Anticorrupción rastrea ‘tarjetas black’ usadas por la familia real

Juan Carlos I las habría utilizado posteriormente a que decayera su inviolabilidad en 2014

04.11.2020 | 01:07
El anterior jefe de Estado, Juan Carlos I, en una foto previa a su abdicación. Foto: Efe

madrid– Un nuevo escándalo fiscal amenaza con volver a sacudir a la monarquía española, en esta ocasión relativo al uso de tarjetas de crédito opacas por parte del rey Juan Carlos, la reina Sofía y otros familiares de la Casa Real. Así, la Fiscalía Anticorrupción se encuentra investigando la existencia de las llamadas tarjetas black en el seno de la familia real que, según sostiene el fiscal, habrían sido utilizadas por el anterior jefe de Estado y su mujer con cargos a cuentas en las que ninguno de ellos figuraba como titular.

Según publica el digital El Diario.es, este tipo de tarjetas –que salieron a la luz a raíz del caso Bankia– habrían sido utilizadas por el monarca emérito con posterioridad a su abdicación en 2014 por lo que, de confirmarse la existencia de algún delito, Juan Carlos I podría sentarse ante un tribunal ya que para entonces no disponía de la inviolabilidad que le ha permitido eludir diferentes causas judiciales hasta la fecha.

Una nota hecha pública más tarde por la Fiscalía confirmó que las informaciones publicadas se refieren a las diligencias de investigación 12/2019, de las que el Ministerio Público no hizo sin embargo público parte alguna de su contenido. En cualquier caso, siempre según el medio digital, las tarjetas opacas habrían sido también utilizadas por la reina emérita Sofía, y con ellas se habrían pagado viajes a Londres, además de por otros familiares que no se mencionan.

Los movimientos en las cuentas citadas corresponderían a los años 2016, 2017 y 2018, es decir, son posteriores a la abdicación de Juan Carlos I, y por ello quedarían fuera de la inviolabilidad de la que éste gozaba hasta dicha fecha. Respecto a los gastos efectuados, el fiscal apunta a que superarían cantidades no declaradas a Hacienda por valor de 120.000 euros, lo que podría constituir delito fiscal.

Según la nota dada a conocer por el Ministerio Público, la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha solicitado a Anticorrupción que remita "con efectos inmediatos" al Tribunal Supremo las diligencias de investigación filtradas, "para que continúe las actuaciones hasta su conclusión y efectos".

La Fiscalía del Tribunal Supremo ya asumió el pasado mes de junio otras diligencias iniciadas por Anticorrupción por posible cobro de comisiones irregulares y su ocultación en paraísos fiscales por parte de Juan Carlos I. Esta investigación previsiblemente será cerrada sin solicitar al tribunal la apertura de causa penal alguna, debido a que serían actuaciones cometidas por el monarca cuando gozaba de inviolabilidad en calidad de jefe de Estado; es decir, antes de su abdicación en 2014.

el enésimo escándalo De confirmarse la veracidad de las informaciones publicadas ayer e iniciarse diligencias en el Tribunal Supremo contra el monarca emérito, se trataría del enésimo escándalo que salpica en los últimos meses a una Casa Real española que está viviendo su particular annus horribilis.

De esta forma, el uso de tarjetas opacas se sumaría a los sucesivos escándalos por supuestas ilegalidades financieras, cobros irregulares de fondos millonarios de Arabia Saudí y operaciones de blanqueo de dinero que han salpicado al rey emérito y, por ende, al actual jefe de Estado Felipe VI; y que culminaron con la salida precipitada del país de Juan Carlos I el pasado mes de agosto.

"Juan Carlos I se tiene que poner a disposición de la Justicia en cualquier investigación"

maría jesús montero

Portavoz del Gobierno español

"Hay que ver si se cumple aquella máxima de que la Justicia es igual para todos"

pablo echenique

Portavoz de UP en el Congreso