Riesgo para la salud

Pueblos próximos al vertedero exigen garantías y seguridad

Las juntas administrativas del sur de Gasteiz se oponen a recibir residuos del colapsado basurero de Zaldibar

19.02.2020 | 02:00
Vertedero de Vitoria.

VITORIA – La llegada de residuos procedentes del vertedero de Zaldibar al recinto alavés de Gardelegi cuenta con el total rechazo de las juntas administrativas de Lasarte, Castillo, Berrostegieta, Mendiola y Gardelegi. "Nos negamos a recibir basura de Zaldibar, ya que como todos sabemos contiene amianto y que, junto con el lindano existente en el vertedero de Gasteiz, lo convertiría en un polvorín", precisaron en un comunicado hecho público ayer. Se posicionaron de manera rotunda este conjunto de pueblos del sur de la capital, afectados directamente por el vertedero donde terminan los residuos generados en Gasteiz. Recordaron además la "existencia de muchas familias afectadas y la existencia de centros escolares y residencias de mayores, así como explotaciones agrícolas y ganaderas", como causas que esgrimir para esta oposición.

En su escrito remitido al Ayuntamiento de Gasteiz exigieron "garantías" de que los residuos que llegue a territorio alavés lo harán "previo cribado y facilitando las fechas de los vertidos y cantidades", recomendaron. Demandan también entre la lista de condicionantes poder contar con "análisis periódicos de la calidad del aire y del agua" de los pueblos. Por último, solicitaron de la institución municipal poder conocer el "plan de emergencia y protocolos de actuación" de Gardelegi ante situaciones de "incendio u otro tipo de accidentes", puntualizaron en su escrito. Reclamaron en un último punto la adopción de "mayores y más eficientes medidas de seguridad medioambientales" al considerar que esas poblaciones cercanas se ven "muy afectadas por la problemática que el vertedero genera", concluyeron.

GASTEIZ ZERO ZABOR Por otro lado, el colectivo local Gasteiz zero zabor exigió la actualización del plan de gestión de residuos, que debiera haber sido revisado en 2017. "Depositamos anualmente en el vertedero municipal el 57% de residuos urbanos generados en el municipio, un total de 56.000 toneladas al año", concretaron. Aludieron a la singular ubicación del recinto a tan solo "cuatro kilómetros" de la plaza de la Virgen Blanca y en un "entorno natural privilegiado".