Suspendidas las fiestas de La Blanca

Laster arte, Celedón!

La crisis sanitaria obliga a suspender las fiestas de La Blanca. También se cancela el Día del blusa y de la neska.

15.05.2020 | 23:36
La crisis sanitaria obliga a suspender las fiestas de La Blanca. También se cancela el Día del blusa y de la neska.

Vitoria – Se intuía desde hace semanas. Desde ayer se tiene la certeza absoluta. Este año no habrá fiestas de La Blanca, al menos, no como imperan en el imaginario colectivo. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha obligado al Ayuntamiento de Gasteiz a prescindir de su programa festivo preparado para primeros de agosto para evitar males mayores.

De momento, las prescripciones científicas consideran que no es aconsejable promover las grandes concentraciones humanas, circunstancia que hace del todo imposible celebrar unas fiestas como las de Vitoria, de amplio carácter popular y callejero. Por lo tanto, ya sólo queda esperar a 2021 para volver a disfrutar con el descenso desde San Miguel de Celedón, con las cuadrillas de blusas y de neskas y con todos los escenarios habituales de una cita insustituible en el espíritu de los vitorianos. Claro está, si las condiciones de salud pública lo permiten.

Hasta que eso sea así, desde el Consistorio se pretende elaborar un programa alternativo de eventos culturales y sociales de otro formato para intentar acotar el tremendo socavón que se abre en el calendario tras la supresión, por primera vez en la historia moderna, de los festejos patronales de la ciudad.

La decisión de cancelar las fiestas patronales de Vitoria se ha adoptado junto con las otras dos capitales vascas, que han hecho lo propio con sus respectivos periplos festivos, con fechas ancladas en el calendario también en agosto. En cualquier caso, la decisión parecía evidente, sobre todo, tras conocer los antecedentes significativos que la han precedido. La supresión de los Sanfermines en la vecina Pamplona hace unas semanas, fiestas de gran raigambre internacional, y del programa de San Prudencio y Nuestra Señora de Estíbaliz, patrones de Álava, presagiaban un futuro negro para la supervivencia de las grandes fiestas vascas. Ayer, esa previsión se materializó a través de un comunicado conjunto en el que se desgranaba al detalle las razones estudiadas para adoptar una decisión que, per se, va a cambiar irremediablemente el verano gasteiztarra.

Según explica el comunicado remitido a la redacción de DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, Gasteiz, al igual que Bilbao y Donostia, han hecho caso a pies juntillas a los consejos elaborados por las autoridades sanitarias, que son quienes llevan la voz cantante en la gestión de la crisis relacionada con el covid-19. "Atendiendo a los consejos del Departamento de Salud del Gobierno Vasco y ante la imposibilidad de realizar actos con afluencia masiva de personas, la capital vasca no celebrará este año las fiestas de La Blanca, tal y como han sido hasta ahora". En ese sentido, cabe destacar que el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran; y sus homólogos de Bilbao y San Sebastián, Juan Mari Aburto y Eneko Goia, respectivamente, acordaron en la mañana de ayer hacer pública la imposibilidad de celebrar las fiestas patronales de agosto.

Los tres primeros ediles, tras las últimas reuniones celebradas con el lehendakari, Iñigo Urkullu, con consejeros del Gobierno Vasco y con los diputados generales de los tres territorios históricos, han valorado conjuntamente la situación provocada por el covid-19 en Euskadi y los criterios de Salud respecto al límite de los aforos en el espacio público para realizar actividades al aire libre y eventos multitudinarios de ciudad.

Tras barajar diferentes escenarios, los alcaldes de las capitales han acordado no celebrar las fiestas este año tal y como las conocemos y trabajar con sus respectivos equipos municipales y los agentes sociales y culturales de cada ciudad para poder elaborar un calendario de diferentes actividades culturales, artísticas y de ocio a lo largo de este verano de 2020.

La decisión de las tres capitales es coherente con los criterios del Gobierno Vasco y con las recomendaciones acordadas en el seno de Eudel (por unanimidad de las y los integrantes de su Comisión Ejecutiva) para la celebración de eventos culturales y festivos y las limitaciones necesarias para garantizar la salud pública.

Dadas las circunstancias, desde el equipo de gobierno municipal de Gasteiz, el alcalde, Gorka Urtaran, explicaba ayer que "atendiendo a la situación de situación de emergencia sanitaria que vivimos en Euskadi y en todo el mundo, los alcaldes de las tres capitales hemos decidido no celebrar las fiestas como hasta ahora las hemos conocido. Las fiestas suponen la concentración de miles y miles de personas en nuestras calles y plazas. Se producen actos masivos con miles de personas a las que hay que proteger. Honraremos a Celedón y a nuestras fiestas de la Virgen Blanca con actos de pequeño formato y siempre preservando nuestra salud y en 2021 volverán las fiestas y la alegría bajará más que nunca del cielo. Y, como dice Celedón, Gora Andra Mari Zuriaren jaiak eta gora Gasteiz!".

A través de Internet Una vez conocida la decisión, desde el Obispado de Vitoria se decidió empezar a actuar teniendo en cuenta el importante componente religioso que aún guardan las fiestas, con eventos únicos con el la Procesión de los faroles o el Rosario de la aurora, eventos seguidos por miles de fieles durante la noche del 4 de agosto y en los albores del día 5, consagrado a La Blanca. Bajo esa perspectiva, desde el Obispado se anunció a primera hora de la tarde que se retransmitirá en directo por Internet las celebraciones religiosas en honor a la patrona de Vitoria. Según recoge la Agencia Efe, el Obispado ha tomado esta decisión después de conocer la decisión de los alcaldes de las tres capitales vascas de no celebrar la fiestas de agosto debido a la necesidad de guardar el distanciamiento social por el coronavirus.

El obispo, Juan Carlos Elizalde, expresó su "comprensión por esta decisión en beneficio de la salud de todos" y ha dicho que entiende "el dolor añadido que supone tal determinación". Recordó que durante la cuaresma, la Semana Santa y las fiestas alavesas de San Prudencio y Nuestra Señora de Estíbaliz la diócesis de Vitoria retransmitió en directo las misas y oficios. De igual manera se hará en las fechas habituales de las fiestas de Vitoria con la retransmisión por Internet de las celebraciones religiosas previstas los días 4 y 5 de agosto.

El Obispado acordará junto con el Ayuntamiento y otras instituciones la representación que podrá acudir presencialmente a estos oficios en la parroquia de San Miguel, "siguiendo escrupulosamente las indicaciones de aforo y seguridad" que dicten las autoridades sanitarias.

También Santiago Lógicamente, todo lo acontecido se trasladará al día de Santiago, que en Gasteiz se conoce como Día del blusa y de la neska y que, en la práctica, es el preámbulo perfecto para las fiestas de La Blanca, con un programa que incluye grandes aglomeraciones de gente, con eventos como la carrera de barricas, la feria agroganadera, el mercado del ajo o los primeros paseíllos de ida y vuelta de las cuadrillas de blusas y neskas. No obstante, esta jornada no depende de la organización del Ayuntamiento de Vitoria, sino del colectivo de cuadrillas festivas.

la frase

Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria, tras dar a conocer la suspensión de las fiestas en honor a La Blanca debido a la actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

"Honraremos a Celedón y a nuestras fiestas de La Blanca con actos de pequeño formato"