Pablo Hasél Músico

"Quieren que me exilie, encarcelarme es un problema para el Estado"

26.07.2020 | 23:06
"Quieren que me exilie, encarcelarme es un problema para el Estado"

En 2014 Pablo Hasél fue condenado a dos años por enaltecimiento del terrorismo por las letras de sus canciones. En 2018 le sumaron otros dos años por injurias a la Corona

bilbao – Pablo Rivadulla Duró, conocido como Pablo Hasél (Lleida, 1988) vive la incertidumbre diaria de convertirse en el primer artista en ingresar en prisión en el Estado desde la muerte de Franco. Sobre sus espaldas pesan dos sentencias que suman cuatro años y dos meses de cárcel. El rapero catalán estima que podría fugarse a Bélgica o Venezuela, pero tiene clara su decisión de quedase. "Quieren que me vaya porque soy un problema si me encarcelan", abre debate en un Estado, el español, que cuenta con el mayor número de músicos condenados del mundo: quince.

Dicen que una palabra a destiempo pone patas arriba toda una vida. ¿Sus tuits y letras contra la monarquía, Estado€ también lo han hecho?

–Me han cambiado mi vida. Me han traído y traen serios problemas. Me han cerrado puertas, pero estoy orgulloso de lo dicho y no me arrepiento.

¿Cómo afronta los cuatro años de cárcel?

–Con fuerza e impotencia por la gran injusticia. También tristeza porqué aún falta mucha solidaridad para impedir que sucedan cosas así.

¿Podría incrementarse la condena?

–Pueden ser más años por otras condenas, ahora pendientes de recursos, por luchas más allá de la música. También pueden retroceder ante un aumento de la solidaridad o simplemente porque no les interese encarcelarme por todo lo que conlleva a la hora de quitarse su careta democrática.

¿Siente que han atentado contra sus derechos básicos?

–Contra los de todos menos contra el fascismo y sus colaboradores que tienen garantizada la libertad de expresión así como otras libertades y derechos fundamentales que a nosotros nos niegan. No podemos analizar esto desde el individualismo, van a por unos cuantos para asustar al resto.

¿Sabe el día de ingreso y en qué prisión será?

–La incertidumbre es tremenda. Eso provoca cierta ansiedad y evita hacer planes a corto plazo. Bajo a la calle sabiendo que la policía puede estar esperándome para encarcelarme. Dentro de lo posible, lo llevo bien porque tengo la conciencia tranquila.

¿Prevé que le dispersarán?

–Sí. Lo hacen con la inmensa mayoría de presos políticos.

¿Hay vuelta atrás?

–Con presión social es posible. Cada vez se siente más. Lo he notado especialmente en Catalunya por todo lo sucedido tras el referéndum. La diferencia respecto a mi primera detención en 2011 por hacer canciones es inmensa.

Usted se fotografió en Santurtzi junto a una pancarta que pedía su amnistía.

–Reconforta la solidaridad y la llevaré conmigo si me encarcelan.

¿Los medios le conceden el espacio dado a otros músicos como César Strawberry (Def Con Dos) o a Valtònyc, fugado a Bélgica?

–No. Temen más mi discurso.

Usted aduce que no se fugará porque "es lo que quieren".

–Con mi primera condena de dos años, no me dejaban salir del Estado. Ahora que tengo más de cuatro y otras pendientes, me lo permiten. He estado dos veces en Bélgica y una en Venezuela, países donde podría exiliarme. Quieren que me vaya porque para ellos aquí soy un problema. Encarcelándome pagan un precio poniéndose a muchísima gente en contra de aquí y otros países.

Vive en el Estado con más artistas condenados a prisión: 15.

–Son hechos objetivos. Como a otros, a mí me han condenado por explicar hechos probados sobre herederos de Franco como la monarquía. Que el Estado español sea el Estado más reaccionario de Europa con mucha diferencia, se explica conociendo que el fascismo no fue derrotado militarmente y continuó teniendo el verdadero poder: oligarquía, tribunales, ejército, cuerpos represivos, etc.

¿Cómo se vivió la Transición?

–El fascismo se reformó, se hizo más encubierto para engañar mejor y porque a falta de resistencia no necesitaban tanto terror abierto. La forma de dominación sigue negando hasta la libertad de expresión.

¿La lucha institucional posibilita avanzar al movimiento obrero que usted pregona?

–Es el Estado quien impide que posicionamientos realmente revolucionarios tengan espacio en las instituciones. El partido comunista que apoyo, el PCE (r), es ilegal. Creo que la solución pasa al margen de estas con organización en los centros de trabajo y estudio, en los barrios y pueblos, etc.

¿Se dan factores para una tercera República?

–Sí y creo que cuando haya mucha lucha en las calles el régimen se quitará de encima a la monarquía para vender un cambio aunque sigamos igual pero sin esta. Reivindico una República Popular en la que el poder sea de la clase trabajadora.

"Bajo a la calle con la incertidumbre de si me detendrán; pero dentro de lo posible, lo llevo bien porque tengo la conciencia tranquila"

"Es el Estado quien impide que posicionamientos realmente revolucionarios puedan tener su espacio en las instituciones"