El gasto en la CAV en protección social creció un 5,9% en 2019

El gasto por habitante alcanzó los 8.918 euros, lo que supone un 5,4% más que en 2018

30.01.2021 | 00:36

vitoria – El gasto total en protección social en Euskadi alcanzó los 19.564 millones de euros durante 2019, cifra que supone 1.094 millones más que en 2018 –un 5,9% más–. Este incremento supuso que en términos del PIB se alcanzara el 24,6%, mientras que en referencia al gasto per cápita se incrementó un 5,4%, situándose en los 8.918 euros, según datos elaborados por Eustat.

La Cuenta de la Protección Social se elabora conforme a la metodología del Sistema Europeo de Estadísticas Integradas de Protección Social (SEEPROS), y computa el gasto y el ingreso de los sistemas de protección social realizados en Euskadi por cualquier organismo público o privado. El gasto en protección social incluye los gastos administrativos derivados de la gestión y administración de los sistemas de protección y el gasto en prestaciones sociales, siendo éste último el principal importe de gasto. Las prestaciones sociales contienen tanto los pagos en efectivo como las prestaciones en especie que reciben los hogares desde los sistemas de protección social.

El importe del gasto en prestaciones sociales en el País Vasco a lo largo de 2019 ascendió a 19.312 millones de euros, un 6% más que en 2018, el mayor crecimiento en los últimos diez años.

El gasto en Vejez supuso en 2019 el 44,4% del gasto, con 8.570 millones de euros, un 5,5% más que en 2018 (año en el que también tuvo un importante crecimiento del 5,7% y se alcanzaron los 8.123 millones).

En lo que respecta al Desempleo, su gasto en 2019 representa el 5,4% del gasto en prestaciones sociales; esta función ha presentado crecimientos negativos desde el año 2014, vinculados al descenso del paro y beneficiarios de las prestaciones de desempleo. En 2018 se situó en el nivel más bajo desde 2008, con 948 millones de euros (un 5,1% menos que el año previo).

Por su parte, el gasto en Exclusiónsocial se mantuvo en niveles similares al año anterior, con 572 millones de euros, siendo la función de menor crecimiento, un 0,3% respecto a 2018. El gasto en Vivienda siguió siendo el de menor importe, con 163 millones de euros, un 1,8% más que en 2018, año en el que creció un 8,7%.