Alerta mundial por el coronavirus 

Los trabajadores contagiados y en aislamiento tendrán baja

Será por enfermedad profesional y no por enfermedad común 

11.03.2020 | 00:14
Niños en las calles de Vitoria tras la suspensión de las clases por el coronavirus.

VITORIA – Los trabajadores contagiados por el coronavirus o en aislamiento preventivo tendrán bajas por enfermedad profesional, no por enfermedad común, lo que permite cobrar la prestación desde el primer día por un mayor porcentaje del salario y con cargo a la administración. Según anunció ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa. La medida se incluye en un real decreto ley con medidas extraordinarios ante el avance del coronavirus en España.

Además, el Gobierno tiene previsto aprobar en el próximo Consejo de Ministros una moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a tres mensualidades consecutivas para empresas y trabajadores por cuenta propia en determinadas zonas geográficas. Esto supondrá que, dichas cotizaciones podrán ser abonadas en el plazo de un año a contar desde su devengo, sin recargos ni intereses de ningún tipo, según informa el Ministerio de Seguridad Social. Asimilar los casos de coronavirus y las cuarentenas a una incapacidad temporal por accidente de trabajo eleva la prestación, que equivale al 75% de la base reguladora, se cobra desde el día siguiente al de la baja laboral y con cargo a la administración.

Hace un par de semanas, la Seguridad Social emitió un criterio para que los trabajadores que estuvieran en aislamiento preventivo hasta ver si tienen el coronavirus se les considerara en ese tiempo de baja por enfermedad común.

La baja por enfermedad común se cobra a partir del cuarto día, a no ser que el convenio al que se acoja el trabajador mejore esta cobertura. Entre el cuarto y el decimoquinto de baja, ambos incluidos, el abono de la prestación por esta incapacidad temporal corresponde al empresario para pasar después a pagarse desde la Seguridad Social. El cambio supone un alivio para los costes de las empresas y también una mejora de las condiciones de la baja para los trabajadores afectados.

plan de choque El Gobierno aprobará mañana en un Consejo de Ministros extraordinario el plan de choque de medidas de carácter económico para hacer frente al impacto del coronavirus en empresas y trabajadores, que serán "puntuales, transitorias y proporcionadas al estatus sanitario de cada momento", indicó la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

La ministra indicó que el Gobierno lleva semanas trabajando en este plan, que se centrará, por un lado, en proteger a las familias que necesiten quedarse en casa para cuidar a sus hijos en las zonas donde se han cerrado los colegios: Vitoria-Rioja Alavesa, Madrid y La Rioja. Y, por otro lado, incluirá estímulos económicos en aquellos sectores, como el turismo, que más perjudicados se puedan encontrar.

"Van a ser medidas que atiendan la realidad social de las familias que se pueden encontrar en una situación de mayor complejidad porque se hayan cerrado los colegios y vamos a plantear medidas para intentar minimizar el impacto en el conjunto de la economía y para evitar la destrucción de empleo o que hay empresas que tuvieran la tentación de hacer ERE o un despido que no fuera deseable", reiteró la ministra, que no detalló más el alcance de estas medidas.

Tratarán de proteger a los progenitores que deban quedarse en casa para cuidar de sus hijos por el cierre de los colegios, para que no se vean perjudicados en su "actividad profesional". Medidas que en este caso serán más transitorias y posiblemente de carácter retroactivo. Al mismo tiempo se adoptarán otras de más recorrido para aquellas empresas que debido a un absentismo derivado del coronavirus no recurran al despido de sus empleados porque sus costes laborales o fiscales sean superiores a su propia actividad empresarial.

En concreto, mencionó el sector turístico y los eventos previstos para Semana Santa. Explicó que el Gobierno adoptará medidas para evitar que se produzca pérdida de empleo o falta de liquidez de las empresas más afectadas por el coronavirus derivada tanto de los compromisos de pago a proveedores como desde el punto de vista fiscal.

Igualmente, afirmó que todas las medidas económicas serán supervisadas por el Ministerio de Sanidad, que es quien tiene la batuta, con la finalidad de que no haya ninguna contradicción entre dichas medidas y las que tome Sanidad para reducir el contagio.

Finalmente, en el caso de los funcionarios, apuntó que el Gobierno tratará también de facilitar el teletrabajo en la medida que sea posible, dado que el ejecutivo, ahora más que nunca, debe estar operativo. "Las medidas de teletrabajo que sean posibles y que no mermen la eficacia del Gobierno se aplicarán", añadió.

Moratoria en las cotizaciones. El Consejo de Ministros de mañana jueves procederá a aprobar una moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a tres mensualidades consecutivas para empresas y trabajadores por cuenta propia en determinadas zonas geográficas. Esto supondrá que las cotizaciones podrán ser abonadas en el plazo de un años a contar desde su devengo, sin recargos ni intereses de ningún tipo, según ha informado el Ministerio de Seguridad Social.