Gobernante Partido Liberal Democrático

Yoshihide Suga, más cerca de ser el nuevo primer ministro de Japón

Ha sido elegido líder del partido gubernamental tras la renuncia de Abe por motivos de salud

14.09.2020 | 23:31
Shinzo Abe entregó ayer a su sucesor y mano derecha un simbólico ramo de flores. Foto: E.P.

tokio – El gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) de Japón eligió ayer a su nuevo líder, Yoshihide Suga, después de que el primer ministro, Shinzo Abe, anunciara a finales de agosto su renuncia debido a una enfermedad intestinal que le impide seguir con normalidad su vida política. El nuevo líder del PLD se convertirá casi con toda seguridad en el próximo primer ministro nipón, ya que el partido controla gran parte de la Cámara de Representantes japonesa, la cual este miércoles celebrará una sesión parlamentaria extraordinaria para nominar al nuevo jefe de Gobierno.

Suga, que era el principal favorito para relevar a Abe en el proceso de elección interna en el seno del PDL, consiguió una clara victoria en la votación de este lunes. El recién elegido portavoz del Gobierno nipón, mano derecha de su predecesor, consiguió 377 votos entre 534 representantes del PDL, de los que 393 son parlamentarios y 141 son altos cargos y cuadros regionales del partido.

Los 377 apoyos que logró Suga suponen el 70% de las papeletas. A gran distancia quedaron el exministro de Asuntos Exteriores Fumio Kishida, que consiguió 89 votos, y el exministro de Defensa Shigeru Isihiba, que logró 68 respaldos en las atípicas primarias.

Tras ser elegido como líder del PDL, Suga hizo un llamamiento para evitar un "vacío político" y apostó por mantener las políticas de Abe para superar la crisis económica derivada de la pandemia del nuevo coronavirus.

"No se puede permitir un vacío político en medio de una crisis nacional causada por el nuevo coronavirus", afirmó. "Debemos superar esta crisis y continuar con los esfuerzos del primer ministro Abe. Hagamos avanzar a este país", proclamó.

En su discurso previo ante los parlamentarios del PDL que lo eligieron como nuevo líder, Suga explicó su proyecto político y los principios con los que pretende liderar el partido y el Gobierno de Japón.

"Mi visión es una sociedad de autoayuda, de ayuda mutua, de ayuda pública y de vínculos afectivos. Tenemos que hacer lo que podamos por nosotros mismos y ayudarnos unos a otros en nuestras comunidades y familias. Las comunidades y familias, por su parte, deben ayudarse unas a otras y el Gobierno debe darles una red de seguridad para protegerse. Quiero crear un Gobierno que cuente con la confianza del pueblo", deseó el nuevo primer .

En este sentido, dijo que promoverá una "reforma regulatoria" que pase por acabar con la "burocracia" y los "intereses creados". Suga ha sido ministro portavoz desde que Abe asumió su segundo mandato como primer ministro en diciembre de 2012 y ha sido uno de los pesos pesados del Gobierno. El nuevo líder del PDL es el primero que no pertenece a ninguna de las facciones que componen el partido. El mandato de Suga se prolongará hasta finales de septiembre de 2021, cuando terminaba el mandato de Abe.

La votación de este lunes en el seno del PDL llega tras una semana de campaña para elegir al sucesor de Shinzo Abe, que anunció a finales de agosto su renuncia por motivos de salud.

nuevo primer ministro Tras la elección de Suga como nuevo líder del PDL, está previsto que el Parlamento de Japón celebre este miércoles una sesión extraordinaria para elegir al nuevo jefe del Gobierno, en sustitución de Abe. El PDL cuenta con una amplia mayoría en la Cámara de Representantes, con lo que Suga saldrá elegido sin dificultades en la sesión extraordinaria.

El nuevo primer ministro de Japón asumirá el papel en un momento crucial de la historia del país, que se enfrenta a una recesión histórica por culpa, entre otros factores, por la crisis sanitaria del coronavirus, que ha dejado ya más de 75.000 contagios y más de 1.400 fallecidos.

En materia de política internacional, Japón se halla en un nuevo conflicto de intereses con China, en pleno fortalecimiento militar del gigante asiático para navegar por las aguas que comparten, además de la sempiterna amenaza que supone la carrera nuclear de Corea del Norte.

A finales de agosto, Abe anunció su dimisión debido a sus problemas de salud, poniendo fin así a varias semanas de especulaciones en torno a su estado. Ya en 2007 la enfermedad intestinal que sufre, colitis ulcerosa, le obligó a dejar el cargo abruptamente tras solo un año como primer ministro, retomando el poder en 2012.