Más actividades pero sin salir del municipio

En la Fase 1 la movilidad está restringida al municipio, salvo excepciones y para actividades socioeconómicas

10.05.2020 | 01:13
Álava pasa a la Fase 1

vitoria – Para gestionar las actividades permitidas en la Fase 1 de la desescalada con la máxima prudencia el Gobierno Vasco primará el principio de proximidad, de forma que en Euskadi esta etapa será "más restrictiva" que en otras comunidades y se restringirá la movilidad al municipio, salvo excepciones.

Según la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, que ayer ofreció una rueda de prensa junto a la titular de Salud, Nekane Murga, para explicar cómo se desarrollará la Fase 1, el Gobierno vasco ha apostado para este periodo por medidas "algo más garantistas" que las establecidas en otras regiones porque quiere dar "pasos seguros, sin asumir riesgos innecesarios". La movilidad se permitirá únicamente dentro del municipio de residencia aunque excepcionalmente se contempla que se pueda producir en pueblos colindantes como Ermua y Eibar aunque estén en provincias diferentes por necesidades laborales o casos de necesidad como acudir a un especialista, señaló.

Sobre la movilidad interterritorial Arantxa Tapia puntualizó que "la relación de esas actuaciones será excepcional y de carácter socioeconómico". "Cada uno se tiene que mover en su municipio. En la Fase 1 seguiremos viviendo con restricciones de movilidad y franjas horarias. Por ello, el movimiento entre municipios, solo se puede dar en caso de necesidad", explicó la consejera. Por ello, el Gobierno Vasco reiteró ayer que no estará permitido trasladarse a segundas residencias, aunque éstas estén ubicadas en el mismo territorio.

En todo caso, el Gobierno español ha establecido que sea el Ejecutivo vasco el que regule la posibilidad de que haya desplazamientos entre sus territorios históricos, argumentando que entre ellos existe una gran relación socioeconómica y puede haber razones justificadas que permitan la movilidad.

Administración La incorporación presencial del personal público se realizará de manera ordenada y escalonada a excepción de tres colectivos: grupos especialmente sensibles, personas con menores de 14 años o mayores dependientes a su cargo y personal adscrito al programa de teletrabajo.

En el caso de la Educación, la consejera reiteró que a partir del día 18 se comenzará a recuperar la actividad presencial con la reincorporación, "de forma paulatina", del alumnado de 2º de Bachillerato, de 1º y 2º de Formación Profesional Superior, de 2º de FP básica y FP grado medio.

Respecto a las críticas sindicales y su advertencia de que los profesores no regresarán a las aulas si no se garantizan las condiciones sanitarias, Tapia señaló que si se continuara con las mismas condiciones que se daban en marzo "evidentemente no se cumplirían". "Hay que trabajar como se hizo en la industria, en el comercio o en la construcción... hay que preparar las aulas de manera diferente. Hay tiempo y manera" para adecuar las aulas "como se ha hecho en otros sectores". Añadió que la próxima semana se continuará trabajando con los agentes sociales y las patronales para acordar las medidas.

Sobre las actividades de ocio y cultura, indicó que, salvo el deporte profesional, en el País Vasco no se va a permitir "ningún tipo de actividad de ocio o cultura" que implique la asistencia de muchas personas así como las actividades turísticas relacionadas con traslados entre municipios. Tapia insistió en la necesidad de ser "extremadamente cautelosos" en el cumplimiento de las medidas porque "si no se hacen bien las cosas dentro de 15 días puede que nos encontremos que no podemos pasar a la segunda fase".