Irán no se amilana frente a la presión internacional por el ataque a un buque

Teherán advierte de que responderá con toda firmeza a cualquier movimiento contra sus intereses nacionales

03.08.2021 | 00:28
El presidente electo de Irán, Ebrahim Raisi, que deberá ser ratificado hoy, en una imagen de junio. Foto: Efe

Teherán – Irán negó ayer su implicación en el ataque cometido el pasado 29 de julio contra un buque cisterna de propiedad israelí cuando se encontraba frente a la costa de Omán y advirtió de que responderá con firmeza a cualquier movimiento contra sus intereses nacionales, ante el aumento de la presión internacional. Estados Unidos, Reino Unido y Rumanía han secundado las acusaciones de Israel de que el Gobierno iraní está detrás de la agresión al barco Mercer Street, de propiedad japonesa pero operado por una empresa del multimillonario israelí Eyal Ofer. El ataque, que fue perpetrado por un dron, causó la muerte de dos miembros de la tripulación –un ciudadano rumano y otro británico–, cuyos países convocaron ayer a los embajadores iraníes en Londres y Bucarest.

"La República Islámica de Irán no duda en proteger su seguridad y sus intereses nacionales y responderá de modo inmediato, fuerte y firme a cualquier posible acto de aventurerismo", dijo el portavoz iraní de Exteriores, Said Jatibzadeh, quien calificó de "infundadas y provocadoras" las acusaciones sobre la autoría iraní del ataque y urgió a los países implicados a presentar pruebas. "En un claro sesgo político, hacen acusaciones falsas contra la República Islámica de Irán. En caso de que estos países tengan algún documento para demostrar sus afirmaciones infundadas, lo deben presentar", subrayó Jatibzadeh.

Además, denunció que esos mismos países que ahora acusan a Irán "guardaron silencio ante los sabotajes terroristas contra buques mercantes iraníes en el Mar Rojo y aguas internacionales", de los que Teherán responsabilizó a Tel Aviv.

En los últimos meses se han registrado numerosos ataques contra buques israelíes e iraníes en el marco de la guerra encubierta que libran los dos países, que también ha incluido sabotajes a instalaciones nucleares de Irán.

Israel ve a Teherán como una amenaza existencial, bombardea intermitentemente las posiciones de milicias iraníes o aliadas en Siria y se opone a las actuales negociaciones para rescatar el acuerdo nuclear de 2015 con Irán.

Tras el ataque al Mercer Street, el ministerio de Exteriores de Israel inició una serie de contactos para lograr "una respuesta internacional y efectiva" a lo que considera "terrorismo iraní". La maniobra dio pronto sus frutos. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, indicó el domingo que EEUU "está seguro de que Irán perpetró el ataque" y está trabajando con sus socios para "considerar los pasos a seguir" y determinar la "respuesta adecuada".

Posibles replesalias "No hay justificación alguna para este ataque, que sigue un patrón, y otros comportamientos belicosos. Estos actos amenazan la libertad de navegación, así como el comercio internacional y las vidas de quienes están en los barcos", manifestó Blinken.

El Gobierno británico consideró "altamente probable" que Irán sea el responsable y busca con sus aliados consensuar "una respuesta concertada" al ataque, que tildó de "ilegal, despiadado y deliberado". En un primer paso, el Ministerio británico de Asuntos Exteriores convocó ayer lunes al embajador iraní en el Reino Unido, Mohsen Baharvand, para exigir que Teherán suspenda "acciones" que pongan en peligro la seguridad internacional. La misma medida adoptó también ayer el ministerio de Asuntos Exteriores de Rumanía, que afirmó que "se reserva el derecho de actuar en consecuencia".

En reciprocidad, el ministerio de Exteriores de Irán expresó ante el encargado de negocios británico y el embajador rumano en Teherán su protesta por las acusaciones "apresuradas y sin evidencias" de sus países y reiteró que la política iraní es "defenderse y dar una respuesta decisiva, oportuna y adecuada" si es necesario.

EEUU y el Reino Unido han protagonizado encontronazos con Irán en el golfo Pérsico. En 2019 los iraníes derribaron un dron estadounidense por supuestamente violar su espacio aéreo y detuvieron a un petrolero británico en represalia por la confiscación en Gibraltar de otro iraní.

Ministro israelí de defensa

"Debemos actuar ahora"

Contundencia. El ministro de Defensa de Israel, Beny Gantz, advirtió ayer de que su país "debe actuar ahora mismo contra Irán", tras el ataque contra el buque Mercer Street. "La agresión de Irán en la región en general, y en el frente marítimo en particular, se está intensificando", afirmó Gantz en un discurso en el Parlamento israelí. "Irán no solo lucha por obtener capacidades nucleares sino que también está conduciendo a una peligrosa carrera armamentística y sembrando inestabilidad en Oriente Medio", agregó. "El ataque contra el Mercer Street es una clara violación del derecho internacional, es inmoral y constituye un acto de escalada", agregó el ministro israelí de Defensa.

noticias de noticiasdealava