Illa secunda la reactivación de la mesa

Cree que puede ayudar a “restablecer la convivencia” que a su juicio se ha roto durante el ‘procés’

03.02.2021 | 01:11

barcelona – El candidato del PSC para las elecciones del 14 de febrero, Salvador Illa, defendió ayer la reactivación de la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno después de la convocatoria electoral para encauzar el conflicto catalán, y apostó por reanudar el debate en base a las 44 propuestas que planteó el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Illa fue uno de los miembros del equipo socialista que acordó con ERC la creación de la mencionada mesa de diálogo entre gobiernos durante la negociación de la investidura de Sánchez, y también participó en la primera y única reunión de este espacio en febrero de 2020, a pocas semanas de que eclosionara la pandemia del coronavirus.

En una entrevista en Onda Cero, el exministro de Sanidad abogó por reactivar la mesa de diálogo después de las elecciones del 14 de febrero, aunque precisó que las prioridades del futuro Govern, que él aspira a presidir, tienen que ser la protección de la salud, la reactivación económica y "que nadie quede atrás".

Además, el candidato socialista reivindicó que, en paralelo, también se tendría que reunir la mesa de partidos catalanes porque Catalunya necesita tanto dialogar con el Estado como "consigo misma".

En ambos espacios, sostuvo, se tiene que impulsar un diálogo constructivo en el que todas las partes defiendan sus posturas "dentro de la ley" a fin de restablecer la "convivencia" que a su juicio se ha roto durante la "década perdida del procés".

Para Illa, un buen punto de partida en el caso de la mesa de diálogo con el Estado sería desempolvar la "agenda para el reencuentro" que llevó Sánchez al expresident Quim Torra en su primer encuentro en el Palau de la Generalitat.

El documento incluía 44 puntos susceptibles de negociar sobre materias como infraestructuras, financiación y memoria democrática, entre otros. El candidato de los socialistas apostó así por debatir sobre estas "cosas concretas que preocupan a los catalanes" y descartó la amnistía que demandan los independentistas porque "no tiene cabida en la Constitución".