Alerta sanitaria

Sagardui: "Muchos ingresos de hoy serán pacientes en la UCI mañana"

Gotzone Sagardui admite la presión hospitalaria "porque la situación de la pandemia es crítica"

05.11.2020 | 00:56
Una ambulancia entrando al hospital de Txagorritxu.Fotógrafo: Jorge Muñoz

vitoria – El elevado número de contagios está saturando el sistema sanitario público vasco y la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, advirtió ayer que la situación de la pandemia en Euskadi, con 1.425 nuevos positivos en 24 horas, "sigue siendo crítica". La máxima responsable sanitaria admitió que la presión asistencial va a seguir creciendo porque "muchas hospitalizaciones de hoy se convertirán en ingresos UCI mañana". De hecho, la CAV se sitúa a las puertas del tercer nivel del Plan Bizi Berri, que en su quinto y peor escenario contempla llegar hasta las 600 camas en Cuidados Intensivos. En este momento, estas unidades están al 38% de ocupación con 107 enfermos covid muy graves (32 más que hace una semana).

En la primera de sus comparecencias semanales en comisión en el Parlamento Vasco, Sagardui aseguró que si se pasa a la fase 3, "habrá que adoptar decisiones que afectarán a la actividad asistencial de Osakidetza, para destinar todos los recursos necesarios a afrontar la lucha contra la pandemia". No obstante subrayó que, a día de hoy, "no hay colapso hospitalario". La carga de trabajo se deja notar sobre todo en los hospitales de Gipuzkoa, donde la afección del virus es mayor ya que en las últimas semanas se ha infectado uno de cada cien guipuzcoanos. Esa mayor presión hospitalaria ha obligado a trasladar a pacientes de este territorio a Araba.

Por su parte, el viceconsejero, Iñaki Berraondo, admitió que las restricciones impuestas hasta la fecha no han dado "tan buen resultado" como pretendía el Gobierno Vasco porque la curva "ha seguido subiendo", aunque vislumbró un rayo de esperanza, al señalar que en los últimos días crece "a velocidad algo menor".

La consejera puso en valor el "esfuerzo" de Osakidetza con las PCR, que ya se han practicado a una cuarta parte de los vascos, y con los rastreadores, una red formada por "cerca de 700 personas" después de que la semana pasada se incorporaran 85. Tanto Sagardui como su número 2, defendieron la utilidad de los cribados masivos cuando las tasas de incidencia son altas. De hecho, el viceconsejero precisó que el 42% de los positivos detectados actualmente son contactos estrechos de personas contagiadas y que su identificación y aislamiento ha sido posible gracias a los cribados.

Sagardui reiteró su llamamiento a que los ciudadanos extremen las precauciones y las medidas sanitarias. Así, recomendó evitar las aglomeraciones de personas, incluso en espacios al aire libre, y tratar de no transitar, en la medida de lo posible, por espacios muy frecuentados.

"Si el plan 'Bizi Berri' pasa a la fase 3, la actividad asistencial de Osakidetza se verá afectada"

gotzone sagardui

Consejera de Salud