Dos meses ha durado la unidad

PSOE y Podemos rompen su idilio por la reforma educativa y la ley de abuso sexual

Un recurso de la Abogacía contra la familia de José Couso aumenta el enfado de los morados

05.03.2020 | 01:57
Carmen Calvo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Foto: Efe

madrid – Las voces más agoreras que auguraban un enfrentamiento continuo dentro del Ejecutivo de coalición están viendo refrendadas sus tesis en los últimos días, con el rifirrafe in crescendo que mantienen los dos partidos que componen el gabinete de Pedro Sánchez. El motivo: la nueva ley de libertad sexual que impulsa el ministerio de Igualdad de Irene Montero y que se ha intentado frenar o modificar desde la vicepresidencia de Carmen Calvo.

Sin embargo, las discrepancias entre socialistas y morados han ido a más en las últimas horas con la reforma educativa –impulsada por Isabel Celaá y que según los de Pablo Iglesias incumple el pacto de coalición– y con la sentencia que obliga al Ejecutivo a indemnizar a la familia de José Couso –cámara de Telecinco fallecido por un disparo estadounidense en Irak en 2003–, que ha sido recurrida por la Abogacía del Estado, lo que ha motivado la protesta de Podemos.

Por tanto, dos meses ha durado la unidad entre el PSOE y Unidas Podemos en el Gobierno, que ahora afronta tres frentes de tensiones internas que amenazan con resquebrajar las relaciones entre los ministros. Respecto al primer frente, el relativo a la reforma sobre la libertad sexual que propone Igualdad, se ha ido recrudeciendo con críticas de "machismo" desde Podemos al Ministerio de Justicia que encabeza Juan Carlos Campo. Los morados también acusan a la vicepresidenta primera Carmen Calvo de haber aireado borradores del proyecto de ley para tratar de bloquearlo.

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, echó ayer más leña al fuego al afirmar que "parece que hace falta que venga un machote y diga: venga, te arreglo la ley", en referencia indirecta al ministro Juan Carlos Campo, que intentó cambiar desde su departamento ciertos aspectos de la norma de libertad sexual. Previamente, fue el propio líder morado Pablo Iglesias el que opinó que detrás de las "excusas técnicas" que alegaban desde Justicia para modificar el proyecto de ley se escondía "mucho machista frustrado".

Por su parte, Juan Carlos Campo salió al paso de las críticas de sus socios de Gobierno y defendió la labor efectuada por el departamento que dirige. Según explicó, sus esfuerzos se enfocaron a afinar el borrador del anteproyecto sobre libertad sexual, que a su juicio es un "buen texto". Así, el Ejecutivo intenta dar por zanjado el enfrentamiento, una vez que el proyecto de ley ha sido refrendado en el Consejo de Ministros.

Sin embargo, le será difícil a Pedro Sánchez poner fin a los choques internos, ya que se han reproducido en otros frentes de plena actualidad. Uno de ellos es el relativo a la aprobación en el Consejo del martes del proyecto de modificación de la Ley Orgánica de Educación. La ministra del ramo, Isabel Celaá, presentó la reforma con el mismo texto que ya aprobó el Gobierno del PSOE en solitario en la primera legislatura de Sánchez, sin incluir las modificaciones pactadas por Unidas Podemos en el acuerdo de coalición, como el compromiso de acabar con la financiación con dinero público a centros que separen a sus alumnos por sexo.

Desde el Ministerio de Educación argumentan que no han introducido esos compromisos para no retrasar la tramitación de la ley y aseguran que lo harán una vez comience el proceso parlamentario. Sin embargo, en Unidas Podemos no las tienen todas consigo y dudan de que los socialistas se atrevan finalmente a incluir la enmienda para acabar con los conciertos a los centros educativos que segregan por sexo.

La última cuestión que ha creado fricciones en el gabinete bicolor es la relativa al caso de José Couso, el cámara de Telecinco muerto por un disparo de un militar estadounidense en Irak en 2003. La familia de la víctima ganó un juicio en la Audiencia Nacional en el que se demostró que el Estado español no había puesto todos los medios a su alcance para esclarecer los hechos. Sin embargo, la Abogacía ha interpuesto un recurso contra la sentencia que daba la razón a los allegados, lo que ha motivado la protesta de Unidas Podemos.

El malestar ha sido especialmente profundo en el seno de Izquierda Unida, formación por la cual Javier Couso –hermano del fallecido– fue eurodiputado entre 2014 y 2018.

"Parece que hace falta que venga un machote y diga: 'venga, te arreglo la ley'"

pablo echenique

Portavoz parlamentario de Podemos

"Solo hemos intentado afinar un borrador de un anteproyecto de ley que es un buen texto"

juan carlos campo

Ministro de Justicia