Los autónomos, los olvidados en el covid-19

31.03.2020 | 16:40
Un pintor trabaja en una vivienda

Los autónomos sí pueden seguir trabajando a pesar del endurecimiento del Estado de alarma. Este colectivo queda fuera del ámbito de aplicación: no son trabajadores por cuenta ajena y no podrían acogerse al permiso retribuido recuperable. Sin embargo, Silvia Martínez de UPTA Euskadi asegura que es una "trampa"

Un albañil, un electricista, un pintor, un carpintero pueden trabajar, pero solo en los casos que la labor que tengan que llevar a cabo sea de "urgencia". "Es una trampa. ¿Quién te va a abrir la puerta de casa en un estado de alarma sanitaria?, plantea Silvia Martínez, secretaria General de UPTA Euskadi.

Los autónomos sí pueden seguir trabajando a pesar del endurecimiento del Estado de alarma. Sin embargo, Martínez critica que el Gobierno en el momento que decretó las medidas adoptadas sobre las actividades consideradas esenciales y el permiso retribuido a los trabajadores se olvidó totalmente y una vez más de este colectivo de trabajadores.

"El decreto solo se dirige a los empleados asalariados poniendo en el punto de mira a todos los autónomos. Con este decreto todos los autónomos pueden trabajar, claro, pero solo en la teoría. El declarar un confinamiento total deja fuera a los autónomos y lo que provoca es una inseguridad jurídica al respecto", aclara. De esta manera, Martínez denuncia que el real decreto deja fuera a todos los trabajadores que "no puedan demostrar la bajada de ingresos de al menos de 75%, para poder acceder a la prestación de actividades que han declarado".

El problema en su opinión es que en marzo se trabajó la mitad y un autónomo ha podido facturar a un cliente una cantidad de dinero que a día de hoy igual no ha cobrado. "¿Cómo demuestra ese autónomo que no ha tenido ningún ingreso para solicitar ayuda?", plantea.

Lo cierto es que tras las peticiones realizadas por las diferentes asociaciones de autónomos el Gobierno ha publicado una edición extraordinaria del Boletín Oficial del Estado (BOE) en el que se aclara la situación de los autónomos respecto al decreto publicado el domingo sobre los trabajos considerados esenciales y cuya actividad está permitida a partir de hoy; no son empleados por cuenta ajena y no podrían acogerse al permiso retribuido recuperable. Tampoco son asalariados, y como no podrían recuperar esas horas ni recuperar esos cobros, deben seguir trabajando. Eso sí, si tienen trabajadores, ellos sí que deberán cesar su actividad.


Pero en esta situación se plantean muchas dudas: Y ¿dónde compran el material si todas las empresas están cerradas? ¿Pueden ir a trabajar a una casa durante el confinamiento?

La inmensa mayoría de las empresas de distribución de material están cerradas. "No podemos ir a ninguna casa a realizar una obra. En esta situación de aislamiento es lo lógico", apunta un autónomo afectado.

Precisamente Manu tiene pendiente de pintar la fachada de un caserío en la localidad vizcaina de Dima, pero la abogada le ha dicho que no puede: "No es urgente. Tengo trabajo, pero no lo puedo llevar a cabo. Por lo tanto por muy autónomo que sea tengo que estar en casa". Jon es carpintero y aunque tiene también pendientes algunas obras que realizar las tiene paradas: "De entrada ya me han cobrado la cuota de autónomo pero no puedo ir a trabajar por lo menos hasta después de Semana Santa. No sé de qué nos sirve ser esenciales si no podemos ir a ninguna vivienda, ni tampoco podemos comprar material. Nos toca seguir pagando, pero sin facturar a ver cómo lo hacemos", se lamenta.

Aplazamiento de cuotas

Las asociaciones de autónomos denuncian ser siempre los eternos olvidados y aunque se alegran de que algunas profesiones se hayan considerado esenciales para poder seguir ejerciendo su labor, se muestran preocupados por el presente y el futuro de este colectivo formado en Euskadi por alrededor de 170.860 personas. "Por qué la peluquería era un bien esencial y un fontanero, ¿no? Si se rompe una tubería en casa a quién llamas?", pregunta Odei González de la Asociación de autónomos de Euskadi (Abat).

En esta situación "negra e incierta", así la califican, las asociaciones de autómomos reclaman ayudas directas para este colectivo que "no ganan si no trabajan", dicen. "Nos dicen que podemos aplazar el pago de las cuotas, pero no sabemos cómo va a ser ni cuándo nos lo van a reclamar", cuenta González.

El Consejo de Ministros ha aprobado finalmenre  el aplazamiento de las deudas de los autónomos hasta el 30 de junio y la moratoria de los días trabajados en marzo sin intereses. "Lo que hemos solicitado es que haya una moratoria, pero que no vuelvan con un recargo", apunta.

Por el momento lo de la moratoria del pago del IVA ya está contemplado en "Bizkaia, Nafarroa.. y en Gipuzkoa ya trabajan en ello". "Nosotros desde UPTA llevamos propuestas para el consejo de ministros del martes de la semana pasada sobre la moratoria del pago de la cuota y sobre la rectificación de bajar el porcentaje que no se tenga en cuenta el 75% de la disminución si no que bajarán al menos al 50% de la facturación y que se tuviera en cuenta la cancelación del mes anterior y no la media de los seis meses anteriores que consideramos que es una barbaridad".


Lo cierto es que las principales organizaciones de autónomos, ATA, UPTA y Uatae, que habían enviado una carta conjunta al Gobierno reclamando la medida, han celebrado la decisión. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha felicitado en un tuit a los autónomos que se han sumado a la petición de aplazar cuotas, al ser "muy coherente" porque "sin ingresos no se puede pagar las cuotas", aunque ha dicho temer que la cuota de marzo se cobrará.

Ante esta conyuntura social las asociaciones de autónomos muestran su preocupación ante el futuro incierto que dejará el cierre de todos los negocios una vez que se levante la alerta sanitaria decretada por el Gobierno: "¿Cuántos negocios no podrán volver a levantar la persiana y cuántos trabajadores no les dará para pagar sus facturas?". Son algunas de las preguntas que quedan en el aire.