marcado por las dificultades que ha ocasionado la pandemia del covid-19. De hecho, la txakolinería Artomaña de Amurrio –la principal productora de uva de Arabako Txakolina– lleva años trabajando para poder abrir sus instalaciones a visitas de enoturismo, aunque según explicó a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA uno de sus socios y presidente de Arabako Txakolina, Luis Mariano Álava, "queríamos haber empezado a primeros de junio, pero con esto del coronavirus se ha ralentizado todo".

Y es que la pandemia ha afectado hasta a los laboratorios encargados de analizar la calidad de los vinos elaborados tras la vendimia de 2019 (en torno a 425.000 botellas de siete bodegas), que debían haberse presentado en sociedad en el suspendido Txakolin Eguna que iba albergar Amurrio el pasado 24 de mayo. "Aún no tenemos la calificación oficial de la nueva añada, por acumulación de trabajo atrasado en el laboratorio. De hecho, todavía estamos recogiendo muestras, pero a tenor de este premio, apunta a que la nota volverá a ser alta", sentencia Merino, en referencia a la calificación de muy buena recibida en la anterior campaña. Eso sí, el hipotético aplazamiento de la fiesta del txakoli a otra fecha dentro de este año, que se barajaba a finales de mayo, ha quedado descartado.

Datos

37

Fueron los participantes en la primera edición de este certamen que aúna vino y turismo.

425.000

Son las botellas que la denominación de origen elaboró tras la vendimia del pasado año.