Desmantelada en Donostia una banda que vendía documentación falsificada

Los arrestados, que se hicieron pasar por diplomáticos, vendían pasaportes, DNI y carnet de conducir falsos

05.10.2020 | 01:21

donostia – La Ertzaintza desmanteló el jueves en Donostia una banda dedicada a la falsificación y venta de documentación ilícita en una operación que se saldó con la detención de nueve personas, según informó ayer el Departamento de Seguridad. A raíz de esta actuación policial, que aún sigue abierta, tres de los arrestados han sido acusados de preparación y distribución de estos documentos ilegales.

El operativo tuvo lugar en el hotel María Cristina, donde se detectó que una persona se había registrado con un pasaporte diplomático estadounidense presuntamente falso y además había contratado una sala de reuniones. Varias patrullas de la Policía Vasca se dirigieron entonces al establecimiento para llevar a cabo las comprobaciones oportunas e identificaron a las personas que se encontraban o habían salido recientemente del citado salón.

Además, los agentes realizaron un registro preventivo, tanto de las personas como de la propia sala, donde hallaron numerosa documentación presuntamente falsificada y una destacada cantidad de dinero, que al parecer estaba relacionada con la compraventa de los documentos. Todos ellos consistían, por triplicado, en un pasaporte, un carnet de conducir y un documento nacional de identidad falsificados de Suiza. En el registro de una habitación anexa a la sala del hotel, los policías también localizaron un arma detonadora y munición.

Aparte de la documentación incautada, los ertzainas ocuparon a los implicados diversas cantidades de dinero, desde 600 hasta 8.000 euros, que al parecer iban a ser utilizados para la adquisición de estos artículos falsos. En concreto, se cree que cada pack de tres documentos costaba 8.000 euros.

Supuestamente, los implicados habían contactado antes y habrían entregado un primer pago por el encargo y, el día de la operación, se disponían a finalizar la transacción y la entrega final del dinero, para lo que se hacía pasara por personal del cuerpo diplomático.

Los nueve arrestados, ocho hombres y una mujer, de edades comprendidas entre 28 y 50 años, y de distintas nacionalidades, fueron trasladados a comisaría para el inicio de las diligencias de investigación correspondientes. La Ertzaintza continúa con las investigaciones y remitirá todos los documentos incautados a la Unidad de Policía Científica para su análisis. Los detenidos pasaron ayer a disposición judicial una vez terminadas las diligencias policiales.