La clase inagotable de David Silva

01.01.2022 | 23:32
Silva se dispone a golpear el balón en un partido con la Real. Foto: Javier Colmenero

vitoria – El estreno de Mendilibar al frente del banquillo alavesista no se presupone una tarea sencilla. No en vano, su primer test como jefe de orquesta albiazul será ante la Real Sociedad, un equipo del que jamás ha escondido su absoluta admiración y fidelidad pero que, curiosamente, es el único de los principales equipos vascos al que aún no ha dirigido en su dilatada carrera como técnico.

Por su parte, es evidente que el conjunto txuri-urdin no se encuentra en el mejor momento de la temporada. A pesar de un excelente arranque liguero, el mes de diciembre ha sido fatídico para la escuadra guipuzcoana ya que en la competición doméstica ha caído derrotada en todos sus compromisos. Sin embargo, a pesar de las numerosas bajas que reúne la Real para el partido inaugural del 2022, todo apunta a que David Silva será uno de los comandantes de Imanol Alguacil sobre el tapete.

De hecho, una de las noticias que mayor furor causó en la pasada temporada fue la llegada del centrocampista canario a San Sebastián. Silva, quien había defendido la elástica del City durante una década, regresó a la liga española tras consagrarse como uno de los mejores futbolistas de toda Europa e incrementó así el nivel de jugadores de los que se puede disfrutar en Primera.

Producto de la cantera valencianista, el mago de Arguineguín se fogueó en calidad de cedido en el Eibar y Celta durante las temporadas 2004-05 y 2005-06, respectivamente. Estos dos conjuntos, además, fueron vitales en su proceso de maduración y así fue como tras sus salidas en préstamo se hizo dueño y señor del centro del campo ché durante cinco temporadas.

David Silva, muy golpeado por las lesiones musculares, disputó hasta 166 encuentros en la escuadra valencianista y su proyección fue lo que llamó la atención del Manchester City, que apostó por el canario como una de las piezas claves del proyecto multimillonario de los sky blues. Aterrizó en la ciudad de Manchester a razón de 28 millones de euros y desde su llegada el conjunto británico fue una apisonadora en las competiciones domésticas.

Silva conquistó cuatro Premier, dos FA Cups y tres Community Shields, un palmarés de reconocida categoría. Y es que su trascendencia en Manchester fue más allá de lo estrictamente deportivo. Silva se convirtió en un emblema del conjunto citizen y así fue cómo en las cercanías del Etihad Stadium se colocó una estatua en honor al excelso centrocampista canario.

Periplo en la selección La irrupción de Silva en el fútbol europeo pronto le abrió las puertas de la selección. Y es que desde su debut en el 2006, cuando apenas tenía 20 años de edad, el centrocampista canario ha disputado hasta 125 encuentros enfundado con "la roja". A pesar de que no fuera de vital trascendencia en el Mundial del 2010, jugó un papel crucial tanto en la Euro 2008 como la del 2012, en la mejor generación de futbolistas que ha producido jamás el fútbol estatal. Además, fue en esta última en la que repartió cuatro asistencias y anotó dos dianas, una de ellas en la final frente a Italia.

En definitiva, es evidente que este primer test del 2022 será un duelo absolutamente trascendental para el Glorioso. El choque ante la Real será, además, el primero de un mes de enero en el que el Alavés se verá las caras con el Athletic Club, el Betis y el Barcelona, por lo que comenzar con buen pie es la única opción que baraja Mendilibar para darle la vuelta a esta delicada situación.

noticias de noticiasdealava