Las claves del 'caso Dina'

Iglesias ha pasado de "perjudicado" a estar en el punto de mira

08.10.2020 | 10:57
El vicepresidente del Gobierno español y líder de Podemos, Pablo Iglesias, en una imagen de archivo.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón solicitó el miércoles al Tribunal Supremo que investigue al vicepresidente segundo del Gobierno español y líder de Podemos, Pablo Iglesias, debido a su condición de aforado, por el delito de daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa por su presunta implicación en la pieza Dina que se investiga en el marco del conocido como caso Villarejo. Estas son las claves:

¿Qué es el caso Dina?


La instrucción del caso Dina pertenece a la macrocausa del caso Villarejo que investiga la Audiencia Nacional sobre los negocios del excomisario José Manuel Villarejo. El juez Manuel García Castellón abrió formalmente la causa el 19 de marzo de 2019 por la denuncia interpuesta, tres años antes, por la exasesora de Podemos en el Parlamento Europeo Dina Bousselham sobre el robo de su teléfono móvil, que contenía una tarjeta de memoria mini SD.

¿Cuándo se produjo el robo?


El robo se produjo el 1 de noviembre de 2015. Meses después, en julio de 2016, se publicaron en varias noticias con imágenes procedentes del dispositivo en Ok Diario. En noviembre de 2017 se registró la vivienda de Villarejo y apareció un disco duro con dos carpetas, DINA 2 y DINA 3, y otro pen drive con las carpetas DINA 2 y DINA 3, lo que le valió al excomisario su imputación y su dimisión como director general de información de Moncloa.

Según la investigación, Pablo Iglesias recibió del director del Grupo Zeta, Antonio Asensio, la tarjeta el 20 de enero de 2016 y comprobó que almacenaba archivos personales y de carácter muy íntimo de su asesora y también capturas de pantalla que Bousselham guardaba de conversaciones de grupos de mensajería en los que aparecía Iglesias.

El líder de Podemos retuvo la tarjeta en su poder durante un tiempo, según él mismo reconoció, para no someter a la exasesora "a más presión". Iglesias aseguró que la tarjeta le había llegado en buen estado, pero cuando se la entregó a Bousselham ella declaró que estaba "inservible para su funcionamiento".

Cronología de los hechos


El 27 de marzo de 2019 se conoce que el juez investiga la aparición de la copia en un "pendrive" de la tarjeta de memoria del móvil de Bousselham entre la documentación intervenida al excomisario José Villarejo a raíz de su detención en 2017.

Iglesias comparece ese día ante el juez como perjudicado por ese robo, al igual que la exasesora. Ambos comparten la misma abogada de Podemos, Marta Flor Núñez.

Un día después declara Villarejo, que confiesa ante el juez que los datos del móvil de Dina los consiguió de manos del exdirector de Interviú Alberto Pozas.

El 8 de abril, Alberto Pozas declara como imputado y admite que él y el subdirector de Interviú, Luis Rendueles, le dieron a Villarejo un "pendrive" con una copia de la tarjeta de memoria, que llegó a la redacción de forma anónima.

La original se la entregaron al presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, y éste a su vez se la entregó al líder de Podemos el 20 de enero de 2016. Según ambos, la tarjeta funcionaba.

En este punto, la Fiscalía Anticorrupción y el juez aprecian contradicciones en las declaraciones de Iglesias y la exasesora, así que vuelven a citar a Dina.

El 18 de mayo de 2020, Dina declara por segunda vez y explica que, cuando Iglesias le dio la tarjeta de móvil en junio o julio de 2016, ésta estaba dañada y dice que acudió a una empresa para recuperar los archivos, pero fue imposible. También dice desconocer por qué el líder de Podemos tardó medio año o más en entregársela.

Admite, además, que los pantallazos del móvil publicados en Ok Diario los hizo ella y reconoce que se los pudo enviar a otras personas.

Por eso, la Fiscalía y el juez concluyen que no tiene por qué haber sido Villarejo la fuente de ese medio.

Ante las contradicciones, la Fiscalía condiera que Iglesias no puede permanecer como perjudicado en la causa.

El 25 de mayo de 2020, el juez retira la condición de perjudicado a Iglesias.

El 29 mayo 2020, Dina, en un intento de revertir la situación, remite una carta en la que exculpa a Iglesias de los daños en la tarjeta de memoria del móvil y señala que, cuando él se la entregó tras recuperarla, funcionaba, porque pudo comprobar en su interior contenidos de su teléfono, pero que luego dejó de hacerlo.

El 19 de junio 2020, el juez requiere a la exasesora que deje de compartir abogado con Iglesias, "ante la presencia de un efectivo conflicto de intereses". Ella ha mantenido a Marta Flor Núñez, mientras que Iglesias designa a Raúl Maíllo.

El 10 de septiembre de 2020, el juez cita a José Manuel Calvente, abogado despedido de Podemos, como testigo tras calificar éste de "montaje" el caso Dina. En su declaración, Calvente aseguró que este caso obedeció a una estrategia voluntaria de Podemos que Iglesias dirigió en connivencia con otros miembros de la cúpula.

Esta declaración motiva que el juez amplíe la causa a los delitos de simulación de delito y denuncia falsa o estafa procesal.

El 16 de septiembre de 2020, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional le devuelve la condición de perjudicado.

¿Quién es quién en el caso Dina?


Dina Bousselham. Exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo. Denunció el robo de su móvil en noviembre de 2015.

Pablo Iglesias. El vicepresidente del Gobierno español y líder de Podemos ha estado en el caso en condición de perjudicado, pero ahora la Audiencia Nacional ha pedido al Tribunal Supremo que le investigue. Iglesias consiguió la tarjeta de memoria y la retuvo durante unos meses. Cuando se la devolvió a Dina, estaba dañada.


José Manuel Calvente. Antiguo jefe de los servicios jurídicos de Podemos, fue despedido en diciembre de 2019 acusado de supuesto acoso laboral hacia su compañera Marta Flor Núñez. Desde Podemos le acusan de ser la persona que filtra toda la información nueva que se produce en el caso Dina.

La versión de Calvente es que fue despedido porque detectó movimientos económios irregulares dentro del partido y sobresueldos injustificados.


Alberto Pozas. Era el director de Interviú cuando la tarjeta de memoria del móvil de Dina Bousselham llegó a la revista.

En vez de publicar el contenido, decidió, junto con el dueño y editor de Grupo Z, Antonio Asensio, entregársela a Iglesias.

Más tarde, admitió ante el juez que por medio de un redactor le entregaron un pendrive con la copia de todo lo que contenía el móvil de la exasesora a Villarejo.


José Manuel Villarejo. El excomisario tenía en su casa varias carpetas informáticas con los archivos de la tarjeta de Dina.

Tras la confesión de los responsables de Interviú, se le eliminó de la lista de principales sospechosos, aunque sigue imputado en el caso.