Euskadi pondrá en marcha en el primer trimestre de año un programa de cribado de hepatitis C

22.01.2020 | 15:58

MADRID. El País Vasco va a poner en marcha en el primer trimestre de año un programa de cribado de hepatitis C que, según ha informado la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, será de diagnóstico en un solo paso e incluirá un cribado de poblaciones de riesgo y otro oportunista.

Durante su participación en los Desayunos Socio-Sanitarios de Europa Press, Murga ha asegurado que esta estrategia beneficiará a "miles" de personas que residen en la comunidad, recordando que, con un presupuesto de 93 millones de euros, ya se han tratado con los nuevos fármacos a 7.500 personas, de las cuales el 97 por ciento ya se han curado.

"Hoy avanzamos hacia la eliminación de la hepatitis C como una enfermedad", ha dicho la consejera vasca, para añadir que, además de realizar el cribado a los colectivos de riesgo, se va a realizar otro oportunista de personas con factores de riesgo, revisando las alteraciones analíticas que sugieran patologías realizadas en los últimos años. Esto se hará aprovechando las visitas de estas personas a los servicios de Atención Primaria.

Asimismo, Murga ha señalado que su departamento ha impulsado también el cribado de cérvix, siendo la primera comunidad autónoma que pone en marcha un programa de estas características. Por ahora, ya se han realizado más de 50.600 pruebas en la franja de edad de 25 a 29 años. "Todas las mujeres de estas edades han recibido la carta para acudir a realizarse la prueba, y se han incorporado al protocolo a todas aquellas que acudían de forma oportunista a sus matronas o ginecólogos a realizarse este cribado, por lo que ya toda la población del País Vasco está incorporada a esta estrategia", ha dicho.

CUATRO RETOS DE LA SANIDAD VASCA.

Por otra parte, la consejera de Salud ha hecho un repaso por la situación actual de la sanidad de la comunidad, destacando como principales retos la prevención y promoción de la salud, especialmente para hacer frente al cáncer; y el fortalecimiento de la Atención Primaria, que cuenta con una estrategia específica de refuerzo a este nivel asistencial, la cual contempla 35 medidas y a la que sólo este año se va a destinar un 30 por ciento de la inversión ordinaria.

En este último punto, Murga ha recordado que su departamento aprobó en 2019 un aumento de 46 plazas más de profesionales de Atención Primaria y de otras 40 para este año. Del mismo modo, ha destacado que a principios de enero el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) publicó la orden por la que se regula el procedimiento para acreditar a los enfermeros para la indicación, uso y autorización de la dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano.

"Estamos convencidos de que mediante esta acreditación se podrá desempeñar un papel más activo en la respuesta directa que se da a los pacientes en las consultas de Atención Primaria", ha apostillado la consejera de Salud del País Vasco.

Otro de los retos que ha planteado Murga es la mejora de la coordinación sociosanitaria como herramienta para hacer frente al envejecimiento de la población y al aumento de las enfermedades crónicas. En este caso, ha subrayado la creación de la historia clínica universal y ha adelantado que espera que en 2020 finalice el proyecto de historia sociosanitaria con el fin de tener una visión "única e integradora" de las personas.

Al mismo tiempo, la consejera vasca ha detallado que la importancia de la investigación e innovación para avanzar en nuevas vías y generar un nuevo tejido empresarial constituye otro de los principales desafíos sanitarios. Así, ha explicado, entre otras cuestiones, que el Ejecutivo autonómico ha triplicado la inversión en el campo de la biosalud, teniendo el compromiso de aumentar esta inversión en los próximos años.

Preguntada por las donaciones de la Fundación Amancio Ortega para la renovación de equipamiento tecnológico de cáncer en los hospitales públicos, Murga ha reconocido "no compartir" las críticas vertidas por algunos sectores contra estas ayudas, ya que han permitido mejorar la atención tecnológica que se presta a los pacientes con cáncer.

Además, ha aseverado que gracias a esta donación, el Gobierno vasco ha podido invertir su dinero en otras tecnologías sanitarias que beneficiarán a toda la población. "Quiero mostrar mi agradecimiento a esta fundación y a todas aquellas que hagan donaciones. Todo lo que contribuya a mejorar la salud de la población será bien agradecido por nuestra parte", ha sentenciado.