Hace falta flexibilidad por todas las partes

El Alavés asume que los presupuestos de los equipos se verán afectados

Reconoció que la actual "es una situación compleja", pero expresó que no queda otra que mirar al futuro con optimismo

15.05.2020 | 18:03
Josean Querejeta, presidente del Grupo Baskonia y Sergio Fernández (d), director deportivo del Alavés

Vitoria. El director deportivo del Deportivo Alavés, Sergio Fernández, asumió este viernes que "los presupuestos de los equipos se verán afectados", pero que tendrán que esperar para ver hasta dónde llega el daño provocado por la COVID-19 para tomar decisiones.

Fernández ofreció una rueda de prensa virtual en la que analizó la situación del equipo y aprovechó para enviar apoyo a los simpatizantes y abonados.

Reconoció que la actual "es una situación compleja", pero expresó que no queda otra que mirar al futuro con optimismo y cumplir las medidas marcadas por los protocolos, como está haciendo el club.

"Pueden más las ganas y la ilusión que las dificultades", aseguró el responsable de la parcela deportiva del club, que continúa "planificando las plantillas y resolviendo las situaciones contractuales".

Remarcó que "la situación en este momento sobre la expectativas en el rendimiento de los equipos es una incógnita para todos y resultará complicado comenzar".

"Estábamos en un buen momento y atravesábamos las mejores sensaciones del año, pero nos dejaremos llevar por la ilusión", destacó Fernández, que celebró que la plantilla reinició el trabajo "con una predisposición total y absoluta", por lo que deseó "obtener el máximo rendimiento en poco tiempo".

El director deportivo también se refirió al acuerdo alcanzado para que los jugadores se redujeran sus salarios y que se anunció el pasado domingo.

"Nos ha costado pero no porque no hubiera voluntad. Los jugadores han asumido un esfuerzo y sacrifico muy importante", valoró el técnico, que recordó que aunque el club ha crecido en estos últimos años, esta crisis "va a afectar a todos los sectores del club".

"No sé hasta cuánto afectará y qué impacto tendrá en nuestra economía", comentó Sergio Fernández, que aceptó que "no se van a dar las mejores condiciones", pero se tendrán que adaptar a una situación que se han encontrado.

Es consciente de que "la inactividad de los profesionales es mayor que en la pretemporada", pero dejó claro que no quiere fijarse en buscar connotaciones negativas a la situación y moverse por "la ilusión y las ganas" de reanudar la competición.

Respecto a las concentraciones que podrían comenzar los clubes y que algunos futbolistas de otras escuadras han puesto en duda indicó que "va a tener que existir un proceso de flexibilidad de todas partes para entender que es lo necesario e importante".

"Posiblemente sea lo mejor desde el punto de vista logístico pero hay que escuchar todas las partes y me reservo la opinión hasta que no vea la evolución", respondió.

"Vamos a ser solidarios con las decisiones que tome LaLiga y seguiremos las directrices del Gobierno. Nuestra voluntad es continuar siempre que los responsables consideren que se reúnen las condiciones", manifestó Sergio Fernández, que reafirmó que "ha llegado un 'tsunami' a la industria del fútbol".

Si la competición se reanuda, el alavesista opinó que "será raro jugar sin público porque el fútbol es pasión y eso lo pone el aficionado, además de que trabajan "para entretener a los seguidores".