Euskadi registra 51 nuevos muertos y 354 contagios por coronavirus

Las infecciones bajan respecto a las 431 contabilizadas la jornada anterior y el total se sitúa en 9.806 - 4.514 personas han conseguido curarse

09.04.2020 | 12:39
Una operaria elabora mascarillas en la planta de la empresa Bexen Medical.
Comparecencia de la Consejera de Salud, Nekane Murga, y de Estefania Beltran de Heredia, Consejera de Seguridad.

Euskadi ha registrado 51 nuevos fallecimientos de personas con coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que la cifra de fallecimientos desde el inicio de la pandemia se eleva a 689. Por su parte, la cifra de nuevos contagios ha sido de 354, con lo que el covid-19 afecta ya a 9.806 personas, según los datos hechos públicos este jueves por la consejera de Salud, Nekane Murga.

En relación a la jornada de precedente, se contabilizan en las últimas 24 horas una muerte menos respecto a las 52 comunicadas este pasado miércoles, mientras que las cifras de nuevos contagios bajan respecto a los 431 registrados la jornada anterior

Por territorios, la distribución de nuevos casos detectados es la siguiente: En Araba, son 2.868 los casos contabilizados, de los que 219 permanecen hospitalizados; En Bizkaia, la cifra asciende a 5.182 personas, 951 de ellas hospitalizadas, y en Gipuzkoa, el número de positivos es de 1.756, de los que 315 están ingresados.

La consejera de Salud ha valorado que se observa "una tendencia hacia la estabilización e incluso al descenso de nuevos casos, pero con dientes de sierra". Sin embargo, ha advertido de que "el número de fallecidos es lo peor de esta estadística y, por desgracia, todavía no observamos una estabilización en los datos de fallecidos diarios".

De este modo, ha augurado que, "desgraciadamente, esta tendencia de fallecimientos va a seguir siendo alta porque responde a complicaciones de la enfermedad generada, en ocasiones, por contagios producidos durante semanas pasadas".

Siguen subiendo los curados


El dato positivo es que continúan incrementándose los que han superado la enfermedad, que ya son 4.514, 363 más que en el cómputo difundido ayer miércoles.

También han descendido el número de personas que permanecen hospitalizadas de las 1.559 del anterior balance a las 1.485 de este jueves, según ha detallado en una rueda de prensa telemática la consejera.De hecho, ha remarcado que, "respecto a ayer, hay ocho personas menos en las UCI y 66 personas menos ingresadas en planta confirmadas con covid-19".

Euskadi sigue haciendo además un "esfuerzo importante" en la detección precoz: en total 26.204 test realizados, 1.780 sólo ayer, de los que un 21% dio positivo. Además, como dato positivo, cabe destacar que entre las personas recuperadas y dadas de alta suman un total de 4.510.

Al respecto, Murga ha señalado que "ocho de cada diez test realizados ayer dieron negativo, una muestra más del cambio en la tendencia". En concreto, sólo el 21% de las 1.780 test efectuados en la últma jornada fue positivo, "la cifra más baja en relación al total realizado en un día".

En relación al material sanitario, ha anunciado que, entre este jueves y viernes, van a llegar 40 respiradores fabricados en China, vía Amsterdam, que forman parte de un expediente urgente que se inició al principio de la pandemia y que incluye otros 20 que se prevé que lleguen en junio. A lo largo de los próximos días se distribuirán 10 al hospital de Cruces, 10 al Donostia, ocho a la OSI Araba, siete a Basurto y cinco a Galdakao.

Además, ha explicado que, dentro del plan de "renovación aparataje" de Osakidetza, se habían realizado con expedientes "tradicionales" otras compras, algunos de los cuales se han ido recibiendo durante la crisis, y está previsto que lleguen 100 en junio o julio.

Nuevos respiradores


Por otra parte, ha indicado que hay previsión de otros 150 respiradores de una petición conjunta con el Ministerio, fabricados en China y cuya fecha de llegada era el 6 abril, aunque, "de momento, no están llegando".

Preguntada sobre el posible uso generalizado de la mascarilla, ha recordado que es un tema "a debate" por parte de la OMS y por el Ministerio, y "lo que tenemos claro es que son una herramienta de barrera que puede tener su utilidad en algunos grupos claramente definidos" como profesionales de la salud, personas "que pueden emitir virus" o que están "con personas más vulnerables".

"Pero tenemos un debate que se están analizando los propios expertos sobre en qué momentos y en qué personas su uso generalizado puede aportar valor. Y eso es lo que estamos identificando. En qué momento de empezar a aumenta el contacto entre las personas, si puede ser en los transportes públicos o situaciones de mayor proximidad o mayor tiempo de estar en circunstancias que pueden favorecer la infección, pueden aportar valor", ha precisado. En este sentido, ha recordado que, "si se usan no de forma adecuada, puede incluso tener un efecto contrario".

Sintómaticos


En relación a la petición por parte del Gobierno central de listados de espacios para el aislamiento de contagiados asintomáticos, ha reiterado sus "dudas" a la propuesta porque "en este momento no tenemos herramientas" para identificar a los "potenciales infectadores".

Aunque ha admitido que pueden "tener valor" para personas que no son capaces de llevar a cabo las medidas recomendadas por "problemas de su domicilio, contexto familiar o social, o de capacidad para adquirir estos hábitos individualmente", ha indicado que ya algunas de las personas que se están llevando actualmente a hoteles medicalizados van porque "no se reúnen en su domicilio las condiciones de aislamiento".

"Hemos enviado los recursos, pero que no son polideportivos o sitios de estancia masiva porque, en este contexto, lo importante son las medidas de higiene y aislamiento. Son fundamentalmente hoteles, residencias y domicilios con condiciones", ha precisado la consejera, que ha añadido que también se trabaja en "el protocolo o la forma de saber quién se puede beneficiar más" de este tipo de medidas.

60 proyectos


Por otra otra parte, Murga ha recordado que todos los centros de Atención Primaria permanecerán abiertos durante los días festivos de Semana Santa y ha destacado que Osakidetza, a través de sus institutos de investigación sanitaria -Bioaraba, Biocruces Bizkaia, Biodonostia y Kronikgune-, participa en torno a 60 proyectos o estudios de investigación clínica para hacer frente al COVID-19.

Según ha indicado, estos proyectos se centran principalmente en el tratamiento de la neumonía generada por el coronavirus, en el estudio epidemiológico del virus, el diagnóstico precoz, o en el impacto socioeconómico de esta enfermedad.

Entre ellos, ha citado el dirigido a la detección de coronavirus utilizando sonda de oligonucleótidos en muestras clínicas de pacientes sintomáticos y asintomáticos, cuyo mecanismo sería similar al de los test de embarazo, y el ensayo clínico multicéntrico 'Solidarity', promovido por la OMS para conocer los efectos que tienen cuatro tratamientos antivirales en la mortalidad hospitalaria, así como en la duración de la estancia del paciente en el hospital.

Entre estas iniciativas. también se encuentra una sobre la eficacia de la infusión de plasma de donante convaleciente de infección por SARS CoV 2, así como un proyecto sobre Modelización Avanzada en Tiempo Real de la Evolución Epidemiológica y el Ingreso Hospitalario debido a CoVid19 para predecir la evolución de la enfermedad por grupos de edad, los ingresos hospitalarios y la necesidad de cuidados intensivos. Asimismo, se está trabajando en el diseño y evaluación preclínica de subdominios de ACE2 como antivirales contra SARS-COV-2.