05/enero/1969

Manolo Olivares, Chipirón, realiza el saque de honor y recibe un reloj de oro

Manuel Olivares Lapeña, mallorquín de Son Servera, pero desde los dos años criado en Hondarribia (Gipuzkoa), tiene un lugar preferencial en el santoral de los grandes futbolistas del Deportivo Alavés

05.01.2021 | 00:11
Manolo Olivares, agachado el segundo por la izquierda, junto al monumento en memoria de José María Acha. Foto: Archivo del autor

manuel Olivares Lapeña, mallorquín de Son Servera, pero desde los dos años criado en Hondarribia (Gipuzkoa), tiene un lugar preferencial en el santoral de los grandes futbolistas del Deportivo Alavés y, sobre todo, uno muy especial en el reservado de los grandes depredadores albiazules de las redes de las porterías adversarias. Y eso que, de depredadores de redes adversarias, el Deportivo Alavés puede presumir y exportar, porque es algo que ha realizado a lo largo de toda su centenaria historia, y tener envidia en ese apartado de muy pocos equipos. Sirva de muestra la lista de algunos de los grandes delanteros albiazules, algunos internacionales, otros campeones de Liga o de Copa, todos perforando porterías, en todas las épocas: Unamuno, Olivares, Sañudo, Iriondo, Elicegui, Arbiza, Méndez, Arregui, Tano, Remacha, Wilson, Ucelay, Hormaeche, Achuri, Goyaran, Salamanca, Serrano, Julio Salinas, Iván Alonso, Rubén Navarro, Aloisi, Viguera, Munir, Lucas Pérez, Joselu€ La lista podría ser más amplia, pero aquí queda una muestra de goleadores albiazules en diferentes ciclos de la historia albiazul.

Olivares, conocido en Vitoria como Chipirón, apodo puesto por sus compañeros al llegar a Mendizorroza, y que en el Estado, a raíz de ser traspasado al Real Madrid, junto a Ciriaco y Quincoces, fue conocido como El Negro, debido a tener la tez muy morena, casi negra, posee un gran palmarés de su paso albiazul en dos estancias, una primera desde mayo de 1928 hasta junio de 1931 y una segunda en el transcurso de la Guerra Civil Española en la temporada 1937-38. Olivares es campeón de la Serie A de Vizcaya, campeón de Segunda División con ascenso incluido a Primera División, autor del primer gol albiazul en Primera, autor de los seis primeros goles del Deportivo Alavés en la máxima categoría del fútbol estatal, máximo goleador del Deportivo Alavés en Primera en la temporada 1930-31, integrante de la Selección Vasca, quinto internacional absoluto albiazul en su historia, tras Roberto Echevarría, Quincoces, Antero y Ciriaco; cuarto finalista en el Campeonato de España, campeón de la Copa Brigadas de Navarra, autor de 97 goles en 93 partidos oficiales jugados y de dos hat trick en una sola temporada en Primera.

Chipirón, que se aficionó al fútbol viendo jugar en el mítico campo de Amute, en la muga entre Irún y Hondarribia, a Patxi Ganborena, René Petit y Juanito Errazquin, tres monstruos futbolísticos del Real Unión de Irún, siempre recordaba con agrado su estancia en Vitoria y cuando algún periodista le preguntaba qué época le gustaría revivir, Olivares contestaba raudo: "La de Vitoria". Por eso Olivares siempre se mostraba abierto y complaciente a cada llamada que recibía desde nuestra capital. Además, en primeras nupcias se casó en julio de 1933 con la vitoriana, Carmen Achaerandio, y la primera hija de este matrimonio, María del Carmen, nació en septiembre de 1934 en Vitoria.

En el transcurso de la temporada 1968-69 acudió a la llamada del presidente albiazul Jaime Gómez de Balugera. El Deportivo Alavés, colista en Segunda División, recabó su ayuda para la contratación de los jugadores Búa (Real Madrid), uno de los futbolistas más grandes que se ha visto en el Deportivo Alavés, y Bernal (Atlético de Madrid), ambos ya fallecidos. Chipirón realizó con prontitud las gestiones y ambos recalaron en Mendizorroza. Como agradecimiento, la directiva albiazul invitó a Olivares a realizar el saque de honor en el transcurso del Deportivo Alavés-Onteniente CF, hoy Ontinyent CF, con victoria albiazul por 3-1. Además del saque de honor y los aplausos recibió un reloj de oro y el reconocimiento a su trayectoria.

También podía haber escrito sobre...

5 de enero de 1930.

El Deportivo Alavés nuevo líder de Segunda, con su flamante pareja de defensas internacionales.

5 de enero de 1983.

Firma por el Deportivo Alavés, siendo presidente Julián Ortiz Gil, José Antonio Naya.

5 de enero de 2020.

Minuto de silencio en memoria del ex presidente albiazul Julián Ortiz Gil, antes del Alavés-Betis (1-1).

sus frases

Lo que opinaba René Petit (Real Unión):

Olivares había fichado por el Avión Club de San Sebastián con 16 años y el gran René Petit presenció un amistoso Avión Club-Real Sociedad y exclamó: "Ese morenito va a ser algo grande en el fútbol. Va a llegar muy lejos, jugará en grandes equipos y será internacional".

Lo que opinaba olivares

"Ni yo ni Ciriaco ni Quincoces hubiésemos abandonado jamás al Deportivo Alavés, si no nos hubiese forzado a ello la propia directiva, que atravesaba una angustiosa crisis económica".