Iparralde se prepara para las elecciones legislativas de junio

l EH Bai y la nueva alianza NUPES, de socialistas e insumisos, competirán por el voto de izquierda

15.05.2022 | 00:54

baiona– Después de las elecciones presidenciales de abril y de la reelección de Emmanuel Macron, Euskadi norte mira ahora a la tercera vuelta de los comicios, las legislativas que se celebrarán los días 12 y 19 de junio. En esta nueva cita con las urnas, los electores tendrán que elegir a 577 diputados, tres de ellos en cada una de las tres circunscripciones con las que cuenta Iparralde.

El denominado sexto distrito engloba veinticinco municipios de la costa labortana, desde Hendaia y Biarritz hasta Itsasu. La quinta circunscripción va de Anglet hasta el antiguo principado de Bidache, en las orillas del río Adour, pasando por Baiona; mientras el cuarto distrito une el interior de Lapurdi, Nafarroa Beherea, Zuberoa y algunos valles de la vecina región del Béarn. El escaño de esta comarca rural, que durante veinte años ha estado en manos del centrista Jean Lassalle, tendrá pronto a un nuevo ocupante.

Lassalle, que también ha sido candidato en las presidenciales en dos ocasiones, ha decidido no volver a presentarse. Con 67 años, es uno de los políticos más conocidos por sus múltiples apariciones en televisión y radio, en las que hace gala de su peculiar sentido del humor y se anima incluso a bailar ante el público. Hace unos años, llevó a cabo una huelga de hambre para denunciar la deslocalización de una empresa ubicada hasta entonces en los Pirineos, e incluso dio la vuelta a pie a toda Francia para estrechar relaciones con los ciudadanos. Con el fin de denunciar la reducción de la población de las zonas rurales, tampoco dudó en cantar el himno occitano en el hemiciclo francés o en llegar a la Asamblea Nacional vestido con un chaleco amarillo.

Su hermano Julien Lassalle será finalmente el candidato del partido Résistons-Resistimos en los próximos comicios. Este pastor se enfrentará, entre otros, al candidato de la nueva alianza de izquierda y concejal socialista en Oloron, Iñaki Echaniz, y a la consejera departamental de Pirineos Atlánticos Annick Trounday, una macronista vascófona natural de Nafarroa Beherea y que tiene muchas posibilidades de convertirse en la nueva diputada por el interior de Iparralde.

candidatos En la costa labortana, los diputados salientes centristas del Modem Vincent Bru y Florence Lasserre quieren repetir en el cargo. Para ello, estos dos parlamentarios, cercanos a François Bayrou, tendrán que competir con varios candidatos de la alianza de izquierda, de la extrema derecha y de la izquierda abertzale. Por primera vez en las últimas dos décadas, EAJ-PNB no presenta candidatura en ninguna de las tres circunscripciones, en las que de nuevo estará presente la coalición EH Bai. La alianza entre Abertzaleen Batasuna, Sortu y Eusko Alkartasuna, que cada vez gestiona más ayuntamientos y que hace poco se impuso en el cantón de Hendaia, critica la especulación inmobiliaria y defiende un estatuto de residente en el País vasco. También propone medidas para cuidar el medio ambiente y la transición ecológica. Mathilde Hary, Peio Dufau y Egoitz Urrutikoetxea son los principales candidatos de EH Bai.

Las legislativas están marcadas por la irrupción de la Nueva Unión Popular Ecologista y Social, una alianza inédita que reúne el movimiento Francia Insumisa de Jean Luc Mélenchon, los partidos socialista y comunista, y los verdes. La NUPES pretende acabar con las divisiones en la izquierda para crear un contrapoder que haga frente a Macron en el Parlamento. La alianza entre insumisos y socialistas provoca grandes interrogantes pero sus autores explican que, ante los buenos resultados de los macronistas y de la extrema derecha, es la única forma para acceder a la segunda vuelta. Para ello, en la primera ronda los candidatos necesitan obtener el 12,5% del censo, lo que supone algo más del 25% de las papeletas en jornadas electorales en las que la mitad de los electores optan por no ejercer su derecho al voto. Tras intensas negociaciones, en París los cuatro partidos consiguieron llegar a un acuerdo que, aun así, sufre serias dificultades para cuajar en cada circunscripción.

En algunas zonas, varios candidatos disidentes han mostrado ya su rechazo a la coalición, y en Iparralde algunos ecologistas no descartan presentarse frente al candidato socialista Iñaki Echaniz. En los distritos de Baiona y Biarritz, los socios de la NUPES no están entusiasmados por la imposición desde París de candidatos insumisos, a los que consideran poco preparados. La plataforma reclama una revalorización del salario mínimo en 1.400 euros mensuales y la jubilación a los 60 años y no los 65 que quiere Macron.

Los Republicanos, que durante años han sido uno de los principales ejes de la política en Iparralde, solo presentan un candidato en la costa. Los conservadores todavía tienen mayoría en el Senado, pero al igual que en el resto del Estado francés, no acaban de levantar cabeza tras el fracaso de Valérie Pécresse. Los sondeos aseguran que Macron volvería a obtener una amplia mayoría en la Asamblea Nacional en unos comicios en los que la extrema derecha de Le Pen pasaría de sus siete escaños actuales a 20 o hasta 40. l

noticias de noticiasdealava