4,9 kilómetros

Un paseo verde por el Zadorra

El departamento de Medio Ambiente de la Diputación de Álava da el visto bueno al plan especial para el corredor verde peatonal y ciclable paralelo al río Zadorra en el municipio de Iruña Oka

15.02.2020 | 06:18
El río Zadorra a su paso por Trespuentes.

nanclares de la Oca - El diputado de Medio Ambiente y Urbanismo, Josean Galera, ha autorizado el informe ambiental que permitirá llevar a cabo las actuaciones necesarias para que caminantes y ciclistas disfruten de la calidad ambiental, paisajística y patrimonial del corredor que marcha paralelo al río Zadorra en Iruña Oka.

El objetivo principal del plan especial que se ha aprobado es el establecimiento y regulación, de acuerdo con el objetivo urbanístico fijado en las normas subsidiarias, del corredor verde peatonal y ciclable del río Zadorra con la finalidad de conseguir una adecuada protección y ordenación de los senderos, así como de los elementos naturales y paisajísticos relacionados con los mismos, además de su conservación y mantenimiento.

De esta manera, dicho plan debía perseguir varios objetivos. Para empezar, establecer el marco regulador para las obras de recuperación, restauración y creación del corredor con la finalidad de conseguir un uso racional del territorio ribereño, así como la conservación y mantenimiento de sus valores naturales y paisajísticos. En segundo lugar, favorecer e incentivar el conocimiento de la ribera del Zadorra, promoviendo el uso y disfrute de la naturaleza como espacio de cultura y de ocio, ordenando su uso público y fomentando el conocimiento del medio, de acuerdo con la necesaria protección y conservación de la naturaleza. Y, con todo ello, establecer una estrategia de divulgación y educación ambiental que promueva el conocimiento de ribera arbitrando los medios adecuados para tal fin.

En este sentido, se planteó un corredor verde peatonal y ciclable de 4,9 kilómetros de longitud que fomentará la divulgación y puesta en valor del patrimonio del río Zadorra y además se adaptará al cumplimiento de la normativa. Este corredor verde discurre por el entorno del río Zadorra y dentro de la zona periférica de protección de la ZEC, si bien se aprovecharán caminos e infraestructuras existentes, con una anchura no superior a los tres metros, y se proponen, al mismo tiempo, medidas claras de recuperación y de restauración de las márgenes del Zadorra.

Tras el estudio de varias alternativas se seleccionó una propuesta que proponía mantener la perspectiva medioambiental y las indicaciones del plan hidrológico del Ebro, así como otro tipo de premisas, como los condicionantes de evitar pendientes elevadas, utilizar caminos existentes minimizando impactos ambientales, conectar espacios de interés histórico cultural y discurrir con la referencia visual del río Zadorra. Todo ello se ve cumplido en gran medida con la solución de trazado que finalmente se adoptó.

En la fase de consultas a los departamentos o interesados en la incidencia que pudiera tener este proyecto se han aportado interesantes sugerencias, como es el caso de la dirección de Euskera de la Diputación Foral de Álava. Trasladó un informe del servicio de patrimonio histórico-arquitectónico en el que se indica que se observa que el trayecto del corredor verde discurre junto a dos elementos de valor histórico-cultural: se trata del molino y harinera de Sorribas y el puente viejo de Nanclares de la Oca. Ello supone, sin duda, "una posibilidad para su puesta en valor y, en ese sentido, resulta muy acertado que una de las áreas de descanso proyectadas se sitúe junto al molino y harinera de Sorribas", decía. En cuanto al puente viejo de Nanclares, el plan recoge "correctamente" su régimen de protección. También han concretado el elevado número de elementos de valor histórico-cultural existentes en las inmediaciones, en particular la zona de presunción arqueológica llamada poblado de Rubina, el puente viejo, que forma parte del conjunto monumental de los puentes de la cuenca del Zadorra, el molino y harinera de Sorribas, el asentamiento de el Vado y el recinto fortificado de Santa Marina.

En cuanto a la calidad medioambiental de los parajes por lo que discurre el corredor, la sociedad pública de gestión ambiental Ihobe indica que "se ha podido comprobar que en el estudio de esta vía se ha considerado correctamente la existencia de parcelas que han soportado históricamente actividades potencialmente contaminantes y que por lo tanto pueden suponer un riesgo para los futuros usuarios o para el medio ambiente". Estas parcelas se encuentran incluidas en el inventario de suelos que soportan o han soportado actividades o instalaciones potencialmente contaminantes del suelo. En este caso se trata de las parcelas de actividades dedicadas a la limpieza y curtido de pieles de ganado, otras dedicadas a la depuración de aguas residuales y otras dedicadas al comercio al por mayor de fertilizantes.

Control de obras Con el fin de evitar daños medioambientales durante los trabajos de adecuación del corredor verde, la Diputación ha establecido los criterios que deberá observar la empresa que los ejecute. Así, durante la fase de obras se prohíbe expresamente el vertido de residuos y restos vegetales que pudieran generarse durante la realización de las actuaciones, los cuales deberán de ser evacuados a un vertedero autorizado y retirados en su caso por un gestor autorizado.

En el caso de que fuera necesario el almacenamiento de lubricantes o carburantes en el ámbito de ejecución de los trabajos, deberán habilitarse durante el periodo de realización de las obras, recipientes estancos, depósitos impermeabilizados u otros sistemas alternativos (siempre sobre superficies impermeables con sistemas de recogida de lixiviados), quedando prohibido el vertido de los ya utilizados, los cuales se entregarán a gestor autorizado, de acuerdo a lo dispuesto en la ley de residuos y suelos contaminados y otras normativas específicas.

Asimismo, durante la fase de obras no se permite establecer áreas de servicio, parques de maquinaria, y almacenamiento de productos contaminantes en el ámbito de las zonas ambientalmente sensibles definida en el informe ni en zonas situadas a menos de 25 metros del río Zadorra.

Finalmente, una vez terminadas las obras se efectuará una rigurosa campaña de limpieza. El área de influencia de las actuaciones contempladas en el plan especial habrá de quedar totalmente limpia de restos de obras y las instalaciones de obra totalmente desmanteladas.

objetivos

Primero. El plan debe establecer el marco regulador para las obras de recuperación, restauración y creación del corredor para conseguir un uso racional del territorio ribereño.

Segundo. Ha de favorecer e incentivar el conocimiento de la ribera del Zadorra, promoviendo el uso y disfrute de la naturaleza como espacio de cultura y de ocio.

Tercero. Debe establecer una estrategia de divulgación y educación ambiental que promueva el conocimiento de ribera.

kilómetros

4,9

Plantearon un corredor verde peatonal y ciclable de esta longitud que fomentará la divulgación y puesta en valor del Zadorra.