Contra viento y marea

Los servicios básicos no se detienen pese a la crisis sanitaria

30.03.2020 | 00:38
Contra viento y marea

vitoria – A pesar de la declaración de cuarentena, cientos de profesionales en Araba siguen saliendo cada mañana, tarde y noche a la calle para velar por que en los supermercados no falte de nada, por que la información se siga emitiendo religiosamente, por que las personas enfermas encuentren una pronta recuperación.

Sin embargo, en este estado de alarma ellos también tienen que extremar las precauciones y tomar todas las medidas necesarias para poder seguir ofreciendo estos servicios sin caer enfermos.

Junto al personal médico y enfermero, los farmacéuticos, dentistas y gerocultores colaboran también codo con codo, cada uno en su ámbito de actuación. En el caso de los dentistas, por ejemplo, siguen trabajando en estos momentos para no colapsar más las urgencias de la sanidad pública, y "para tratar nosotros y dar salida a nuestros pacientes ante una urgencia dental", argumenta la presidenta del colegio de dentistas de Araba, Carmen Mozas.

En esta situación, ella pide tranquilidad, solidaridad y que la gente cumpla lo que dicta el gobierno. "Nosotros tenemos que tener, como el protocolo nos manda, una protección ya sea de gafas o de mampara en la cara, guantes desechables, mascarillas, etc. También tenemos que desinfectar el mobiliario, no tener en la sala de espera más de dos personas y atender sólo a las urgencias", relata.

Para ella es esencial mentalizarse de que en estos momentos hay que tratar un flemón, un dolor de muelas, una fractura o un traumatismo, "no meternos a hacer empastes y cosas que podemos trasladar más adelante y no nos crean conflictos de infecciones cruzadas y de propagación".

Otro sector, también ligado a la sanidad y que cuenta con una constante atención al público, es el farmacéutico. Ya el pasado 14 de enero, el colegio de farmacéuticos de Araba compartía con DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA las pautas que las diferentes farmacias han incorporado ya.

Este protocolo se distribuye en diferentes áreas. La primera, referida al aprovisionamiento, establece que en la medida de lo posible, dispongan del material de prevención suficiente para uso profesional, que tengan a su disposición guantes, solución hidroalcohólica y mascarillas.

También deben mantener un acceso controlado, evitando las aglomeraciones dentro de la farmacia, guardando la distancia de seguridad interpersonal de un metro y colocando cintas de señalización de espacios en el suelo. Además de esto, deben procurar que el personal de la farmacia se mantenga tras el mostrador y facilitar la limpieza de manos poniendo a disposición de los usuarios geles hidroalcohólicos, y señalizar todas estas actualizaciones y novedades mediante cartelería u otros mecanismos.

En relación a las medidas de protección individual, deben lavarse las manos entre cada atención al ciudadano con agua y jabón, o higienizarlas con las soluciones o geles hidroalcohólicos. También recomiendan la limpieza de mostradores con frecuencia, el empleo de guantes en caso de contacto directo con el paciente para la toma de tensión, pruebas bioquímicas u otros servicios, y desecharlos tras cada uso. Respecto a las mascarillas, no recomiendan su uso rutinario por el personal de la farmacia. Por eso, explican que se usarán en los mismos casos que los guantes.

veterinarios abiertos Los veterinarios también se encuentran estos días abiertos, debido a su función sanitaria, porque como explica el presidente del colegio de veterinarios de Araba, Fernando Pérez, trabajan para defender la salud de los animales y en una situación excepcional como esta tienen que seguir con el ejercicio de su actividad.

En su protocolo de seguridad se habla de que tienen que dar la atención sanitaria a las mascotas, "pero también tenemos que cuidarnos como personas", recuerda. "Se ha realizado un protocolo desde el colegio para tener la clínica cerrada, hacerlo por cita previa, porque tenemos que defender al cliente y a los veterinarios. Las mascotas no transmiten ni padecen el coronavirus".

Su protocolo habla de la utilización de gel a la entrada y salida, que se acuda siempre con cita previa, que si hay sala de espera tiene que ser restringida, y si hay más animales con dueños deben esperar fuera, con un teléfono para avisarles de que pasen. Además, en el caso de que el veterinario no pueda realizar alguna operación se puede derivar a otra clínica u hospital. Respecto a las consultas a domicilio, además, Pérez recuerda que lo primero que habrá será un contacto telefónico previo y que si hay que vacunar o desaparasitar, "si lo podemos postergar 15, 20 o 30 días no pasa nada".

transporte público ÁlavaBus en el territorio y Tuvisa y tranvía en Vitoria siguen operando para acercar a la ciudadanía a sus puestos de trabajo. Eso sí, ellos también han tomado algunas medidas para proteger a conductores y viajeros. En el caso de ÁlavaBus, las líneas redujeron el lunes su oferta de servicio al 40% de la habitual. Por su parte, los autobuses urbanos de Vitoria y el tranvía establecen que los viajeros deben abonar el importe con la tarjeta BAT, que quedan inutilizados los asientos de la primera fila de los vehículos y que el acceso se realizará por la puerta central.

Son medidas que se pueden aplicar, entre otros, a los supermercados, donde se recomienda también el pago con tarjeta para evitar el contacto. En ese aspecto, el ministerio de Sanidad recuerda que pueden ir a comprar quienes no presenten síntomas, que deben mantener una distancia mínima de 1-2 metros y evitar las aglomeraciones, usar guantes para elegir la fruta y la verdura, no tocarse la cara y lavarse las manos al volver a casa.

Este sector, además, cuenta con el trabajo de agricultores y ganaderos, transportistas y reponedores que también siguen emprendiendo su jornada cada día.

Los que tampoco están parando estos días de crisis sanitaria son quienes velan por la seguridad de los ciudadanos, ni los que acercan la información veraz y contrastada a todos los hogares. Ya sea desde casa o en los quioscos, todos ayudan a desterrar los bulos y las noticias falsas para que solo quede la verdad también en esta situación.

Por eso, cientos de alaveses y alavesas siguen levantándose cada mañana y saliendo a la calle para que no falte de nada y aportar su granito de arena, al igual que los que se quedan en casa para evitar que el virus se extienda.

"No podemos meternos a hacer empastes o cosas que podemos trasladar a más adelante"

carmen mozas

Presidenta del Colegio de dentistas

"Se ha realizado un protocolo para tener la clínica cerrada y atender con cita previa"

fernando pérez

Presidente del colegio de veterinarios